Home
>
Analisis
>
Autores
>
Lo que quiso decir
>
Obispas anglicanas
plumaje-icon
Lo que quiso decir
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan y Asociados, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor... Continuar Leyendo
2 minutos de lectura
Obispas anglicanas
En el derecho canónico de la Iglesia Anglicana, se cambió el canon 33, que ahora dice “un hombre y una mujer pueden ser consagrados obispos”. Esa modificación histórica pone fin a la diferencia de los sexos en el ejercicio de la función ministerial y ahora, hombres y mujeres pueden acceder al sacerdocio y el obispado. ¿Cuándo habrá de ocurrir esto en la Iglesia Católica? No hay ninguna razón teológica que impida a las mujeres acceder al sacerdocio y el obispado.
02 de diciembre, 2014
Por: Rubén Aguilar

En 1992, la Iglesia Anglicana aprobó la ordenación sacerdotal de las mujeres; en la actualidad ya son la tercera parte de quienes ejercen ese ministerio, y reconoció, en ese entonces, que no existía razón teológica que impidiera esa decisión ya que sólo se trataba de una norma de carácter disciplinar que se había hecho valer por siglos en el marco de una cultura machista.

La Iglesia Anglicana nace en el siglo XVI, tras la decisión del rey Enrique VIII (1491-1547) de separar a la iglesia católica de Inglaterra del mandato papal quien le niega la anulación del matrimonio con Catalina de Aragón (1485-1536), su primera esposa, hija de Isabel y Fernando, conocidos como los reyes católicos, por no haberle dado un hijo varón en un momento en que el trono sólo se heredaba a los hombres.

[contextly_sidebar id=”9EQYWLOw2RZ3FNmlxdjtq5VMPrnKmux3″]Hoy la Iglesia Anglicana tiene 85 millones de fieles repartidos, sobre todo, entre la Gran Bretaña y las que fueran sus colonias en África. El pasado 17 de noviembre, en el Sínodo General, el más importante cuerpo legislativo de la Iglesia, se aprobó la ordenación de las mujeres como obispas. De los 480 integrantes de ese cuerpo colegiado 450 votaron a favor y 30 en contra.

El Sínodo General se integra de tres grupos con el mismo peso, los obispos, los clérigos y los laicos. En 2012 se dio el primer intento, pero los sectores más conservadores, ubicado en el grupo de los laicos, impidió que eso tuviera lugar. En esta ocasión los votos de rechazo se ubicaron en ese mismo contingente.

En el derecho canónico de la Iglesia Anglicana, se cambió el canon 33, que ahora dice “un hombre y una mujer pueden ser consagrados obispos”. Esa modificación histórica pone fin a la diferencia de los sexos en el ejercicio de la función ministerial y ahora, hombres y mujeres pueden acceder al sacerdocio y el obispado.

La primera obispa podría ser ordenada antes de la Navidad y entre 10 y 15 años se espera que la mitad de los obispos de la Iglesia Anglicana sean mujeres, en estimaciones de Justin Welby, el arzobispo de Canterbury, la máxima autoridad de la Iglesia Anglicana, quien también estima que muy pronto esta responsabilidad también podrá recaer en una mujer.

¿Cuándo habrá de ocurrir esto en la Iglesia Católica? No hay ninguna razón teológica que impida a las mujeres acceder al sacerdocio y el obispado. Lo frena sólo una costumbre, derivada en norma disciplinar, expresión del dominio de una cultura misógina presente en la Iglesia que ya debe terminar.

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image