Home
>
Sabueso
>
Fact-Checking
>
México aún no está entre los países con mejor distribución del ingreso, es falso el dicho de AMLO
México aún no está entre los países con mejor distribución del ingreso, es falso el dicho de AMLO
5 minutos de lectura
México aún no está entre los países con mejor distribución del ingreso, es falso el dicho de AMLO
badge-falso
Falso
Frase: México es de los países en la actualidad con mejor distribución del ingreso, con mejor distribución de la riqueza
Autor: Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
Lugar y fecha: 2 de enero de 2023, Palacio Nacional
05 de enero, 2023
Por: Frasua Esquerra
@ 
0

El presidente López Obrador afirmó que “México ya es no sólo una potencia económica, México es de los países en la actualidad con mejor distribución del ingreso, con mejor distribución de la riqueza, es uno de los países con más felicidad, con más esperanza”.

Sin embargo, los datos muestran que su dicho del 2 de enero es falso: si bien México en 2020 (año más reciente del que se tienen cifras) alcanzó a nivel interno su mejor nivel de distribución del ingreso, en una comparación internacional el país sigue teniendo uno de los peores niveles de desigualdad, al nivel de naciones como Zimbabue, Yemen o Guinea-Bissau. 

Según el Informe sobre la Desigualdad Global 2022 que realiza el Laboratorio de Desigualdad Mundial, en México el 10% más acaudalado “ha concentrado entre el 55 y el 60% de los ingresos”, mientras que el 50% de la población “solo posee entre 8 y el 10% de los ingresos”, lo cual hace que México sea uno “de los países más desiguales del mundo”. 

Fuente: Informe sobre la Desigualdad Global 2022. 

Las cifras más recientes que presenta el informe indican que en México el 10% de la población comparte el 57.4% del ingreso y el 1% el 26.1%. Estas cifras no son así para la mitad de la población, quienes solo reciben el 9.2%.

En este mismo sentido, al medir la concentración de la riqueza la brecha de desigualdad aumenta, ya que solo en las manos del 10% más rico se encuentra el 78.7% de la riqueza total y tan solo el 1% concentra el 46.9% de la misma. Mientras que para el 50% de la población más desfavorecida este indicador es incluso negativo, con un -0.2%.

Fuente: Informe sobre la Desigualdad Global 2022. 

 

Estas cifras colocan a México entre los países más desiguales del mundo, ya que según este informe, en el país el 10% más favorecido obtiene ingresos —antes de impuestos— 31 veces superiores a los que recibe el 50% más desfavorecido. 

Fuente: Informe sobre la Desigualdad Global 2022. 

Entre los países que presentan una mejor distribución del ingreso se encuentran Islandia, Noruega, Países Bajos y Francia. En este último, por ejemplo, el 10% de la población percibe ingresos que son siete veces superiores a los que percibe el 50% de la población con menores ingresos.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) más reciente (2020) indicó que el décimo decil —el más alto— poblacional recibía un ingreso diario promedio 15.5 veces superior al que recibe una persona del primer decil —el más bajo—. 

Mientras que en el décimo decil el ingreso diario era de 819.4 pesos, en el primer decil era de tan solo 52.8 pesos. 

En una declaración de Oxfam a Animal Político la organización señaló que “aunque en 2020 se registró el menor nivel de desigualdad desde que se tiene registro, somos uno de los países más desiguales del mundo”.

“De acuerdo con datos del Banco Mundial, la desigualdad del ingreso en México es la más baja desde que se tiene registro (1989). Sin embargo, nuestro país ocupa el lugar 144 de 168 en términos de concentración de los ingresos. Es decir, somos parte del top 25 de países con mayor desigualdad de ingresos a nivel global”, indicó el organismo.

“En términos de riqueza, existen pocas fuentes de datos disponibles para México. Con base en la ENFIH 2019, Unda Gutiérrez y Brown Solá (2023) encontraron que el 47% de la riqueza neta se encuentra en manos del 1% más rico —la cifra asciende a 78% si observamos al 10% más rico”.

Si comparamos estos datos con el resto del mundo, “México es uno de los países más desiguales, a la par de Sudáfrica, Brasil, Chile y Perú”, de acuerdo con el Informe de Desigualdad Global 2022 y solo tomando en cuenta países para los cuales hay datos.

Fuente: Informe sobre la Desigualdad Global 2022.

De acuerdo con Oxfam, “el ingreso es la cantidad de dinero que una persona o un hogar recibe en un periodo determinado, y puede provenir de sueldos y salarios, intereses por rendimientos de inversiones” o transferencias, entre otros.

Si los ingresos no se utilizan, detallaron, “entonces pueden ser convertidos en riqueza”, que es el “valor de todos los activos que posee una persona o un hogar, ya sea como cuentas bancarias de ahorro, inversiones financieras como bonos o acciones, o propiedades como casas, automóviles, piezas de arte, joyas, entre otros”.

Riqueza acumulada y desigualdad

Máximo Jaramillo, cofundador del Instituto de Estudios sobre Desigualdad (Indesig) y del proyecto Gatitos Contra la Desigualdad, coincidió en que México “es de los que peor distribución de ingresos tiene”. 

Señaló que, en la materia de distribución de ingresos el país ha estado estancado y que “en lugar de mejorar o retroceder, realmente casi no se ha movido en los últimos treinta años”.

Jaramillo compartió  con este medio una gráfica en la que se presenta el coeficiente de Gini para el caso mexicano desde 1982 al 2021. El coeficiente de Gini mide el nivel de concentración que existe en la distribución de los ingresos. Un valor cercano a uno refleja mayor desigualdad, mientras que si tiende a cero significa que existe mayor equidad en la distribución del ingreso. 

Entre los países de América Latina —una de las regiones más desiguales del planeta— México presenta uno de las mayores brechas en la distribución del ingreso, junto con otros países como Brasil, Colombia, Perú y Chile.

De acuerdo con el Laboratorio de Desigualdad Mundial a nivel global la desigualdad en la riqueza es más pronunciada que la de ingresos. La mitad más pobre de la población apenas posee el 2% de la riqueza, mientras que el 10% más rico concentra el 76%.

“Quienes nacen ricos, difícilmente dejarán de serlo”

El reporte Desigualdad en México: el que quiere no siempre puede realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señala que “a pesar de ser la decimoquinta economía más grande del mundo, en México el origen es destino, por lo que quienes nacieron ricos, difícilmente dejarán de serlo, mientras que los pobres, rara vez podrán ascender en la escala económica”.

De acuerdo con el Informe Movilidad Social en México 2019 realizado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, “74 de cada 100 mexicanos que nacen en la base de la escalera social, no logran superar la condición de pobreza. En cambio, 57 de cada 100 de quienes nacen en hogares del extremo superior de la escalera social, se mantienen ahí el resto de su vida”. 

La situación es aún más preocupante en la región sur del país, en donde “86 de cada 100 mexicanos nacidos en los hogares más pobres” “no logran superar la condición de pobreza”. Diferente al norte del país en donde la cifra se reduce a 54 de cada 100.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
6 minutos de lectura
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
El país sigue estando entre las 25 naciones con peor distribución del ingreso, refirió Oxfam citando datos del Banco Mundial.
21 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Martine Moïse, que resultó herida en el ataque en el que asesinaron a su esposo, el entonces presidente de Haití Jovenel Moïse, forma parte ahora de la lista de decenas de acusados tras dos años de investigación.

Se le imputan los cargos de “complicidad y asociación criminal”, según un documento legal filtrado por un portal de noticias haitiano.

Ni la ex primera dama ni su abogado han hecho comentarios sobre la acusación por el momento.

Moïse, en paradero desconocido, ha utilizado las redes sociales en los últimos días para denunciar “detenciones injustas” y lo que calificó como una “persecución interminable”.

Nuevas acusaciones

Los medios haitianos destacaron que, si bien el extenso documento legal acusa a 51 personas, no identifica a quién ordenó y financió el asesinato del presidente Moïse.

El dirigente de 53 años fue muerto a tiros el 7 de julio de 2021 en su residencia privada en las afueras de la capital, Puerto Príncipe, por un grupo de mercenarios, en su mayoría colombianos.

Los últimos cargos se hicieron públicos el lunes, cuando el portal de noticias haitiano Ayibo Post filtró la acusación, y fueron presentados por Walther Wesser Voltaire, el quinto juez que encabeza la investigación del asesinato.

En el documento legal de 122 páginas, el magistrado expone las acusaciones a Martine Moïse y otros 50 sospechosos.

Sostiene que las declaraciones de la ex primera dama tras el asesinato de su marido estuvieron “tan marcadas por contradicciones que dejan mucho que desear y la desacreditan”.

La ex primera dama

Martine Moïse
Getty Images
La esposa de Jovenel Moïse se encuentra en paradero desconocido.

Martine Moïse, de 49 años, fue gravemente herida en el ataque a su residencia en Pétion-Ville que culminó con la muerte de su marido.

Sufrió impactos de bala en los brazos y el muslo, además de lesiones severas en la mano y el abdomen.

Tras el incidente fue atendida de urgencia en el Hospital General de Puerto Príncipe, en medio de una gran confusión y falsos rumores sobre su fallecimiento.

Después la evacuaron a Miami, EE.UU., donde describió el asesinato de su esposo como un ataque de individuos “altamente entrenados y fuertemente armados” que buscaban sabotear la transición democrática en Haití.

El mismo julio de 2021 regresó a su país de forma inesperada, y su defensa legal asegura que en la actualidad permanece escondida en un lugar no revelado por motivos de seguridad.

Martine Moïse ha criticado en varias ocasiones la investigación del asesinato de su marido, al considerar que los magistrados encargados del caso no tienen interés en destapar la verdad.

La ex primera dama, que conoció a Jovenel Moïse durante su etapa universitaria, destacó durante su mandato por apoyar causas cívicas y humanitarias.

Lideró la Fondasyon Klere Ayiti, una ONG de desarrollo comunitario sobre educación y asuntos de la mujer, y también fue presidenta de coordinación del Fondo Mundial en Haití, que busca combatir el VIH/sida, la malaria y otras enfermedades en el país caribeño.

Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018
Getty Images
Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018.

La declaración para implicarla

Como prueba contra Martine Moïse el documento cita una declaración de Lyonel Valbrun, que era secretario general en el Palacio Nacional de Haití cuando asesinaron al presidente.

Valbrun alega que Jovenel Moïse llegó al Palacio Nacional de Haití, la residencia oficial del presidente, dos días antes del asesinato.

Según el secretario general, Martine Moïse pasó cinco horas sacando “un montón de cosas” del palacio.

No está claro qué objetos supuestamente se llevó, pero la declaración sugiere que las acciones de la ex primera dama no respondían a “intuición” o “casualidad”, sino que tenía conocimiento previo de los acontecimientos que estaban por venir.

Valbrun alega también que ese mismo día ella lo llamó y le dijo: “Jovenel (Moïse) no ha hecho nada por nosotros” como presidente.

La acusación también menciona a otro sospechoso, el exfuncionario del Ministerio de Justicia haitiano Joseph Felix Badio, que acusa a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido del poder.

Según Badio, la ex primera dama conspiró con el entonces primer ministro, Claude Joseph, para destituir a Moïse.

Claude Joseph
Getty Images
Claude Joseph aún era primer ministro cuando Moïse fue asesinado, pero pronto fue reemplazado por Henry.

El plan, alegó Badio, era que Claude Joseph liderara el país hasta que se celebraran elecciones, en las que Martine Moïse se presentaría como candidata a la presidencia.

Claude Joseph también ha sido acusado de conspiración y asociación para delinquir.

Las sospechas sobre el actual presidente

En una declaración al periódico Miami Herald, Joseph aseguró que él y la ex primera dama están siendo atacados por el actual presidente y primer ministro en funciones de Haití, Ariel Henry.

El que fue primer ministro hasta el asesinato de Moïse sostiene que Henry fue “el principal beneficiario” de este crimen, ya que tomó posesión de su cargo dos semanas después y permanece en el poder desde entonces.

Las peticiones para su renuncia han aumentado en las últimas semanas, y muchos haitianos denuncian que no ha cumplido su promesa de celebrar elecciones.

Ariel Henry
Getty Images
Hay quienes apuntan a la implicación del actual presidente en funciones, Ariel Henry, pero no figura como sospechoso en la investigación.

Henry sostiene que los comicios no se pueden convocar mientras el país esté azotado por la violencia de las pandillas, fuera de control desde el asesinato del presidente Moïse.

Claude acusa a Henry de “convertir al sistema de justicia haitiano en un arma, procesando a opositores políticos como yo”.

“No lograron matarnos a Martine Moïse y a mí el 7 de julio de 2021, y ahora están utilizando el sistema de justicia haitiano para promover su agenda maquiavélica”, publicó.

Henry no está en la lista de acusados por el juez Walther Wesser Voltaire, pese a que los registros telefónicos supuestamente mostraban que recibió varias llamadas telefónicas de uno de los sospechosos en las horas posteriores al asesinato.

El sospechoso que supuestamente llamó al actual presidente es Joseph Felix Badio, el mismo hombre a quien se cita acusando a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido.

Henry siempre ha sostenido que no recuerda haber recibido una llamada telefónica de Badio la noche del asesinato.

Sin embargo, el hecho de que cesara al fiscal que intentó interrogarlo por las llamadas telefónicas desató críticas y retrasó aún más la investigación.

El primer ministro también desestimó las acusaciones de estar vinculado de alguna manera con el asesinato de Moïse y las calificó de “noticias falsas”.

Las autoridades haitianas no son las únicas que investigan el asesinato de Moïse.

Cuatro personas han sido condenadas a cadena perpetua en Estados Unidos, donde se habría urdido parte del complot para derrocar al presidente Moïse.

línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.