Home
>
Sabueso
>
Te Explico
>
Mira tu brazo, ¿ves una cicatriz? Esta es la vacuna que ‘nos marcó’ desde niños
Mira tu brazo, ¿ves una cicatriz? Esta es la vacuna que ‘nos marcó’ desde niños
5 minutos de lectura
Mira tu brazo, ¿ves una cicatriz? Esta es la vacuna que ‘nos marcó’ desde niños
El proceso para que surja la cicatriz tarda un promedio de 12 semanas
14 de febrero, 2021
Por: Siboney Flores
@SiboneyFt 
0

La aparición de la COVID-19 puso de nuevo en el reflector la importancia de vacunarse. ¿Recuerdas cuál fue la última que te pusieron? 

Pocos podrían decir con exactitud cuáles son las vacunas que les han aplicado a lo largo de su vida, pero hay una que es difícil olvidar.

¿Por qué? Porque a muchos nos dejó una marca en el brazo, que es para toda la vida. 

Por qué deja cicatriz

Se trata de la vacuna contra la tuberculosis, una enfermedad que suele afectar mayormente a los pulmones y las vías respiratorias. 

Y la razón de que nos deje una cicatriz es que es la única de todo el esquema de vacunación, al menos en México, que tiene una aplicación intradérmica. 

Es decir, es aplicada de manera diferente a las otras, de forma más superficial, en la primera capa de la piel.

“La vacuna se aplica con el brazo estirado a 45 grados e introduciendo la aguja entre 10 y 15 grados respecto a la piel, a lo que conocemos como la dermis, por eso la persona que la aplique recibe una capacitación para ello”, explica Anai Romero, médica egresada de la Universidad de Guadalajara. 

La cicatriz termina por ocurrir como una reacción del cuerpo a la vacuna, aunque también hay casos de personas en las que no deja huella, porque todos los organismos son distintos. 

Esta vacuna se tiene que aplicar a una edad muy temprana. Desde niños recién nacidos y hasta los 5 años, y en la mayoría de veces se aplica en el brazo izquierdo, aunque se puede aplicar en el otro brazo o en la pompa. 

En la cartilla de vacunación aparece como vacuna BCG. La Secretaría de Salud (SSA) explica que es una abreviación de las dos bacterias vivas de las que está compuesta, la Bacilo de Calmette y de la de Guérin.

El proceso para que surja la cicatriz 

Romero explica que luego de vacunarse va a existir una respuesta inmediata del cuerpo a la vacuna. 

“Entre 10 y 15 minutos después de haberla aplicado, se debe formar lo que conocemos como una pápula, que es como un una ronchita rosada, y en teoría eso sucede porque debajo de ello está la solución que aplicaste”, detalla Romero. 

La médica general describe que en realidad la dosis de aplicación es muy pequeña, pues es de .1 mililitros para niños mayores de un año y de la mitad de esto a menores de un año, por eso la pápula no es tan grande. 

Después de eso, pasarán entre dos y tres semanas para que se elimine la pápula, y en su lugar sea una mancha rojiza sin bulto. 

Para la cuarta semana tendrá una consistencia dura cuando se toca. Y para la sexta semana comenzará a hincharse y formará un nódulo,  algo así como un piquete de mosquito, es decir, una bolita roja. Ahí puede permanecer entre una o dos semanas y los médicos piden mantener limpia la zona, pero no rascar, ni tallar, ni exprimir. 

Finalmente para la semana 12 se formará una costra, que finalmente se caerá y dejará la cicatriz. 

Romero agrega que hay personas vacunadas que no les deja marca, por lo que es importante tener una cartilla de vacunación y el registro de lo que se aplica. 

La SSA también señala que otra de las cosas que pueden pasar tras la vacunación es que se inflame un poco la axila, del brazo donde se vacuno. Se sentirán unas pequeñas bolitas, pero con el tiempo se quitarán. Es decir, no es una señal de alerta. 

A lo que sí debe prestarse cuidado es cuando aparece un nódulo o una úlcera antes de la cuarta semana. 

“En ese caso se tiene que descartar que ya haya tenido una infección activa por tuberculosis, y ver el estado del sistema inmune de la persona que fue vacunada”, advierte Romero. 

Una vez que ha sido aplicada y que se tenga la cicatriz o no, se recomienda nunca volver a aplicar otra dosis, pues sería contraproducente para el cuerpo. 

Sus características

La tuberculosis fue descubierta en 1882, pero tiene algunas similitudes con lo que provoca el coronavirus. Por ejemplo, suele afectar mayormente a los pulmones y las vías respiratorias. 

Al igual que la COVID, la tuberculosis se contagia por micro partículas de la boca y nariz, aunque en este caso se trata de bacterias, no de un virus. 

“Es causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis… No todas las personas infectadas por las bacterias de la tuberculosis se enferman. Por eso, existen dos afecciones relacionadas con la tuberculosis: la infección de tuberculosis latente (LTBI, por sus siglas en inglés) y la enfermedad de tuberculosis. Si no se trata adecuadamente, la enfermedad de tuberculosis puede ser mortal”, señalan los CDC estadounidenses.

Está clasificada por las áreas que puede afectar. 

La tuberculosis puede afectar los pulmones, pero también puede dañar el sistema nervioso, los huesos, la piel, los intestinos, riñones, genitales y los ganglios linfáticos. 

Y cuando una persona enferma por tuberculosis y padece de diabetes, VIH-SIDA, alcoholismo, desnutrición, cáncer o una baja inmunidad, puede tener un pronóstico médico complicado. 

Isis Bedolla, médica general por la Universidad de Guadalajara, explica que la vacuna sirve para prevenir las formas graves de la tuberculosis, de cabeza, tuberculosis meníngea y la tuberculosis miliar, a través del torrente sanguíneo. 

“Como es una enfermedad endémica en el país  y prevalente, todos estamos expuestos a la tuberculosis, pero es mínimo quienes tienen manifestaciones clínicas”, menciona la médica.  

Disponibilidad de la vacuna

La vacuna existe desde junio de 1921 y es segura. En México es gratuita dentro de las instituciones públicas es gratuita, por lo que se puede solicitar después de que nazca un niño (a) y hasta los 5 años de edad. 

Pero al menos en noviembre de 2020, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que había escasez de la vacuna, así que otra opción es adquirirla en un consultorio médico particular.

La tuberculosis es curable y su tratamiento médico dura entre seis y nueve meses, según los CDC de Estados Unidos. Los fármacos que se aplican son Isoniazida, Rifampina, Etambutol y Pirazinamida (PZA).

Cifras sobre la tuberculosis

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reportó en este comunicado que en 2016 murieron 2 mil 569 personas en el país a causa de la tuberculosis. 

Además, ese mismo año, se reportaron 21 mil 184 casos de personas que contrajeron esa enfermedad. En 2015, fueron 20,561.

La  Secretaría de Salud explicó que cada año más de la mitad de los municipios en México notifican casos de tuberculosis. Los que más reportan son Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, Veracruz, Acapulco, Reynosa, Matamoros, Hermosillo, Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Monterrey y Tabasco. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Covid-19
Explainer
Tuberculosis
vacuna
image
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
6 minutos de lectura
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
El proceso para que surja la cicatriz tarda un promedio de 12 semanas
21 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Martine Moïse, que resultó herida en el ataque en el que asesinaron a su esposo, el entonces presidente de Haití Jovenel Moïse, forma parte ahora de la lista de decenas de acusados tras dos años de investigación.

Se le imputan los cargos de “complicidad y asociación criminal”, según un documento legal filtrado por un portal de noticias haitiano.

Ni la ex primera dama ni su abogado han hecho comentarios sobre la acusación por el momento.

Moïse, en paradero desconocido, ha utilizado las redes sociales en los últimos días para denunciar “detenciones injustas” y lo que calificó como una “persecución interminable”.

Nuevas acusaciones

Los medios haitianos destacaron que, si bien el extenso documento legal acusa a 51 personas, no identifica a quién ordenó y financió el asesinato del presidente Moïse.

El dirigente de 53 años fue muerto a tiros el 7 de julio de 2021 en su residencia privada en las afueras de la capital, Puerto Príncipe, por un grupo de mercenarios, en su mayoría colombianos.

Los últimos cargos se hicieron públicos el lunes, cuando el portal de noticias haitiano Ayibo Post filtró la acusación, y fueron presentados por Walther Wesser Voltaire, el quinto juez que encabeza la investigación del asesinato.

En el documento legal de 122 páginas, el magistrado expone las acusaciones a Martine Moïse y otros 50 sospechosos.

Sostiene que las declaraciones de la ex primera dama tras el asesinato de su marido estuvieron “tan marcadas por contradicciones que dejan mucho que desear y la desacreditan”.

La ex primera dama

Martine Moïse
Getty Images
La esposa de Jovenel Moïse se encuentra en paradero desconocido.

Martine Moïse, de 49 años, fue gravemente herida en el ataque a su residencia en Pétion-Ville que culminó con la muerte de su marido.

Sufrió impactos de bala en los brazos y el muslo, además de lesiones severas en la mano y el abdomen.

Tras el incidente fue atendida de urgencia en el Hospital General de Puerto Príncipe, en medio de una gran confusión y falsos rumores sobre su fallecimiento.

Después la evacuaron a Miami, EE.UU., donde describió el asesinato de su esposo como un ataque de individuos “altamente entrenados y fuertemente armados” que buscaban sabotear la transición democrática en Haití.

El mismo julio de 2021 regresó a su país de forma inesperada, y su defensa legal asegura que en la actualidad permanece escondida en un lugar no revelado por motivos de seguridad.

Martine Moïse ha criticado en varias ocasiones la investigación del asesinato de su marido, al considerar que los magistrados encargados del caso no tienen interés en destapar la verdad.

La ex primera dama, que conoció a Jovenel Moïse durante su etapa universitaria, destacó durante su mandato por apoyar causas cívicas y humanitarias.

Lideró la Fondasyon Klere Ayiti, una ONG de desarrollo comunitario sobre educación y asuntos de la mujer, y también fue presidenta de coordinación del Fondo Mundial en Haití, que busca combatir el VIH/sida, la malaria y otras enfermedades en el país caribeño.

Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018
Getty Images
Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018.

La declaración para implicarla

Como prueba contra Martine Moïse el documento cita una declaración de Lyonel Valbrun, que era secretario general en el Palacio Nacional de Haití cuando asesinaron al presidente.

Valbrun alega que Jovenel Moïse llegó al Palacio Nacional de Haití, la residencia oficial del presidente, dos días antes del asesinato.

Según el secretario general, Martine Moïse pasó cinco horas sacando “un montón de cosas” del palacio.

No está claro qué objetos supuestamente se llevó, pero la declaración sugiere que las acciones de la ex primera dama no respondían a “intuición” o “casualidad”, sino que tenía conocimiento previo de los acontecimientos que estaban por venir.

Valbrun alega también que ese mismo día ella lo llamó y le dijo: “Jovenel (Moïse) no ha hecho nada por nosotros” como presidente.

La acusación también menciona a otro sospechoso, el exfuncionario del Ministerio de Justicia haitiano Joseph Felix Badio, que acusa a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido del poder.

Según Badio, la ex primera dama conspiró con el entonces primer ministro, Claude Joseph, para destituir a Moïse.

Claude Joseph
Getty Images
Claude Joseph aún era primer ministro cuando Moïse fue asesinado, pero pronto fue reemplazado por Henry.

El plan, alegó Badio, era que Claude Joseph liderara el país hasta que se celebraran elecciones, en las que Martine Moïse se presentaría como candidata a la presidencia.

Claude Joseph también ha sido acusado de conspiración y asociación para delinquir.

Las sospechas sobre el actual presidente

En una declaración al periódico Miami Herald, Joseph aseguró que él y la ex primera dama están siendo atacados por el actual presidente y primer ministro en funciones de Haití, Ariel Henry.

El que fue primer ministro hasta el asesinato de Moïse sostiene que Henry fue “el principal beneficiario” de este crimen, ya que tomó posesión de su cargo dos semanas después y permanece en el poder desde entonces.

Las peticiones para su renuncia han aumentado en las últimas semanas, y muchos haitianos denuncian que no ha cumplido su promesa de celebrar elecciones.

Ariel Henry
Getty Images
Hay quienes apuntan a la implicación del actual presidente en funciones, Ariel Henry, pero no figura como sospechoso en la investigación.

Henry sostiene que los comicios no se pueden convocar mientras el país esté azotado por la violencia de las pandillas, fuera de control desde el asesinato del presidente Moïse.

Claude acusa a Henry de “convertir al sistema de justicia haitiano en un arma, procesando a opositores políticos como yo”.

“No lograron matarnos a Martine Moïse y a mí el 7 de julio de 2021, y ahora están utilizando el sistema de justicia haitiano para promover su agenda maquiavélica”, publicó.

Henry no está en la lista de acusados por el juez Walther Wesser Voltaire, pese a que los registros telefónicos supuestamente mostraban que recibió varias llamadas telefónicas de uno de los sospechosos en las horas posteriores al asesinato.

El sospechoso que supuestamente llamó al actual presidente es Joseph Felix Badio, el mismo hombre a quien se cita acusando a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido.

Henry siempre ha sostenido que no recuerda haber recibido una llamada telefónica de Badio la noche del asesinato.

Sin embargo, el hecho de que cesara al fiscal que intentó interrogarlo por las llamadas telefónicas desató críticas y retrasó aún más la investigación.

El primer ministro también desestimó las acusaciones de estar vinculado de alguna manera con el asesinato de Moïse y las calificó de “noticias falsas”.

Las autoridades haitianas no son las únicas que investigan el asesinato de Moïse.

Cuatro personas han sido condenadas a cadena perpetua en Estados Unidos, donde se habría urdido parte del complot para derrocar al presidente Moïse.

línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Covid-19
Explainer
Tuberculosis
vacuna