Home
>
Analisis
>
Autores
>
Lo que quiso decir
>
La ONU y el Informe mundial sobre las drogas 2022
plumaje-icon
Lo que quiso decir
Rubén Aguilar Valenzuela: Socio fundador de Afan y Asociados, S.C. Doctor en Ciencias Sociales. Profesor... Continuar Leyendo
3 minutos de lectura
La ONU y el Informe mundial sobre las drogas 2022
A pesar del incremento del 17 % en el número de muertes directa e indirectamente relacionadas con las drogas en el mundo, es un número que está muy lejos de las principales causas de muerte, de acuerdo con la OMS.
17 de abril, 2023
Por: Rubén Aguilar

En 2022, los habitantes del mundo llegaron a los 8 mil millones de personas y de esas 284 millones, el 3.55 % de la población mundial, consumieron alguna droga, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONODC, por sus siglas en inglés).

La droga que más se utiliza a nivel mundial entre personas de 15 a 64 años es la mariguana, con 209 millones de consumidores, el 2.61 % de la población mundial. Hubo un aumento con relación a 2010, que se explica sobre todo por el crecimiento de la población.

El consumo de opiáceos fue de 61.3 millones de personas entre 15 y 64 años, que es el 0.76 % de la población mundial. La cifra incluye a las personas que consumen opiáceos (heroína y opio) y a las que utilizan farmacéuticos opioides con fines no médicos.

La disponibilidad de analgésicos opiáceos con fines médicos se duplicó entre 2000 y 2010, pero disminuyó entre 2012 y 2019. El descenso está relacionado con el endurecimiento de las políticas para su adquisición. Su uso, que es muy desigual, se concentra en Estados Unidos y, en menor medida, en Europa Central y Occidental, Australia y Nueva Zelanda.

El consumo de estimulantes de tipo anfetamínico afectó a 34 millones de personas de 15 a 64 años, es decir, al 0.42 % de la población mundial. El consumo creció y es similar al de 2010. Es probable que la cifra esté subestimada debido a la falta de datos de algunos países de Asia.

Indicadores muestran que el uso de la cocaína se ha reanudado y que la consumieron 21.5 millones de personas entre 15 y 64 años, que es el 0.25 % de la población mundial.

En 2020, la producción mundial alcanzó un nuevo récord con mil 982 toneladas métricas de cocaína pura, aumento del 11 % respecto al año anterior. El éxtasis lo consumieron 20 millones de personas entre 15 y 64 años, que es el 0.25 % de la población mundial.

El informe señala que el número de las muertes directas e indirectas relacionadas con las drogas ascendió a las 494 mil, que implica un aumento global del 17.5 % entre 2009 y 2019.

A pesar de este incremento, la muerte por consumo de drogas es un número que está muy lejos de las principales causas de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las diez más importantes son: cardiopatía isquémica; accidente cerebrovascular; enfermedad pulmonar obstructiva; infecciones del sistema respiratorio inferior: afecciones neonatales (nacimiento, asfixia, trauma al nacer, parto prematuro); cánceres de tráquea y bronquios; enfermedad de Alzheimer; enfermedades diarreicas; diabetes mellitus y enfermedades renales.

Estas diez enfermedades representaron el 55 % de los 55.4 millones de muertes en todo el mundo en 2019. De acuerdo a la OMS, Estados Unidos es el único país donde las drogas están entre las diez más importantes causas de muerte. Desde 2000, los fallecimientos por ese motivo se triplicaron.

El gobierno de México señala que en 2020, 284 mil personas adultas usaron al menos una vez alguna droga, en su mayoría hombres. Esto representa, en un país de 130 millones de personas, el 0.21% de la población. En el caso de los opioides solo el 0.10 % reporta haber consumido alguno.

En la conversación diaria a nivel mundial, de manera señalada en nuestro país por los niveles de violencia y asesinatos, se considera que son muchas más las personas que consumen drogas, que se hacen adictas y que mueren a causa de las mismas.

El gobierno haría un gran servicio a la sociedad si informa, con datos duros, cuál es la realidad del consumo en nuestro país y al mismo tiempo ofrece un comparativo con otras realidades, para con información sólida elaborar una posición propia en un tema complejo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Colectivo 82: los 8 estudiantes colombianos desaparecidos por la policía en los años 80 que ahora recibieron un título universitario
5 minutos de lectura
Colectivo 82: los 8 estudiantes colombianos desaparecidos por la policía en los años 80 que ahora recibieron un título universitario

En 1982, 13 jóvenes colombianos, la mayoría de ellos estudiantes universitarios, fueron detenidos, torturados y desaparecidos por la fuerza pública.

10 de abril, 2024
Por: BBC News Mundo
0

En 1982, 13 jóvenes colombianos, la mayoría de ellos estudiantes universitarios, fueron detenidos, torturados y desaparecidos por fuerzas policiales.

Este 8 y 9 de abril, 42 años después de estos hechos, la Universidad Nacional de Colombia les entregó simbólicamente el título universitario a 4 de ellos.

“Hemos buscado en cada rincón, tocado cada puerta y agotado todos los recursos en nuestra búsqueda desesperada por encontrar a Humberto”, expresó Teresa Sanjuán al recibir el título de su hermano menor, Samuel Humberto.

En total, la universidad graduará simbólicamente a ocho estudiantes que fueron desaparecidos en 1982 por una alianza entre el F2, una temida estructura de inteligencia de la policía colombiana que se disolvió en 1995, y el grupo narcoparamilitar asociado a Pablo Escobar Muerte A Secuestradores (MAS).

Samuel Humberto fue detenido en Bogotá cuando tenía 22 años. Estudiaba Antropología. Desde el 8 de marzo de 1982 su familia no volvió a saber de él ni tampoco de su hermano, Alfredo Rafael, estudiante de Arquitectura e Ingeniería Catastral.

Alfredo y Humberto eran líderes estudiantiles. Según una de muchas versiones, fueron quienes pintaron la emblemática imagen del Che Guevara (que ha sido borrada y se ha vuelto a pintar decenas de veces) en uno de los costados de la plaza principal de la Universidad Nacional.

Son dos de las 13 víctimas de desaparición forzada cuyas familias se agrupan en el Caso Colectivo 82.

Sin conocerse previamente, las familias de los 13 jóvenes se unieron hace décadas para crear la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, dedicada a reclamar que se busque a los desaparecidos en Colombia.

En 1992, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó al Estado por las desapariciones. Y en 2022 fueron declaradas crímenes de lesa humanidad.

Según la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, son más de 100.000 los desaparecidos en el marco del conflicto armado colombiano.

La larga lucha por obtener justicia

Teresa Sanjuán
Getty Images
Teresa Sanjuán, hermana de los desaparecidos Humberto y Alfredo.

La Comisión de la Verdad, la institución creada por el Acuerdo de Paz con las FARC para reconstruir el largo conflicto colombiano, describió el Estatuto de Seguridad del gobierno de Julio César Turbay (de 1978 a 1982) como un momento de intensa estigmatización de los universitarios de izquierda por parte del Estado y la fuerza pública.

Fue en ese contexto que los ocho estudiantes universitarios, tres campesinos, un mecánico y un sastre fueron detenidos, torturados y desaparecidos por el F2 en Bogotá y Cundinamarca entre marzo y septiembre de 1982.

Se los acusaba sin ninguna prueba de estar implicados en el secuestro y asesinato de los tres hijos del narcotraficante José Jader Álvarez, de 5, 6 y 7 años.

A cuatro de ellos se los vinculó en la investigación penal.

A dos, se los terminó condenando después de que hubieran desaparecido y, según sus abogados, “sin haberse llevado a cabo un juicio justo en el que pudieran defenderse con el pleno de garantías”.

Desde entonces, las familias de las víctimas acusaron a José Jader Álvarez y agentes de la fuerza pública de colaborar para hacer desaparecer a los jóvenes.

El caso fue inicialmente investigado por la justicia militar. Al menos 20 agentes fueron vinculados, pero en 1987 un inspector de policía decidió cerrarlo.

En 1992, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos determinó que el Estado fue responsable de las desapariciones y decretó, además, que no podía ser la justicia militar quien investigara el caso por tratarse de graves violaciones a los derechos humanos.

Pero no fue hasta 2008 que la Fiscalía colombiana pidió una revisión del caso, al reconocer que hubo una “omisión protuberante en el deber del Estado de investigar”. En junio de 2011, el caso se reabrió, pero desde entonces no se ha avanzado ni en sanciones para los responsables ni en la búsqueda de los jóvenes.

Al cumplirse 40 años de las desapariciones, Cajar, el colectivo de abogados que acompaña a las víctimas del Colectivo 82, pidió declarar el caso como un crimen de lesa humanidad.

La Fiscalía lo hizo tras reconocer que la investigación ha estado rodeada por un “halo de impunidad y desidia”.

Un capítulo que no se cierra

Universidad Nacional de Colombia
Getty Images
Según la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, son más de 100.000 los desaparecidos en Colombia durante el conflicto.

Solo dos de las 13 personas desaparecidas del Colectivo 82 han sido encontradas.

Teresa y Yolanda siguen buscando a sus hermanos, Alfredo Rafael y Samuel Humberto, y reclamando justicia.

“Quisiera decirles que llevo su sangre en mis venas, sus ideales en mi cabeza, sus canciones en mis oídos y su amor en mi vida”, les escribió en una carta pública Hilda Maritza, hija de Teresa, a sus tíos que desaparecieron cuando era apenas una niña.

Martha Ospina, hija de otra de las víctimas del Colectivo 82, les escribió a quienes desaparecieron a su padre: “Deseo que la conciencia los toque y los moleste y los conmueva a contar la verdad”.

El título que les otorga la Universidad Nacional a los ocho desaparecidos es para sus familias una medida de reparación y un homenaje.

“Es una lucha para que la memoria no desaparezca. Son homenajes que hay que rendirle solamente por su memoria, porque no tenemos más”, expresó Teresa en la graduación simbólica de su hermano Samuel Alberto.

Los 13 desaparecidos del Colectivo 82 son Orlando García Villamizar, Pedro Pablo Silva Bejarano, Alfredo Rafael Sanjuán, Samuel Humberto Sanjuán, Rodolfo Espitia Rodríguez, Edgar Helmut García Villamizar, Gustavo Campos Guevara, Hernando Ospina Rincón, Rafael Guillermo Prado, Edilbrando Joya Gómez, Francisco Antonio Medina, Bernardo Acosta Rojas y Manuel Darío Acosta Rojas.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

  • Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...