Home
>
Analisis
>
Invitades
>
Góngora, el hombre probo
plumaje-icon
Blog Invitado
Espacio de análisis, blogueo y... Continuar Leyendo
4 minutos de lectura
Góngora, el hombre probo
El caso Góngora Pimentel vs Orozco Castillo, la madre de dos de sus hijos, denota varias cuestiones que tienen que ser debidamente aclaradas por el titular del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y del Consejo de la Judicatura en su caso, empezando por el castigo sobrecogedor de emprender una demanda penal para resolver un asunto de naturaleza familiar.
03 de junio, 2013
Por: Angélica de la Peña
0

Por: Angélica de la Peña (@angelicadelap)

Es verdad que habían pasado desapercibidos los hechos bochornosos y lamentables derivados de las acciones del señor ex Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genaro Góngora Pimentel, en contra de su pareja. La periodista Carmen Aristegui ha dedicado varias horas de su programa matutino para hacer del conocimiento público las condiciones que han prevalecido en el caso judicial emprendido por el señor ex Ministro contra la mujer con la que procreó dos hijos. Es a través de entrevistas al abogado, y a su clienta que se encuentra privada de su libertad desde hace un año, que nos enteramos de los vericuetos que han prevalecido en este caso y que como resultado de esta revelación, Genaro Góngora envió una carta de “disculpas” a la periodista.

Este hecho debe agraviar a toda la sociedad, no sólo a las feministas que nos caracterizamos por la defensa de las mujeres que son violentadas física, sexual, comunitaria e institucionalmente por su condición de género.  La demanda de alimentos de una parte o la demanda por fraude de la otra parte constituyen un zipizape en donde la parte más débil ha sido remitida a la privación de libertad, en un proceso donde el querellante tiene que explicar si ha hecho uso de sus influencias en el poder judicial para lograr que se le imponga semejante castigo a la madre de sus hijos pequeños, que se han quedado sin su madre.

Esta sanción refiere discrecionalidad de la autoridad judicial que al parecer con este hecho dista mucho de ser transparente, imparcial, proporcional, legal y justa.  Los eventos que hoy conocemos patentizan muchas irregularidades e injusticias que nos obligan a levantar la voz y señalar la incongruencia del señor Góngora Pimentel, quien hasta hoy había sido distinguido como un hombre probo, progresista y de izquierda, personalidad que daba prestigio al equipo cercano de Andrés Manuel López Obrador. Si Andrés hubiese sido Presidente de México, el señor Góngora Pimentel estaría fungiendo en un encargo de primer orden en la procuración de justicia, o como consejero jurídico de la presidencia de la República, o en algún encargo relacionado con la ética electoral.

El caso Góngora Pimentel vs Orozco Castillo denota varias cuestiones que tienen que ser debidamente aclaradas por el titular del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y del Consejo de la Judicatura en su caso: ¿quién ordenó extraer a la demandada del centro de privación de libertad y llevarla esposada y resguardada con 9 efectivos armados, a las oficinas particulares del señor Góngora para proceder, ante la autoridad judicial que se desplazó hasta estas oficinas, a la ratificación de su denuncia contra la madre de sus hijos por el delito de fraude genérico? ¿Acaso es verdad que ha habido una influencia a todas luces irregular del señor Góngora para que el rigor de la justicia pronta y expedita recaiga contra la señora Orozco?  ¿Qué ha impedido que el Consejo de la Judicatura proceda a transparentar si ha habido o no situaciones improcedentes e ilegales en el proceso alusivo, como lo señalan diversas voces?  ¿Cuál ha sido el papel de la autoridad frente a los dichos del señor Góngora respecto a la exigencia de alimentos por parte de la madre de sus hijos, independientemente del argumento del estatus social dónde viven? ¿Dónde están los derechos de esta mujer frente a diversas modalidades de violencia que viene sufriendo por parte del ex Ministro y de la autoridad?  ¿Por qué la autoridad no tomó en consideración el principio constitucional del Interés Superior de la Niñez, para evitar que estos niños se queden sin su madre?

Tráfico de influencias, desproporción de actuaciones de la autoridad judicial, castigo sobrecogedor contra una mujer que debería estar con sus hijos pequeños que padecen autismo, entre otras cuestiones que deben aclararse pertinentemente.

Me permito hacer algunos comentarios sobre la carta que el señor Góngora dirigió a Carmen Aristegui el 24 de mayo: la sociedad NO tiene agrado ni está ávida de respuestas como lo plantea este señor; quién la requiere es la madre de estos niños que tendrán una carga adicional a su enfermedad derivada de la ausencia de su madre; tampoco se le cree que NO tuvo afán de afectar a su pareja y NO es creíble que se dejó “llevar” por sus emociones de desconcierto por la situación que en ese momento sus hijos vivían al lado de su madre. Lo que debe explicar es por qué emprendió una demanda penal para resolver un asunto de naturaleza familiar.

Finalmente no tiene desperdicio el penúltimo párrafo de su carta a Carmen Aristegui, que no habría existido si no se hacen público estos hechos. Transcribo textual: “Aprovecho tu programa para reiterar la invitación a Ana María, para que restablescamos (sic) la colaboración (el subrayado es mío) para bien de nuestros queridos hijos”. O sea que para desistirse de la querella pone sus condiciones.

Al parecer la víctima ha recurrido a las autoridades de protección de los Derechos Humanos, esperemos una actuación imparcial y justa.

Otra cosa es la desproporcional pensión vitalicia que recibe GGP por haber sido Ministro de la SCJN, derivada un precepto legal que es necesario reformar. Este reclamo tiene tiempo, hoy se hace propicio su discusión en el marco también de la derogación del fuero.

 

* Angélica de la Peña Gómez es senadora de la República por el PRD.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image