Home
>
Analisis
>
Organizaciones
>
Captura del Estado
>
La compra de CitiBanamex por Grupo México, entre las finanzas y los derechos humanos
plumaje-icon
Captura del Estado
El Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) es una organización regional, de la... Continuar Leyendo
13 minutos de lectura
La compra de CitiBanamex por Grupo México, entre las finanzas y los derechos humanos
Grupo México y su dueño, Germán Larrea, han sido señalados por falta de transparencia en los impactos de sus proyectos e inversiones, por perseguir sindicalistas, por la nula rendición de cuentas ante catástrofes que involucran vidas humanas y por negligencias ambientales en cuerpos de agua nacionales.
25 de abril, 2023
Por: Luis Franco Garza e Ivette González

Hace 137 años comienza la historia de Banamex, que fue privatizado en los noventa quedando como Grupo Financiero Banamex-Accival, y que en 2001 fue comprado por Citigroup. Una institución financiera que ha tenido vínculos con muchos actores políticos en su historia y que maneja recursos de millones de personas en México.

La adquisición de este banco puede potenciar el poder de los actores que quieren comprarlo. Grupo México quiere comprar Banamex. ¿Sabes qué es Grupo México y por qué es relevante esta posible compra?

Los corporativos con inversión en la industria energética acumulan un poder de gran calibre en la vida social, económica y política de los Estados. En esta esfera se mueve Grupo México, un clúster de empresas multinacionales dedicadas a la extracción de minerales, al transporte, a la infraestructura urbana-industrial, y al entretenimiento. Es la cuarta empresa más grande de México con una capitalización de mercado de más de 22 mil millones de dólares anuales.

Su división de minería, con propiedades en América y Europa, acapara la mayor reserva de cobre en el mundo y ocupa el cuarto lugar en producción de este metal en toda la industria. Por lo tanto, Grupo México juega un papel activo en la especulación de precios del cobre, uno de los metales clave para la transición energética. En transportes, su capacidad ferroviaria supera toda posibilidad de competencia pública y privada en México al movilizar mercancías en 11,000 km entre puertos al interior del país, extendiendo su oferta a pasajeros en algunas rutas. Las actividades de infraestructura del corporativo engloban empresas de perforación, combustible, ingeniería, vivienda y autopistas. También es dueño de Cinemex, una cadena de proyección cinematográfica, cuya Fundación usa este poder para incidir en el discurso público capturando audiencias.

Grupo México y su dueño, Germán Larrea, han sido señalados por falta de transparencia en los impactos de sus proyectos e inversiones, por perseguir sindicalistas, por la nula rendición de cuentas ante catástrofes que involucran vidas humanas, por negligencias ambientales en cuerpos de agua nacionales, y por aquel capitalismo “de cuates” que caracterizó la compra de sus patrimonios insignia. Larrea, con su familia, tiene alrededor de 24 mil 300 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg, es una de las dos personas más ricas de América Latina. 1 Sin embargo, su fortuna convive con una gran marginación en las regiones en las que extrae su riqueza, en donde la calidad del aire, agua y tierra han quedado supeditadas a la expansión de su cartera.

La joya de German Larrea es justamente la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, Sonora. De acuerdo con informes anuales de Grupo México, esta mina a cielo abierto posee un total de 93,706 hectáreas. Solo esta propiedad representa el 17.5 % del total de la superficie concesionada en todo el país, y dado que la explotación minera requiere grandes cantidades de agua, también implica un reordenamiento de prioridades en su uso que choca de frente con el derecho humano al acceso al agua.

En noviembre de 2022, el presidente de México denunció a Grupo México por utilizar al gobierno a su beneficio después de que la empresa contrató a un exfuncionario público que le otorgó un derecho de explotación en medio de un cese al otorgamiento de nuevas concesiones hídricas. Esta práctica, conocida como “puerta giratoria” por la manera en que funcionarios entran y salen en puestos gubernamentales y corporativos, apuesta por desdibujar, para beneficio de pocos, la línea que debe separar el poder político y el económico. La incidencia de Grupo México en la vida pública también se observa en Sonora, en donde cada proyecto de expansión se acompaña de eventos gubernamentales que celebran la voluntad que la empresa tiene para crecer sus operaciones, ignorando el estrés hídrico y el clima de injusticias ambientales que azota a la entidad, componentes clave de la plataforma de campaña del actual gobernador, sobre la cual ya no se sostiene.

La injerencia de la empresa en las actividades sociales de los pueblos que ha contaminado y en los que colindan sus operaciones también llama la atención. Sus brigadas realizan talleres con temáticas ambientales, se adentran en los municipios entregando premios en eventos culturales, y organizan actividades en donde pintan instalaciones educativas y de salud con los colores o logos de su empresa. También promueve estas actividades desde su Fundación a través de la gran cadena nacional de cines de su propiedad, Cinemex, en donde usa este poder para incidir en el discurso público capturando a la audiencia, que busca entretenerse. La captura corporativa del Estado es un ejercicio político y civil constante promovido por Germán Larrea y por las operaciones de Grupo México, quienes aprovechan el abandono del Estado para pedir a los pueblos aplausos y fotos a cambio de sus donaciones.

Un ejemplo en el historial de violaciones a derechos humanos

La mina Buenavista del Cobre fue el punto de partida para el peor desastre ambiental en la historia de la minería en el país. En el 2014 una de las presas de lixiviados que contenía un concentrado de minerales y ácido sulfúrico se derramó hacia los ríos Sonora y Bacanuchi. La empresa no tomó con seriedad el asunto y dejó que los habitantes se encontraran por sorpresa con un río de aguas ácidas y peligrosas. Para dotar de fondos a un mecanismo de resarcimiento de daños posterior al desastre, creó junto con el gobierno federal un fideicomiso privado. Este fondo, en contra de todo principio de la función pública, se puso a cargo de un Subsecretario de la Semarnat, dejando que los fondos privados se administraran a través de un trabajador del Estado. Las acciones llevadas a cabo por este fideicomiso fueron insuficientes, centradas en la reparación del daño a través de pagos individuales, y se utilizó para beneficiar a compañías y asociaciones cercanas al entonces subsecretario Rodolfo Lacy Tamayo y a Germán Larrea.

Como un premio a la impunidad, Buenavista del Cobre amplió su capacidad de producción obteniendo permisos para construir una gran presa de jales que estará en proceso de llenado hasta el 2050, año en el que será uno de los cuerpos de agua más visibles en Sonora. Esta presa fue construida cerrando sin previo aviso el camino rural que históricamente había utilizado el pueblo de Bacanuchi para acceder a servicios básicos en Cananea. La comunidad ahora tiene que transitar por propiedad privada para llegar al mismo destino. En el 2018 la SCJN resolvió que esta presa había sido construida sin la debida consulta a las comunidades. En el informe preventivo de esta construcción se declara que hay un riesgo de colapso, y aunque esto es posible en cualquier obra de gran calibre, el historial de Grupo México no le da garantías de seguridad a los pueblos río abajo.

En el 2021 el Gobierno Federal creó el Plan de Justicia para Cananea – Río Sonora con la promesa de atender las problemáticas ambientales y laborales que ha desatado la empresa en toda la cuenca. Las autoridades a cargo del Plan encontraron exposición a metales pesados como arsénico, manganeso, cadmio, y plomo en porcentajes que van del 50 al 90 por ciento de la población. Estos y otros metales también aparecen en repetidas ocasiones que la en muestras de suelo, aire y agua superficial y subterránea. Al 2023, Grupo México mantiene su política de negligencia y negación al querer desvincularse del daño, adjudicando toda prueba de afectación a que la cuenca es una “región mineralizada”.

Con la capacidad que Grupo México ya tiene para movilizar información, fuentes de trabajo, mercancías básicas, y energía, es necesario cuestionar el alcance que implica que, un corporativo con amplio historial de violaciones a los Derechos Humanos, adquiera un banco que mueve fondos de inversión, afores, prestamos, y endeudamiento.

Interés en la compra de CitiBanamex

Grupo México ha manifestado su interés por comprar la parte del banco Banamex propiedad de la estadounidense Citigroup que abarca consumo como créditos, hipotecas, autos, préstamos a PYMES, aseguradora, casa de bolsa y afores entre otros.

El conglomerado va a ofrecer entre nueve mil 600 y 11 mil 200 millones de dólares y según el Bank of America Securities, Banamex tiene una valuación de entre 12 mil 500 y 15 mil millones de dólares. 2

Hasta ahora no se ha realizado la compra cuyos mayores postores son Grupo México y Banca Mifel. Es una transacción que ha sido sonada en los medios de comunicación y en donde las empresas dicen que el gobierno federal está metiendo las manos en un proceso que corresponde sólo a privados. 3

Las condiciones del gobierno para dicha compra son: que el acuerdo sea respaldado por capital mexicano, que el comprador no tenga deudas de impuestos con el SAT, que la amplia colección de arte del banco permanezca en México y una muy importante, que no se despida a los y las trabajadoras de manera masiva.

Recordemos el escándalo de fraude a CitiBanamex por parte de Oceanografía en 2014 por 400 millones de dólares. El fraude consistió en la presentación de cuentas por cobrar falsas por parte de Oceanografía a CitiBanamex para apalancar créditos. Las cuentas por cobrar hacían referencia a servicios prestados a PEMEX con facturas irregulares. La institución no condujo procesos efectivos para evitar que esto sucediera. Otros casos son tanto la acusación por lavado de dinero o uso de fondos ilícitos movidos por clientes, como que ha estado entre los primeros lugares de las instituciones financieras con más quejas por parte de usuarios.

Por otro lado, cómo puede corresponder sólo a privados esta decisión cuando una institución financiera implica a empresas del Estado como la mencionada PEMEX y mantiene relaciones comerciales con él, cuando el manejo de la información, de datos personales y biométricos, y cuando los recursos de millones de usuarios, así como el manejo del futuro de las personas y familias a través de las Afore quedaría en manos de un privado. Estas decisiones no deben corresponder a la esfera privada porque están vinculadas a los intereses del Estado y al interés público.

Asimismo, el presidente López Obrador aseguró en una de sus conferencias matutinas que las Afores son negocios seguros para los financieros, pero no así para los trabajadores. México se ha jactado de tener uno de los mejores sistemas de pensiones con transparencia. Las Afore se volvieron la principal fuente de financiamiento de la deuda de largo plazo del gobierno, de las empresas privadas, así como de las empresas productivas del Estado. Estas son el inversionista institucional más importante del país. 4

En octubre, 2022 las Afores administraban un total de cinco billones 55.3 mil millones de pesos. 5 CitiBanamex, administra aproximadamente 786 mil 724.1 millones de pesos en su Afore, que está entre las tres principales de México.

Aunque Larrea asegure no despedir empleados en la compra de CitiBanamex, su empresa se sostiene históricamente en total impunidad ante sus abusos a los derechos humanos y su total menosprecio a las personas afectadas, y su captura del Estado, en beneficio privado. Su conglomerado es quien manejaría la información y datos de usuarios y va a invertir los fondos ahorro para el retiro de las personas, que es el patrimonio de muchas familias. Los millones de usuarios que tendrán su Afore en CitiBanamex, sin saberlo, estarán respaldando estas atrocidades y su dinero y futuro se manejará por una empresa con estos antecedentes.

Las instituciones financieras tienen la responsabilidad de hacer su debida diligencia en derechos humanos en sus operaciones y ciclos de inversión e incluso en las compras, divisiones, fusiones de las mismas. 6 Pero no hay una obligación de hacerlo en una regulación adecuada y clara que mire por la responsabilidad jurídica de aquellas instituciones que cometan actos contrarios a la Constitución Mexicana, a los marcos normativos nacionales, al derecho internacional de los derechos humanos, a los estándares internacionales y a lo que todos estos no han establecido en favor de la realización plena de los derechos humanos.

El Estado debe desarrollar regulaciones ante el actuar de las instituciones financieras frente a los derechos humanos, sancionar los incumplimientos y malas prácticas, así como abstenerse de contratar a quienes no cumplan.

El Estado debe proteger y garantizar los derechos humanos exigiendo este cumplimiento a las instituciones financieras y a las empresas, antes de brindar su apoyo y/o de generar relaciones con las mismas. Al no hacerlo, el Estado resultaría implicado en caso de abusos a los derechos humanos o bien cometería una omisión en su obligación de protección cuando estos sucedieran. En este caso, las autoridades deben incluir en sus condiciones para la compra de CitiBanamex el respeto a los derechos humanos para aquella entidad que se comprometa a tener un papel preponderante en la sociedad y no sólo actuando por su beneficio económico privado.

El conglomerado de empresas que tiene Grupo México le otorga un poder de decisión muy amplio y esto aumentaría significativamente si se añade a su portafolio una institución financiera de esta magnitud.

Es importante mirar hacia estas instituciones financieras  dado que tienen un rol de peso en las decisiones del país y manejan los recursos y patrimonio de las personas, sabiendo que hay derechos humanos que son constantemente negados por la lógica del libre mercado. Dado el vínculo cercano del Estado con las instituciones financieras, éste debe responder por el interés público y no por la carrera en búsqueda de un mayor y más rápido retorno de capital solo para intereses particulares.

* Luis Franco Garza e Ivette González son Organizador Comunitario y Directora de Vinculación Estratégica e Incidencia, respectivamente, en PODER.

 

 

Aclaración de Oceanografía:

ANIMAL POLÍTICO

 

Daniel Moreno Chávez

Director General

 

Gloria Márquez

Directora general

 

María Cristerna

Subdirectora editorial

 

Mauricio Torres

Jefe de información

 

Presentes,

 

En mi carácter de representante legal de Oceanografía, S.A. de C.V., con fundamento en los artículos 1, 6, 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 1, 2, 3, 4, 5, 6, 10, 11, 12 y demás relativos y aplicables a la Ley Reglamentaria del Artículo 6º, Párrafo Primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Derecho de Réplica; solicito que se aclare la información que fue publicada el día 25 de abril del año en curso, bajo el título: “La compra de CitiBanamex por Grupo México, entre las finanzas y los derechos humanos”, firmada por Luis Franco Garza e Ivette González, misma que puede ser consultada en el siguiente enlace:

Toda vez que se realizan diversas afirmaciones falsas, inexactas, tendenciosas y carentes de fundamento legal, lo cual genera un desprestigio y posible daño moral. Por lo que nos reservamos las acciones de Ley a que haya lugar.

Al tener en cuenta los elementos anteriores, me permito hacer las siguientes precisiones:

1. NO existe ningún fraude a CitiBanamex por parte de Oceanografía como su nota lo afirma.

La denuncia presentada por Citibanamex el 28 de febrero del 2014, al día de hoy, -9 años después- no ha sido comprobada. En respuesta, tanto en México como en Estados Unidos esta Empresa ha presentado denuncias y demandas judiciales en contra del banco por daños y perjuicios. Dentro de esos juicios, Banamex confirmó la inexistencia de daño patrimonial y se han conciliado los pagos que recibió de PEMEX para liquidar las facturas que esta Empresa emitió por la prestación de distintos servicios. Reitero, no hay fraude alguno.

2. Oceanografía nunca presentó cuentas por cobrar falsas a CitiBanamex para apalancar créditos como su nota lo afirma.

3. NO existen facturas irregulares como su nota lo afirma.

Es importante reiterar que NO existen cuentas por cobrar falsas ni facturas irregulares como dolosamente se señala, esto ya ha sido comprobado ante diversos juzgados, los peritajes han concluido y las acusaciones han sido desechadas. En las diversas audiencias que se han llevado a cabo durante todos estos años y en las que han participado numerosos testigos presentados por Banamex y Oceanografía, se han contradicho las supuestas denuncias del Banco.

Esta empresa, en uso de sus derechos fundamentales, ha denunciado el contubernio entre Emilio Lozoya y Banamex cuya intención del primero fue siempre quedarse con la propiedad de esta empresa.

Por lo anteriormente expuesto y sabedores del prestigio del que goza ANIMAL POLÍTICO, me permito solicitar de conformidad a la Ley, que esta carta sea publicada de manera íntegra en los mismos espacios que la información fue publicada, pues las afirmaciones de la misma causan un agravio y son por demás FALSAS y DESAPEGADAS DE LA REALIDAD. Sin más por el momento, quedo de ustedes para cualquier aclaración que juzguen pertinente.

Atentamente,

Alberto Duarte Martínez

Representante Legal de Oceanografía S.A. de C.V.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Qué causó la histórica tormenta que desató el caos en Dubái y generó severas inundaciones en la península arábiga
4 minutos de lectura
Qué causó la histórica tormenta que desató el caos en Dubái y generó severas inundaciones en la península arábiga

Emiratos Árabes Unidos registró la tormenta más severa en 75 años: en 24 horas cayó el equivalente a la lluvia de todo un año.

18 de abril, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Los meteorólogos en Emiratos Árabes Unidos (EAU) dijeron que fue un “acontecimiento excepcional” en la historia climática del país.

Un sistema de tormentas iniciado el domingo en la región del Golfo Pérsico generó lluvias récord entre la noche del lunes y el martes.

En 24 horas cayeron más de 254,8 mm de agua en la zona de Khatam al Shikla, a unos 150 km al sur de Dubái

Eso equivale a toda la lluvia que suele caer en EAU en todo un año. El Centro Meteorológico Nacional del país árabe dijo que se trató de la mayor precipitación de los últimos 75 años.

En el vecino Omán murieron al menos 19 personas en diversos incidentes relacionados con las fuertes lluvias.

Las precipitaciones también azotaron Arabia Saudita y Bahréin.

Se registraron severas inundaciones en el aeropuerto de Dubái, el segundo con mayor tránsito de pasajeros a nivel mundial, lo que obligó a la cancelación de cientos de vuelos, quedando varados miles de pasajeros que este miércoles todavía intentaban llegar a sus destinos.

En las imágenes llegadas desde Dubái se podían ver vehículos sumergidos bajo el agua, fuertes rachas de viento que arrancaban árboles y mobiliario urbano, y una gran actividad eléctrica.

Ross Moore, un británico que vive en Dubái, le dijo a la BBC que la tormenta fue “un espectáculo increíble”.

Nunca he visto nada igual en los Emiratos Árabes Unidos y he estado aquí desde 2017. Los truenos y relámpagos fueron increíbles, el ruido fue algo que nunca olvidaré”, explicó.

Pero ¿qué causó esta lluvia nunca antes vista en tan poco tiempo?

Una calle inundada en Dubái
Getty Images
Emiratos Árabes Unidos registró las mayores precipitaciones en 75 años.

La combinación de factores

EAU suele registrar una media de 140-200 mm de precipitaciones al año, mientras que Dubái solo suele tener 97 mm. La media mensual en abril es de apenas 8 mm.

Por eso los más de 200 mm que cayeron con esta tormenta son extraordinarios.

Los expertos coinciden en que hubo una conjunción de factores y explican que la tormenta ya estaba prevista en los modelos meteorológicos horas antes de que ocurriera.

“Ya se había pronosticado que sería un fenómeno meteorológico grave. Antes de que se produjera, los modelos informáticos ya pronosticaban lluvias equivalentes a más de un año en un espacio de tiempo de 24 horas”, explicó Matt Taylor, meteorólogo de la BBC.

Una tormenta en la península arábiga
Matt Weir
La baja presión atrajo mucha humedad del mar a la península arábiga.

Una baja presión que se generó al sur de la península arábiga absorbió un gran cantidad de humedad del mar. El hecho de que la temperatura en la superficie del agua y en el aire fuera más elevada de lo normal, alimentó el sistema de tormentas.

El incremento de temperaturas de la superficie de los océanos, que los científicos atribuyen al calentamiento global, ha hecho más frecuentes este tipo de tormentas alrededor del mundo en los últimos años.

A eso hay que añadir que las condiciones del terreno en la península árabiga, que es una región desértica, también son un factor que contribuye a que se produzcan inundaciones.

“Evidentemente, los grandes fenómenos meteorológicos de este tipo son raros, pero es una región muy árida en la que los suelos son muy compactos y secos. Por eso, en cuanto llueve, se producen inundaciones repentinas. Eso no es algo raro en Dubái. Pero es justo decir que este fue un evento realmente grande”, explicó a la BBC Maarten Ambaum, profesor de meteorología de la Universidad de Reading (Reino Unido).

Las autoridades locales descartaron que las precipitaciones ocurrieran como consecuencia de la “siembra de nubes”, una práctica que se utiliza desde los años 90 en la región para producir lluvia.

Un hombre en una calle inundada de Dubái
Reuters
El suelo compacto del desierto arábigo absorbe más lentamente el agua, lo que genera inundaciones repentinas.

Lo cierto es que las lluvias son poco frecuentes en EAU, por lo que las infraestructuras no están preparadas para las precipitaciones extremas.

De ahí que tanto las pistas del aeropuerto de Dubái como importantes vías de comunicación de la ciudad quedaran anegadas por el agua.

Dubái
Reuters
Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...