Home
>
Analisis
>
Autores
>
Explicador político
>
Morena vuelva a poner al INE contra las cuerdas
plumaje-icon
Explicador político
Periodista y explicador de la política de las cosas y las cosas de la... Continuar Leyendo
7 minutos de lectura
Morena vuelva a poner al INE contra las cuerdas
Cuando se trata de tener incondicionales, para el presidente López Obrador y Morena nada será suficiente. Hoy, pese a contar con el INE de Taddei, siguen añorando un árbitro que siempre les dé por su lado.
17 de marzo, 2024
Por: Ernesto Núñez Albarrán

El Instituto Nacional Electoral está contra las cuerdas: la semana pasada, el presidente de la República, la candidata presidencial y los dirigentes y legisladores de Morena arremetieron en contra del árbitro electoral, pues no les gustaron varias de sus resoluciones recientes.

Es curioso que, a casi un año de la salida de Lorenzo Córdova -uno de los personajes más odiados por la autodenominada 4T- y la llegada de Guadalupe Taddei como consejera presidenta del INE, vuelvan la desconfianza, las presiones, las críticas al árbitro y la advertencia de una reforma político electoral como amenaza por el “mal comportamiento” de la autoridad electoral.

Quizás el problema no eran los anteriores consejeros del INE (en abril de 2023 Córdova, Ciro Murayama, Adriana Favela y José Roberto Ruiz Saldaña fueron sustituidos por consejeros complacientes con el régimen); quizás lo que molesta es un árbitro que no complazca en absolutamente todo al presidente, y que busque cumplir la ley.

“Volvieron a cepillarme los del INE”, dijo el presidente el pasado jueves, cuando se enteró de que la Comisión de Quejas le había ordenado bajar fragmentos de una entrevista con la que se hallaba sumamente complacido y en la que, a falta de cuestionamientos serios por parte de la periodista rusa Inna Afinogenova, del Canal Red, el presidente se explayó hablando de las elecciones y su candidata a sucederlo.

No es la primera vez que el presidente es sancionado, tanto por el INE como por el Tribunal Electoral, debido a su injerencia en el proceso electoral en curso, y por su apoyo abierto a la candidata Claudia Sheinbaum. Pero esta vez las críticas del presidente se juntaron con las de la propia Sheinbaum y las de dirigentes como Mario Delgado, Citlalli Hernández y los representantes del partido guinda ante el INE, Sergio Gutiérrez Luna.

¿Qué tiene tan molestos a los morenistas con el INE?

El mismo jueves, 14 de marzo, Morena inscribió varios puntos en la orden del día del Consejo General del INE que, de hecho, tuvo que ser convocado a sesión extraordinaria básicamente para desahogar los proyectos de acuerdo propuestos por el partido en el gobierno.

El punto importante era la propuesta de crear un protocolo para prevenir, detener y exponer las campañas calumniosas automatizadas en redes sociales, a través de una mesa de consejeros que tendrían que estar analizando los casos de conversaciones y tendencias en X, Facebook, Instagram y TikTok contrarias a un partido político.

La propuesta, obviamente, despertó un caluroso debate en el Consejo General, donde los partidos de la coalición gobernante (Morena, PT y PVEM) acusaron al PAN, PRI y PRD de usar “xochibots” para inflar artificialmente etiquetas como #NarcoPresidenteAMLO o #NarcoCandidataSheinbaum, que ciertamente sí han sido alentadas mediante el pago de pauta en Facebook y cuentas robots en X, antes Twitter.

Esas etiquetas o hashtags se popularizaron desde febrero, a raíz de la publicación del reportaje de Tim Golden en ProPublica, donde se revela que, en 2010, la DEA habría investigado un supuesto financiamiento de la campaña presidencial de López Obrador de 2006. Además de ser un tema viejo y que el propio reportaje aclara que nunca se llegó a comprobar el financiamiento, el tema prendió y se ha convertido en el talón de Aquiles de Morena en el actual proceso electoral.

En El Sabueso, de Animal Político, hemos detectado que sí existen cuentas que han invertido entre un millón y dos millones de pesos para difundir contenidos con esos hashtags, y que esas cuentas podrían estar ligadas a simpatizantes del PAN y de su candidata presidencial Xóchitl Gálvez.

La dirigencia de Morena ha denunciado en diversas ocasiones la existencia de organizaciones y redes coordinadas para alentar esas conversaciones desde México y el extranjero, y con el presunto uso de hasta un millón de dólares a la semana.

Todo eso formaba parte del expediente con el que Morena exigía crear el protocolo de atención y la mesa de análisis en la que se sentarían consejeras electorales, representantes de partidos políticos y representantes de las empresas de redes sociales.

Pero el Consejo General del INE votó en contra por unanimidad -es decir, incluso las consejeras y consejeros del grupo incondicional de Guadalupe Taddei (Norma Irene de la Cruz, Rita Bell López y Jorge Montaño)- se negaron a crear el mecanismo propuesto por Morena, ya que la regulación de las redes sociales escapa de sus facultades legales.

La oposición -feliz por la persistencia de las campañas #NarcoPresidente y #NarcoCandidata- alegó que Morena quería imponer un mecanismo de censura a las redes sociales, y celebró la el voto unánime desechando el proyecto de acuerdo.

Morena, en cambio, reaccionó con dureza en contra del árbitro, pues esa misma mañana se dio a conocer un acuerdo de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, que rechazó investigar la existencia de la red de xochibots que estaría detrás de estas campañas.

En conferencia de prensa, Mario Delgado se lanzó contra el INE de Taddei; lo mismo que Claudia Sheinbaum en sus discursos de su gira que llevaba a cabo en estados del Sureste.

“Estamos viviendo 2006 otra vez, con una autoridad que cierra los ojos ante las campañas de bots”, acusó Delgado. “Hago un llamado para que se trate a las candidatas y candidatos de igual manera”, se quejó Sheinbaum.

Mientras que Gutiérrez Luna usó sus intervenciones en el Consejo General para dejar ver “al nuevo INE” que están tomando nota de sus “errores” y que podrían sumarlo a la lista de Luis Carlos Ugalde y Lorenzo Córdova, los consejeros a los que su partido ha descalificado en los últimos años.

“Ahora pesa sobre ustedes, en su caso, agregarse a esa lista”, dijo.

Con esas amenazas, está puesta la vara con la que será medida la presidencia de Guadalupe Taddei al frente del INE, quien fue nombrada -por sorteo- en la Cámara de Diputados, para un periodo que, en principio, debería concluir hasta el año 2032.

Pero no es el único problema del INE

A las presiones de Morena se suman las presiones de la oposición, pues Xóchitl Gálvez ha dejado ver, en más de una ocasión, que no confía en este INE, y los dirigentes de los partidos que la postulan han hablado, incluso, de una posible impugnación para anular los comicios.

A 75 días de las elecciones, al INE se le acumulan presiones, mientras la confianza en la institución no atraviesa por su mejor momento.

Según la encuesta GEA-ISA sobre Gobernabilidad Marzo 2024, sólo el 46 por ciento de la población considera que “el INE garantiza imparcialidad en las elecciones de 2024”, y es la primera vez -en años- que la confianza en el INE se ubica en menos de la mitad de los encuestados.

En 2018, más del 54 por ciento confiaba en el INE que arbitró la contienda en la que ganó López Obrador. Y, en 2021, a pesar de la pandemia y de una campaña de ataques constantes del gobierno, la confianza en el INE llegó a ubicarse en el 74 por ciento.

Hoy, el INE de Taddei enfrenta no sólo el ambiente de confrontación que durante todo el sexenio hubo entre la Presidencia de AMLO y el INE de Córdova; encara, también, las consecuencias de sus propios errores.

Una política de comunicación social fallida, nombramientos que no cuajan, una clara división del Consejo General en dos bloques, el abuso de la figura de encargadas de despacho para encabezar el 90 por ciento de las áreas técnicas operativas; no haber sabido enfrentar el tema de la narcoviolencia, que es hoy por hoy un tema de gran preocupación que podría descarrilar las elecciones en varios estados, y errores en los procesos de licitación que, por ejemplo, dejaron a 20 mil Capacitadores Asistentes Electorales sin su chamarra rompevientos para tocar la puerta de millones de ciudadanos que podrían ser funcionarios de casilla.

A casi un año de haber llegado a la presidencia del INE, parece no haberle funcionado a Taddei la estrategia de camaradería con el gobierno de López Obrador: haber recibido en el INE al secretario de Gobernación y aspirante presidencial, Adán Augusto López, como primer acto oficial de su presidencia; irse a tomar la foto a Palacio Nacional; solapar que el presidente y sus “corcholatas” adelantaran desde junio sus campañas; perdonarle o reducirle multas a Morena por sus múltiples faltas a las reglas de fiscalización; cambiar los criterios para no cancelarle el registro a candidatos morenistas que no presentaron informes de ingresos y gastos de sus precampañas… y un largo etcétera.

Pese a todo, hoy Taddei también está en la mira de la autodenominada 4T. Y es que, cuando se trata de tener incondicionales, para Morena y López Obrador todo siempre será insuficiente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
El dilema que enfrenta Jordania, el único país árabe que participó en el operativo aéreo para repeler el ataque de Irán contra Israel
8 minutos de lectura
El dilema que enfrenta Jordania, el único país árabe que participó en el operativo aéreo para repeler el ataque de Irán contra Israel

Su ubicación en el mapa coloca al reino hachemita en la ruta de tránsito que recorrieron los misiles lanzados por Irán contra Israel. Pero su reacción ante este ataque tiene otras implicaciones que van más allá de la simple geografía. BBC Mundo te lo explica.

17 de abril, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Un solo vistazo al mapa de Medio Oriente basta para percatarse de la incómoda posición de Jordania.

Este pequeño país árabe se ubica en la ruta entre Israel e Irán, dos potencias que se odian y están inmersas en una escalada que amenaza con provocar una guerra abierta en esa región del mundo.

El pulso entre ambos ha colocado a Amán en un dilema endiablado que ha hecho evidentes los complejos equilibrios políticos y estratégicos en los que se maneja desde hace décadas un país que no suele acaparar la atención de los medios mundiales.

Lo hizo el pasado sábado, cuando una lluvia de drones y misiles lanzados por Irán y sus milicias afines se dirigía hacia Israel para hacerle pagar por el ataque que destruyó el consulado iraní en Damasco y les costó la vida a varios de sus generales.

Las fuerzas aéreas jordanas se lanzaron a interceptar los proyectiles, en una actuación decisiva para neutralizar el golpe de Teherán contra Israel.

Mientras la prensa estadounidense informó que otros dos países árabes -Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos- colaboraron con información de inteligencia, Jordania habría sido el único que contribuyó en la intercepción de los lanzamientos iraníes.

Todos los observadores esperaban una reacción así de las fuerzas estadounidenses y británicas en la región, pero la respuesta jordana sorprendió a muchos, también en Israel.

Pese a ser uno de los pocos países árabes que mantiene relaciones formales con Israel, el reino hachemita ha sido uno de los más firmes en la condena a la intervención militar israelí en Gaza y esas relaciones pasan uno de sus peores momentos de los últimos años.

El ministro jordano de Exteriores, Haysan Afami, acusó a Israel de cometer “crímenes de guerra” en la franja y anunció el apoyo de su país a la causa por genocidio que Sudáfrica impulsa en la Corte Internacional de Justicia contra Israel.

En noviembre, Jordania retiró a su embajador en Israel en protesta por la acción de las tropas israelíes en Gaza.

Y el gobierno frenó un acuerdo bilateral sobre agua y energía solar.

Se estima que alrededor de la mitad de la población jordana la forman refugiados palestinos o descendientes que recuerdan las cuatro guerras que ha enfrentado a Jordania con Israel desde 1948.

¿Por qué entonces se lanzaron sus fuerzas a neutralizar el ataque iraní contra Israel?

Jordania, un país dependiente en un entorno endiablado

Con una superficie de poco más de 89.000 kilómetros cuadrados y una población que apenas supera los 11 millones de habitantes, Jordania se enclava en una meseta desértica en Medio Oriente, una de las zonas históricamente más conflictivas del planeta.

Con escasos recursos naturales a su alcance, Jordania depende en gran medida de la cooperación internacional. Recibe cuantiosas aportaciones del Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos, la Unión Europea y las ricas monarquías del Golfo.

Para su seguridad en un entorno de actores enfrentados también depende de la ayuda exterior.

El rey Abdalá de Jordania.
Getty Images
Como sus predecesores, el rey Abdalá ha cultivado la amistad con Estados Unidos.

El rey Abdalá, quien dirige la política del país en la práctica, ha cultivado la amistad de Washington y sus socios internacionales, como hicieron sus predecesores de la dinastía hachemita.

Ghaith al Omari, del Washington Institute, un centro de análisis especializado en Medio Oriente, le dijo a BBC Mundo que “en la decisión de actuar frente al ataque iraní ha debido pesar el deseo de presentarse ante Estados Unidos como el socio árabe más fiable”.

“Pese a toda la retórica, Jordania ve a Israel como el principal garante de su seguridad frente a actores externos junto con Estados Unidos”, añade el experto.

“Israel es vital para la seguridad de Jordania y viceversa. Es algo asumido en la doctrina militar de ambos países y por eso llevan años cooperando en defensa”, apuntó.

Esa cooperación ha consistido, según el experto, en la puesta en común de información de inteligencia y en la ayuda prestada por el ejército israelí a Jordania para atacar objetivos en la vecina Siria que no hubiera podido alcanzar por sus propios medios.

Mapa de Medio Oriente, con Jordania, Israel e irán destacados.
BBC

Cómo han sido las relaciones entre Jordania e Israel

Jordania fue uno de los países árabes que libró varias guerras contra Israel tras el establecimiento de ese Estado en los territorios del antiguo Mandato británico de Palestina en 1948.

Los sucesivos conflictos y la ocupación israelí provocaron la llegada de gran cantidad de refugiados palestinos a Jordania, lo que todavía hoy explica que, como dice al Omari, “el problema palestino es visto como un asunto de política interna más que internacional” y que exista un amplio rechazo a Israel en la sociedad jordana.

Pero tras la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993 entre el gobierno israelí y la Organización para la Liberación de Palestina para poner fin al conflicto entre ambos, Amán se animó a firmar su propio tratado de paz con Israel, dando así carta de naturaleza a unas relaciones que hacía tiempo tenían lugar extraoficialmente.

Jordania se convirtió así en el segundo país árabe en establecer relaciones con Israel y desde entonces ha vivido navegando en la contradicción provocada por el peso que la causa palestina sigue teniendo en su opinión pública y la necesidad de la cooperación militar israelí y estadounidense para garantizar su defensa en un entorno tan problemático como Medio Oriente.

El último ejemplo de ese difícil equilibrio lo dio la respuesta al ataque iraní del sábado.

El gobierno jordano presentó la intercepción de los misiles y drones iraníes como una defensa del espacio aéreo imprescindible para evitar daños a la población jordana, y se cuidó de manifestar cualquier muestra de solidaridad o simpatía con Israel.

Los dirigentes en Amán parecen tener presentes los antecedentes y las manifestaciones frente a la embajada israelí que llevan meses exigiendo el fin de la intervención en Gaza.

Pero, en realidad, según al Omari, “ interceptar los misiles iraníes fue una decisión fácil de tomar”.

¿Por qué?

Porque si en Jordania hay un país más impopular que Israel ese es Irán.

Escena de la vida cotidiana en Amán.
Dominika Zarzycka / Getty
Gran parte de la población de Jordania la forman refugiados palestinos o sus descendientes.

Cómo son las relaciones entre Jordania e Irán

Al Omari dice que “la visión que se tiene de Irán en Jordania actualmente es muy negativa”.

“Se recuerdan los crímenes y abusos cometidos en la guerra de Siria por los grupos apoyados por Teherán y se cree que intenta desestabilizar también Jordania como parte de su estrategia regional contra Israel y Estados Unidos”.

Teherán lleva años patrocinando organizaciones armadas afines en Líbano, Yemen, Siria e Irak, en lo que llama el “eje de la resistencia” frente a Israel y Estados Unidos.

La libanesa Hezbolá es la más destacada de ellas, pero son toda una pléyade de grupos irregulares que tienen a Israel como su principal enemigo.

La principal preocupación de las autoridades jordanas es que Irán trate de replicar ese modelo también en Jordania.

Por eso causaron especial alarma las recientes declaraciones de Abu Ali al Askari, portavoz de la milicia proiraní de Irak Kataeb Hezbolá, que aseguró que su grupo está en disposición de suministrar armas, incluidos misiles y proyectiles antitanque, para 12.000 combatientes en Jordania que podrían acudir en defensa de “los hermanos palestinos”.

Altos dirigentes iraníes se han felicitado en el pasado por su influencia en Beirut, Damasco y Bagdad, capitales de estados árabes próximos a Israel, y el gobierno jordano se muestra preocupado porque Teherán quiera añadir Amán a esa lista.

Partidarios del gobierno iraní se manifiestan con la réplica de un cohete en Teherán.
Morteza Nikobauzl / Getty
Un enfrentamiento abierto entre Irán e Israel podría atrapar a Jordania entre dos fuegos.

Al Omari indica que “en los últimos años el contrabando de armas y de droga desde Irán ha aumentado; ahora ha alcanzado un gran volumen y esto genera preocupación”.

Y luego hay un factor religioso.

La República Islámica iraní tiene en el chiísmo su religión oficial, y apoya y financia organizaciones religiosas chiítas en otros países. Sus intentos de hacerlo también en Jordania han generado un gran rechazo en un país donde la inmensa mayoría es sunita, la otra rama principal del islam.

Qué haría Jordania si Israel responde a Irán

Pese a que detuvo la primera andanada en su contra, Israel no puede dar por sentado un apoyo incondicional de Jordania en el pulso con Irán.

En varios países árabes se han alzado voces contra el rey Abdalá en las redes sociales, acusándolo de colaborar con el “enemigo”. Uno de los memes que más circuló lo presentaba en un montaje vestido con el uniforme del ejército israelí.

El difícil equilibrio de Jordania como uno de los pocos países árabes que reconoce a Israel se ha vuelto más difícil con el gobierno de Benjamin Netanyahu.

La corona jordana gestiona a través de una fundación religiosa la Explanada de las Mezquitas, el espacio donde se concentran los lugares sagrados para los musulmanes en la disputada Jerusalén, y la publicación en varios medios de unas supuestas conversaciones entre Netanyahu y el príncipe Mohamed Bin Salman, de Arabia Saudita, para incluirlo en el control del recinto sagrado provocó suspicacias en Amán.

Antes, en 2017, Netanyahu había recibido como un héroe en Israel a un guardia de seguridad de la embajada israelí en Amán que mató a dos jordanos, según la versión israelí, tras ser atacado por uno de ellos, lo que indignó al gobierno jordano.

Más recientemente, el gobierno jordano ha frenado un acuerdo bilateral sobre agua y uso de la energía solar.

Pero las tensiones más graves parecen estar por llegar.

Si, como ha anunciado uno de sus altos mandos militares, Israel responde al ataque iraní del fin de semana, y lo hace lanzando proyectiles que atraviesen el espacio aéreo de Jordania, su gobierno puede verse en una posición aún más difícil que la provocada por el ataque iraní.

“Eso crearía graves problemas políticos al gobierno, porque no puede permitirse que la gente vea que impidió el ataque de Irán, pero sí permite el de Israel”.

El dilema de Jordania podría agudizarse a medida que el enfrentamiento entre Israel e Irán se recrudece.

Línea
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...