Home
>
Sabueso
>
Desinformacion
>
Estas fotos no muestran a jaguares que murieron por el Tren Maya; una es de Tepic y otra de Colombia
Estas fotos no muestran a jaguares que murieron por el Tren Maya; una es de Tepic y otra de Colombia
3 minutos de lectura
Estas fotos no muestran a jaguares que murieron por el Tren Maya; una es de Tepic y otra de Colombia
Una publicación en redes sociales saca de contexto las fotografías de jaguares atropellados y acusa que fue por el Tren Maya.
30 de marzo, 2022
Por: León Ramírez
@leonramz 
0

Usuarios de redes sociales compartieron cuatro imágenes que supuestamente muestran a jaguares que han muerto por la construcción del Tren Maya en el sur de México. Sin embargo, las fotografías fueron sacadas de contexto: una foto es de Colombia y dos ocurrieron en zonas distantes a la obra.

Desde que inició la construcción del Tren Maya (2019) a la fecha, han sido 5 jaguares los que han muerto al ser atropellados en carreteras de la Península, que resultan ser aledañas a la construcción de las vías de la famosa obra”, dice una de las publicaciones, que se ha compartido 602 veces en Facebook.

En Twitter, decenas de usuarios también difundieron las imágenes de los jaguares muertos, acompañadas del mismo mensaje.

Los post empezaron a circular después del lanzamiento de la campaña “Sélvame del Tren”, en contra del nuevo trazo de la obra, y las críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador hacia ambientalistas.

Con la herramienta CrowdTangle y la búsqueda inversa de Google y Bing, detectamos que las imágenes utilizadas en realidad corresponden a sucesos que no están relacionados directamente con el proyecto o corresponden a otros países.

La primera imagen fue publicada en diciembre de 2020 por medios colombianos como El Tiempo y La Razón. En sus notas, los medios coincidieron en que este felino fue atropellado en el departamento de Córdoba, Colombia.

La segunda fotografía se difunde desde enero 2020, pero organizaciones y medios de comunicación locales señalaron entonces que se trataba de un ejemplar atropellado frente en una carretera en la frontera entre México y Guatemala, una zona alejada del Tren Maya.

Sobre la tercera fotografía, la búsqueda inversa lleva a varias notas y tuits publicados en octubre de 2020 que reportan la muerte del animal cerca de la Carretera Costera del Golfo, en Campeche.

En ese caso, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió un comunicado en el que afirma que “la causa de la muerte fue por fracturas múltiples presumiblemente ocasionadas por atropellamiento, no observándose evidencia de heridas de otro tipo”.

Por esta zona sí pasará el Tren Maya, y específicamente estará la estación San Francisco de Campeche, aunque hasta el momento no hay evidencia de que su atropellamiento esté relacionado con la obra.

La cuarta foto corresponde a un suceso en Tepic, Nayarit, en junio del 2018. Es decir, sucedió antes de que iniciara la obra, y en un estado diferente. Con la búsqueda interna, encontramos que medios de comunicación reportaron el hallazgo del felino en la autopista Tepic-San Blas.

Además, la imagen tiene una marca de Rawl Páez. Al buscarlo en Facebook, encontramos que él compartió esa imagen el 2 de junio de 2018.

Si bien estas imágenes no corresponden al Tren Maya, distintas organizaciones han señalado que la construcción de la obra generará múltiples impactos, como deforestación, daños en cavernas, lagunas y cenotes, extinción de flora y fauna, y sobreurbanización de la zona selvática por donde pasará el tren.

En conclusión: Las imágenes que incluye la publicación que advierte sobre los jaguares que supuestamente murieron por el Tren Maya fueron sacadas de contexto: en realidad corresponden a otros sucesos, algunos de ellos fuera del país o en zonas alejadas a la obra. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
tren maya
image
“Ellos mandan pistolas al sur, nosotros fentanilo al norte”: el tráfico de esta droga en ciudades fronterizas de México y EE.UU.
7 minutos de lectura
“Ellos mandan pistolas al sur, nosotros fentanilo al norte”: el tráfico de esta droga en ciudades fronterizas de México y EE.UU.
Una publicación en redes sociales saca de contexto las fotografías de jaguares atropellados y acusa que fue por el Tren Maya.
28 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

La escena con la que se encontraron los paramédicos de Tijuana al entrar en el bar “La Perla” a primera hora de la mañana era desoladora.

Dos hombres estaban inconscientes, uno tirado en el suelo y su amigo desplomado en una silla. Sus vidas pendían de un hilo.

Una vez más, los servicios de urgencias de la ciudad tenían que intervenir por una sospecha de sobredosis de fenatnilo, algo que se ha vuelto cada vez más habitual en los turnos de noche, según el paramédico Gabriel Valladares.

“La situación está empeorando. Cada vez vemos más y más, y siempre es fentanilo“, afirma.

El opioide sintético es 50 veces más potente que la heroína y está haciendo mucho más difícil el trabajo de los paramédicos.

“Generalmente vemos dos o tres sobredosis por noche. Pero hemos tenido hasta seis o siete casos en una sola llamada, probablemente porque todos tomaron la misma sustancia”, añade Gabriel.

Algunos de los miembros del equipo que llegaron a “La Perla” iniciaron rápidamente la reanimación cardiopulmonar de los dos pacientes mientras otros preparaban dosis de Narcan, el fármaco más eficaz para revertir una sobredosis de fentanilo.

Es posible que los dos hombres ni siquiera supieran que estaban consumiendo fentanilo.

Dado que este opioide es barato y fácil de producir y transportar, los carteles de la droga mexicanos han empezado a mezclarlo con otras drogas recreativas como la cocaína.

Una “epidemia”

Incautación de drogas en Tijuana
Getty Images
Según autoridades del estado de Texas, EE.UU., una dosis de fentanilo del tamaño de 15 granos de sal puede ser letal.

La ciudad fronteriza mexicana se encuentra sumida en una auténtica epidemia de drogas. Pero el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, le ha restado importancia al problema.

Aquí no se produce fentanilo. Aquí no se consume fentanilo”, dijo el año pasado. Tras esa polémica afirmación, prometió presentar una nueva ley en el Congreso para prohibir el consumo de fentanilo y otros opioides sintéticos.

En Tijuana, temen que eso puede ser muy poco y venir demasiado tarde.

El doctor César González Vaca, director de los servicios forenses del estado de Baja California, me cuenta que durante más de un año su departamento ha analizado todos los cadáveres que llegan a sus morgues en dos ciudades fronterizas, Mexicali y Tijuana, en busca de fentanilo.

El estudio ha demostrado que alrededor de uno de cada cuatro cadáveres en Mexicali contenía fentanilo, dice, y el pasado mes de julio, las estadísticas para Tijuana llegaban a uno de cada tres.

“Parece que, cuanto más cerca estamos de la frontera, más consumo de esta droga vemos”, explica González Vaca.

“Desafortunadamente, no podemos comparar los resultados con otros estados de la República, ya que somos el primer estado en realizar este estudio”, agrega, y exhorta a sus homólogos de todo el país a ayudar a construir un panorama nacional más claro.

Una crisis subestimada

César González Vaca
BBC
Muchos cadáveres en Tijuana dan positivo en fentanilo, afirma el doctor César González Vaca.

Quienes trabajan con los vivos en Tijuana también afirman que el presidente ha subestimado la magnitud de la crisis en México.

Prevencasa es un centro de reducción de daños de la ciudad que ofrece cambio de agujas y servicios médicos a los adictos.

Su directora, Lily Pacheco, selecciona al azar dos agujas usadas y dos frascos de droga vacíos del contenedor de desechos.

Los cuatro artículos dan positivo en fentanilo. La ciudad está inundada de fentanilo, dice Lily.

“Por supuesto que existe el fentanilo. Sugerir lo contrario es no reconocer esta realidad. Tenemos las pruebas aquí mismo”, expone, señalando las tiras reactivas.

“Las sobredosis que vemos y todos los que han muerto a causa del fentanilo también son parte de esa evidencia. Ignorar el problema no lo resolverá. Al contrario, seguirá muriendo gente”.

Al terminar nuestra entrevista, de repente se produce una ilustración de la crisis mucho más visceral que las pruebas de fentanilo en jeringuillas usadas.

Lily sale corriendo a la calle, donde alguien sufre una sobredosis. Ella también lleva Narcan, donado por una organización benéfica estadounidense, y salva la vida del hombre.

Tuvo suerte. Pero muchos no.

Impacto en Estados Unidos

La epidemia de fentanilo ha golpeado especialmente duro al país vecino, Estados Unidos, el mayor mercado mundial de drogas ilegales. Se calcula que allí murieron 70.000 personas por sobredosis el año pasado.

Elijah Gonzales fue uno de ellos.

Con sólo 15 años, sufrió una sobredosis accidental con una pastilla falsificada de Xanax procedente de México que no tenía ni idea que contenía fentanilo.

Los mensajes de texto que la madre de Elijah, Nellie Morales, encontró después sugieren que era la primera vez que experimentaba con drogas.

Su cuerpo simplemente no pudo soportarlo.

“Lo extraño todos los días”, dice Nellie en su apartamento de El Paso, Texas, adornado con fotos de su hijo. “Se iba a graduar en junio. Una parte de mí murió ese día que él murió“.

Nellie
BBC
Elijah, el hijo de Nellie, sufrió una sobredosis de fentanilo en El Paso, Texas, al otro lado de la frontera con México.

Por desgracia, este tipo de muertes son frecuentes en Estados Unidos.

Más de cinco habitantes de Texas mueren cada día a causa del fentanilo, según las autoridades estatales, y sólo en el condado de El Paso el fentanilo estuvo implicado en el 85% de sobredosis accidentales como la de Elijah.

La policía de la ciudad compara la situación con la epidemia de crack de los años 80.

El Paso se encuentra al otro lado de la frontera de una de las ciudades más peligrosas de México, Ciudad Juárez.

Cuando la visitamos, los agentes de aduana estadounidenses incautaron en un solo día 33 kg de fentanilo, cantidad suficiente para matar a todos los habitantes de El Paso dos veces.

Algunos republicanos han llegado incluso a abogar por enviar tropas a México para luchar contra los carteles.

No cabe duda de que estos debates ocuparán un lugar preponderante en la campaña electoral estadounidense para los comicios de noviembre.

Sin embargo, dada la facilidad con que se transporta, es casi imposible detener el flujo de fentanilo hacia Estados Unidos.

El negocio de los traficantes

En Ciudad Juárez, me reúno con Kevin (no es su verdadero nombre), un joven de 17 años dedicado al tráfico de drogas y sicario del cartel de La empresa.

Me muestra videos de su banda transportando la droga por túneles bajo la frontera entre México y Estados Unidos.

“Un kilo de fentanilo le hace ganar al cartel unos US$200.000 en EE.UU.”, dice, “yo gano unos US$1.000 por llevarlo al norte”.

Traficante de drogas
BBC
Las bandas reclutan a niños para que les ayuden a traficar fentanilo.

Kevin lleva trabajando con el cartel desde que tenía sólo 9 años. Pero nunca había visto nada como el fentanilo. Predice que es el futuro del tráfico ilegal de drogas:

“Es la droga más fuerte que he visto, químicamente tan potente que la gente sigue pidiendo más y más. Va a seguir explotando”, afirma.

Le pregunté si siente algún remordimiento por las muertes de adolescentes estadounidenses como Elijah.

“No, todo forma parte de una cadena”, dice y se encoge de hombros. “Ellos envían armas al sur, nosotros enviamos fentanilo al norte. Cada uno es responsable de sus actos”.

De vuelta en Tijuana, aunque hicieron falta tres dosis de Narcan, los paramédicos consiguieron sacar a uno de los pacientes del borde del abismo en el bar “La Perla”.

Para su amigo, en cambio, ya era demasiado tarde. Murió entre botellas de cerveza y vasos vacíos en el suelo del bar.

El silencio digno de los paramédicos es interrumpido por el horrible sonido de un lamento.

La madre del fallecido llega al bar y le comunican que su hijo, de 27 años, es otra víctima de este poderoso estupefaciente.

Su muerte es una nota a pie de página en un año electoral a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México.

Línea gris
BBC

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
tren maya