Home
>
Analisis
>
Autores
>
Lo que quiso decir
>
Convento del siglo XVI de Zacualpan de Amilpas, Morelos
plumaje-icon
Lo que quiso decir
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan y Asociados, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor... Continuar Leyendo
7 minutos de lectura
Convento del siglo XVI de Zacualpan de Amilpas, Morelos
El convento de la Inmaculada Concepción de Zacualpan de Amilpas, Morelos, es una fundación de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de la Orden de San Agustín. El terremoto del 19 de septiembre de 2017 causó graves daños en la iglesia y el claustro, pero sobre todo en la capilla del Rosario. En diciembre de 2022 se sigue trabajando en la reconstrucción.
31 de diciembre, 2023
Por: Rubén Aguilar
0

Zacualpan de Amilpas, Morelos

En 1994 la Unesco declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad 14 conventos del siglo XVI en las faldas del Popocatépetl. El Convento de la Inmaculada Concepción es uno de ellos.

Convento de la Inmaculada Concepción Convento del siglo XVI de Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

Toponimia

El vocablo náhuatl Zacualpan proviene de tzacual-li, “cosa tapada”, y pan, “encima”. Significa “sobre cosa tapada”.

Historia

El conjunto conventual es una fundación de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de la Orden de San Agustín (OSA).

La región, situada al sur de las faldas del Popocatépetl, se empezó a evangelizar desde Ocuituco, en 1534 con la labor de los agustinos Francisco de la Cruz y Juan de Oseguera.

El conjunto conventual de Ocuituco fue el punto de partida en la tarea evangelizadora en las provincias de Tlapa y Chilapa, ruta que incluía a Zacualpan, donde en 1535 se crea una visita.

La construcción inicia a mediados del siglo XVI, bajo la dirección de fray Juan Cruzat (o Cruzate), muerto en 1575 y quien también participó en las obras del convento de Jonacatepec y fue prior del convento de Malinalco. De acuerdo con Rafael Gutiérrez Yáñez, para el año de 1567 la edificación ya estaba terminada.

Del convento de Zacualpan dependían las vistas de los pueblos de Amilcingo, Huazulco, Popotlán, Temoac y Tlacotepec, y las haciendas de San Francisco Coatepec y Santa Lucía Chicomocelo.

En 1676 se reconstruye la iglesia bajo la dirección de fray Diego de Castellón. Se conserva la planta de una nave con bóveda de cañón corrido y se agregan arcos fajones soportados por pilastras en los muros. La capilla del Rosario es obra del siglo XVIII.

Para principios de la segunda mitad del siglo XVIII la parroquia pasa a manos del clero secular. Hasta el siglo XIX Zacualpan se encontraba bajo la jurisdicción del Estado de México y de la Arquidiócesis de México. En 1891 se crea la Diócesis de Cuernavaca y pasa a depender de ella. El archivo parroquial tiene libros desde 1587.

El terremoto del 19 de septiembre de 2017 causó graves daños en la iglesia y el claustro, pero sobre todo en la capilla del Rosario. En diciembre de 2022 se sigue trabajando en la reconstrucción.

Plano del conjunto conventual del convento de la Inmaculada Concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Plano del conjunto conventual. A la izquierda la capilla del Rosario, al centro la nave de la iglesia y a la derecha el convento con todas sus estructuras. Destaca la arcada del claustro.

Descripción:

1. Atrio

Atrio del convento de la inmaculada Concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

El conjunto conventual está sobre una plataforma por arriba del nivel de la calle. El atrio es ahora un jardín con árboles, al centro un pasillo que va de la entrada principal a la puerta de la iglesia. La barda es del siglo XIX. Las dos entradas al atrio tienen un doble arco de medio punto y a la principal se sube por una doble rampa con escalones muy suaves y a la lateral a través de una escalera con diez peldaños.

Entrada del atrio del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.
Entrada lateral del atrio del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Entrada principal y lateral de la izquierda. Foto: Rubén Aguilar.
Muro del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.
Capilla abierta del muro del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
En dos de las esquinas del muro hay una capilla abierta. Foto: Rubén Aguilar.
Atrio del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.
Atrio del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

2. Cruz atrial

Cruz atrial del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
La cruz atrial está a la izquierda del atrio. Debe ser del siglo XIX o principios del siglo XX. Foto: Rubén Aguilar.

3. Capilla abierta y portal de peregrinos

Capilla abierta y portal de peregrinos del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

La capilla abierta es un arco de medio punto y en el techo de la bóveda tiene pintura mural con formas geométricas. A un lado está el portal de peregrinos con dos arcos de medio punto por los que se ingresa al convento. Los tres arcos son del siglo XVI.

4. Iglesia

Exterior

Fachada del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

La fachada es del siglo XVII y tiene tres elementos. La portada que es un arco de medio punto en medio de dos pilastras. Es de cantera. La ventana del coro y el remate mixtilíneo con almenas. Al centro un reloj. A la derecha, sobre parte del convento, una espadaña de arco de medio punto alargado.

A la izquierda de la fachada, la torre que tiene tres cuerpos. El primero es liso y corre a lo largo de la fachada. El segundo cuenta con arcos de medio punto alargados en cada uno de sus lados y el tercero con adornos en cada lado sostiene la cúpula.

Interior

Interior de la iglesia del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

La planta es de una sola nave. El techo en una bóveda de cañón corrido con arcos fajones de medio punto que se sostienen en pilastras. Todo de mampostería.

A lo largo de los siglos la iglesia ha tenido diversas intervenciones. El altar mayor y los laterales son de estilo neoclásico.

En el lado derecho de la nave principal se ubica la capilla de las Ánimas, que desde 1968 alberga una pila bautismal del siglo XVI de estilo tequitqui.

5. Capilla del Rosario 

Capilla de Rosario del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

Al costado norte de la nave de la iglesia está la capilla del Rosario obra barroca del siglo XVIII. En el exterior se observa una estructura muy elaborada. Los muros norte, oriente y poniente son semicirculares y están coronados por gallones que forman veneras.

El tambor de la cúpula tiene pilastras que cubren cada uno de los ocho ángulos de la estructura con ventanas en forma de estrellas. La linternilla tiene también pilastras, para enmarcar las ventanas de arco de medio punto que dan luz al interior. La cubierta es una cúpula que remata en una esfera sobre la que se apoya una cruz. Las puertas de ingreso a la capilla tienen una profusa talla barroca que podrían ser obra del Maestro de Zacualpan, Higinio López. 1

Interior de la capilla del rosario del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

Sobre la planta de ingreso se encuentra el coro que está cubierto por medio de una bóveda de aristas. La cúpula que cierra el centro de la capilla es de planta octagonal y su media naranja, ligeramente peraltada, también está gallonada. El cimborio está decorado con pomas que resaltan entre los gallones y sirven de marco a la linternilla de planta circular que se levanta sobre ella. En los muros y en el tambor de la cúpula se abren ventanas en forma de estrella. Detrás de la capilla se encuentran el camarín de la Virgen y su sacristía.

Hay dos retablos: el principal, dedicado a la Virgen del Rosario, y el del muro poniente, a la Virgen de Guadalupe. Según Gutiérrez Yáñez, el primero, pudo ser ofrenda “del gremio más allegado a los españoles”, en tanto que el de Guadalupe, “como en contraparte, del grupo criollo que formaban los peones de la hacienda” de Chicomocelo, que era un importante centro económico de la zona.

En el muro oriente, se encuentran elementos que, tal vez, procedían de retablos hoy desaparecidos. En el ángulo noreste se levanta un púlpito barroco, decorado con casetones y flores.

Como remate de su tornavoz se alza una escultura que representa un ángel, mismo que perdió las alas. De acuerdo con el autor citado, el retablo de la Virgen del Rosario, la balaustrada del coro y tal vez el púlpito podrían ser obra de Higinio López.

6. Convento

Patio del Claustro del Convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.

El patio del claustro es de forma cuadrada. En el claustro bajo hay cuatro arcos de medio punto alargados en medio de contrafuertes y en el claustro alto cuatro ventanas de arcos de medio punto en medio de contrafuertes. Las ventanas están al centro de las paredes. El conjunto es de cantera.

En las bóvedas pinturas murales que imitan artesonados mudéjares: hexágonos, triángulos y rombos, además de motivos vegetales y religiosos.

Jardín interior del claustro del Convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Foto: Rubén Aguilar.
Exterior del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.
Exterior del convento. Foto: Rubén Aguilar.

Comentario

El conjunto conventual de Zacualpan de Amilpas es uno de los 14 conventos del siglo XVI en las faldas del Popocatépetl, que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Fue seriamente afectado por el sismo de septiembre de 2017. En la vista que hice en diciembre de 2022 siguen los trabajos de restauración. Los daños en la capilla barroca del Rosario fueron muy severos. No se ve que se vaya a terminar en los próximos dos años.

Del siglo XVI sobrevive el convento, la capilla abierta y el portal de peregrinos. La iglesia actual es del siglo XVII (1676) y ha vivido muchas modificaciones. Ahora su interior es neoclásico.

Estructura del convento de la inmaculada concepción en Zacualpan de Amilpas, Morelos.

Las estructuras que se conservan del siglo XVI son muy bellas. El juego de los arcos del portal de peregrinos con el de la capilla abierta. Los arcos del claustro bajo y las ventanas del claustro alto.

La capilla barroca del Rosario del siglo XVIII es un trabajo importante. Por su forma se le compara con la Capilla del Pocito en la Basílica de Guadalupe, en el Ciudad de México. Son de la misma época.

Resulta original el muro que rodea el atrio y las capillas posas en dos de sus esquinas. Son del siglo XIX. La reunión de elementos de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX dan cuenta de la intensa actividad que ha tenido lugar en los casi 500 años de su existencia.

***

Fuentes consultadas:

  • Notas de las visitas.
  • Kubler, George, Arquitectura Mexicana del Siglo XVI, FCE, México, 1983.
  • Toussaint, Alfonso, Conventos en Morelos, Gobierno del Estado de Morelos, Cuernavaca, Morelos, 2003.
  • Fernández, Martha, La capilla del Rosario del convento agustino de la Inmaculada Concepción, Revista Electrónica Imágenes, Instituto de Investigaciones Estéticas – UNAM, Ciudad de México, 17.02.18.
  • Puente Lutteroth, Alicia y Jaime García Mendoza, Inventario del archivo parroquial de la Inmaculada Concepción, Zacualpa de Amilpas, Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C., México, 2008.

Visitas:

1996; 2022 (diciembre).

 

1 Fernández, Martha, La capilla del Rosario del convento agustino de la Inmaculada Concepción, Revista Electrónica Imágenes, Instituto de Investigaciones Estéticas – UNAM, Ciudad de México, 17.02.18.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
La historia detrás de “I Will Survive”, el éxito de Gloria Gaynor que se convirtió en un himno
7 minutos de lectura
La historia detrás de “I Will Survive”, el éxito de Gloria Gaynor que se convirtió en un himno
El convento de la Inmaculada Concepción de Zacualpan de Amilpas, Morelos, es una fundación de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de la Orden de San Agustín. El terremoto del 19 de septiembre de 2017 causó graves daños en la iglesia y el claustro, pero sobre todo en la capilla del Rosario. En diciembre de 2022 se sigue trabajando en la reconstrucción.
25 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Podría considerarse el himno ideal tras una ruptura dolorosa, pero en realidad el origen de I Will Survive, la mítica canción de Gloria Gaynor, no tiene nada que ver con el amor.

Las canciones pop siempre se basan en estribillos pegadizos para atrapar al oyente; lo vemos desde los Beatles hasta Taylor Swift. Pero pocas canciones atrapan con la misma seguridad con que lo hace la obra maestra de Gloria Gaynor, lanzada en 1978.

La canción marcó tanto la carrera de la cantante que es el título de un nuevo documental sobre la vida de la ahora octogenaria: Gloria Gaynor: I Will Survive.

“Esa canción es mi historia”, dijo Gaynor en una entrevista reciente con The Independent.

Su interpretación vocal es emotiva. Y la letra, poderosa. Si al principio creemos que habla del miedo (“First I was afraid, I was petrified”, “Al principio tenía miedo, estaba petrificada”), la canción luego nos revela que en realidad habla de fuerza, empoderamiento y resiliencia.

“Creo que la razón por la que es tan querida es que tiene unos ritmos disco muy dinámicos”, dice Oliver Keens, DJ disco y columnista de The Independent.

Bestley, DJ y artista con un profundo conocimiento de la música disco, house y soul, apunta además que el ritmo medio de la canción es de 117 pulsaciones por minuto.

¿Qué significa esto? “Tiene una velocidad estupenda para bailar durante un buen rato”, ya que eleva el ritmo cardíaco de quien la baila en un modo similar a practicar un ejercicio ligero, explica el experto.

La influencia de la canción

I Will Survive no es sólo una canción querida, también es un hito.

Se incluyó en el Registro Nacional de Grabaciones, un catálogo de grabaciones sonoras “consideradas cultural, histórica o estéticamente significativas” por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

A pesar de tener 45 años, conserva un atractivo que abarca generaciones. Harry Styles, ídolo de la generación Z, hizo su versión en el festival de Coachella 2022 en Estados Unidos, y Madonna, icono para generaciones anteriores, lo cantará en su Celebration Tour, una gira que abarca toda su carrera.

Gloria Gaynor en una fotografía en blanco y negro durante una actuación.
Gaynor empezó a cantar en la década de los 60 y el éxito de I Will Survive llegó en 1979. Foto: Getty Images.

Aunque Gaynor anotó otros éxitos durante la era disco, sobre todo con su versión de 1974 de Never Can Say Goodbye de los Jackson 5, esta es su canción insignia.

El nuevo documental sobre su vida y carrera, que se proyectó en los cines de EE.UU. solo durante un día, el 13 de febrero, y que se espera tenga un estreno más amplio en breve, demuestra que definitivamente se ha ganado ese epíteto.

La película sigue los tenaces intentos de la cantante por grabar su primer álbum de gospel a mediados de los 70 –a pesar de que su representante le dijo que “nadie quería eso” de ella– y repasa los numerosos obstáculos personales que superó: desde un desafiante matrimonio durante 26 años con su ex manager, Lynwood Johnson, de quien se divorció en 2005 y a quien describe en la película como un “imán de mujeres”, al asesinato de su hermana en 1995.

Gaynor también cuenta que fue abusada sexualmente en varias ocasiones por la pareja de su madre cuando ella tenía 12 años y nuevamente a los 17 por el primo de su novio.

Gaynor comenzó a cantar profesionalmente a mediados de la década de 1960 como miembro de la banda de jazz-R&B The Soul Satisfiers, pero sólo logró el éxito internacional después de convertirse en solista y pasarse a la música disco en la década siguiente.

Cuando “I Will Survive” ascendió al número uno en las listas de sencillos de Estados Unidos y Reino Unido en 1979, se convirtió en su mayor éxito y en el más duradero.

En 1993, “I Will Survive” de Gaynor regresó al top 10 de Reino Unido después de que el remezclador Phil Kelsey le diera una actualización elegante para la era de la música house.

La versión disco original de Gaynor sigue siendo un emblema hasta el día de hoy, pero a lo largo de los años, decenas de artistas le han puesto su propio sello.

Cómo empezó todo

“I Will Survive” está tan arraigada a la cultura pop mundial que es sorprendente saber que inicialmente fue pensada como un tema desechable.

Cuando Gaynor lo grabó en 1978 se designó como la cara B de una canción entonces popular llamada “Substitute”, que había sido un éxito para la banda de rock sudafricana Clout.

El sello de Gaynor, Casablanca, pidió al compositor Freddie Perren que produjera una nueva versión disco y él aceptó con la condición de que también pudiera producir su cara B.

Gloria Gaynor en una actuación. Imagen en blanco y negro.
Al leer la letra de la canción, Gaynor vio su potencial porque era atemporal. Foto: Getty Images.

Cuando le mostró a Gaynor la letra de “I Will Survive”, una canción que había escrito con el también compositor Dino Fekaris, ella inmediatamente notó su potencial.

“Dije que la letra era atemporal”, reveló la cantante recientemente a la cadena estadounidense NPR.

También recordó haber dicho a sus colaboradores: “¿Cómo pueden poner este tema en la cara B?’ “’Bueno, ese es el trato que hicimos'”, le contestaron.

Gaynor estaba tan segura de que “I Will Survive” merecía una oportunidad adecuada que se la dio a Richie Kaczor, un DJ del club nocturno más influyente de Nueva York, Studio 54.

“Al público le encantó de inmediato. Pensé: “Esta es una canción de éxito, porque al público de Nueva York nada le encanta inmediatamente. Así que le di al DJ una pila de discos para que se los diera a sus amigos DJ”, le dijo Gaynor a la revista Forbes en 2020.

Muy pronto, “I Will Survive” resultó tan popular en las pistas de baile que el sello discográfico de Gaynor lo convirtió en cara A y escaló las listas de éxitos.

“I Will Survive” habla de una ruptura… laboral

Mientras dominaba la escena disco de Nueva York, a 80 millas, en Fire Island, un complejo de playa popular entre la comunidad LGTBQ+, la canción empezó a sonar.

Según la Sociedad de Preservación Histórica de Fire Island Pines , “se convirtió en uno de los himnos por excelencia del Orgullo Gay” en 1979 y “se ha mantenido firme como uno de los favoritos de los hombres homosexuales en todo el mundo”.

Más de 40 años después, en 2022, la revista Time Out la colocó en lo más alto de su lista de “50 canciones gay para celebrar el Orgullo durante todo el año “.

Es fácil ver por qué. Es una canción con un sentido dramático innato que siempre ha resonado entre los oyentes LGBTQ+. Frases desafiantes como “¿Pensaste que me desmoronaría? ¿Pensaste que me acostaría y moriría?” realmente toca la fibra sensible de cualquiera que tenga que luchar por su derecho a vivir como quiera.

“Es una canción sobre el empoderamiento y la autorrealización, y como la letra no menciona el género del cantante ni de la persona a la que le cantan, cualquiera puede identificarse con ella”, dice Bestley.

Puede que “I Will Survive” no tenga género, pero como la versión más famosa la canta Gaynor, también ha sido adoptada como un himno de empoderamiento femenino.

Es la historia de alguien que supera la angustia causada por su insensible ex y dice: “No soy esa personita encadenada que sigue enamorada de ti”.

Lo curioso es que, a pesar de lo que se piensa, la canción no trata sobre una ruptura sentimental… sino un revés profesional.

Gloria Gaynor en un escenario cantando.
Gaynor puso un video de ella lavándose las manos a ritmo de I will survive durante la pandemia. En la foto, durante una actuación en 2023. Foto: Getty Images.

Fekaris contó que la escribió después de ser despedido de su trabajo como redactor en Motown Records.

La letra trata claramente de seguir adelante después de una relación fallida, pero contiene un sentido más amplio de cruda resiliencia y Gaynor vertió su propia desgracia con su rugiente interpretación vocal.

Un hito que perdura

Sin duda, “I Will Survive” ha demostrado también tener una gran capacidad de adaptación a lo largo de los años.

El DJ y productor Eric Kupper recuerda en entrevista con BBC Culture los remixes que circularon durante la pandemia de 2020 como un “mensaje de empoderamiento”, después de que un vídeo de Gaynor lavándose las manos para desinfectárselas al ritmo de la canción se volviera viral.

Sin embargo, Kupper también cree que “I Will Survive” ha perdurado gracias a su gran calidad.

“Es una canción excelente y bien elaborada, tanto musical como líricamente, y (Gaynor) la interpreta con gran pasión”, subraya.

Independientemente de si estás en una situación como la que narra la canción o no, hay algo conmovedor e identificable en el disco de Gaynor: es una canción que te respalda cuando necesitas meterte en lo profundo y decir: ”Oh no, not I – I will survive”. Sobreviviré.

Línea gris
BBC

Recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la última versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.