Home
>
Analisis
>
Autores
>
Blog is in the air
>
¡Juega limpio, limpia tu liga!
plumaje-icon
Blog is in the air
Mexicana de Coyoacán, adicta al deporte, le he entrado a todos menos al Nado Sincronizado... Continuar Leyendo
3 minutos de lectura
¡Juega limpio, limpia tu liga!
Si el arbitraje es tema de polémica en casi cuatro partidos en promedio semanal, la marrullería del futbolista está presente en el 100% de la jornada, es decir, no hay partido en que uno o varios jugadores no pretendan engañar al árbitro.
11 de febrero, 2015
Por: Georgina González Toussaint
0

 “Tanto peca el que mete la pata, como el que finge ser la vaca”…

#geoverbio futbolero

 

 

La polémica arbitral está presente en el 40% de los partidos de la jornada. Malas apreciaciones, falta de temple para sacar tarjetas, interpretaciones fantasma de las reglas de juego. Como quien dice “el árbitro es el que mete la pata”.

Pero también está el otro lado de la historia, el que “finge ser la vaca”, el jugador. Si el arbitraje es tema de polémica en casi cuatro partidos en promedio semanal, la marrullería del futbolista está presente en el 100% de la jornada, es decir, no hay partido en que uno o varios jugadores no pretendan engañar al árbitro.

Tan injusto e inútil suena que técnicos y jugadores tengan que preparar un juego cuidandose de la falta de capacidad del árbitro, como el que un árbitro tenga que estar más pendiente del engaño del jugador que de aplicar la regla. El deporte no se trata de eso.

La jugada de Carlos Fierro exagerando un contacto como si le hubieran metido un panal de abejas en el short, ha dado más de una semana de polémica. Todos hemos opinado; sin embargo, ningún entrenador, jugador o ex jugador manifestó ni una sola vez “hay que dejar de engañar al arbitro”. Por el contrario, hablaron de la falta de capacidad o el origen humano de sus errores. Hubo hasta quienes insistieron en que es parte del juego, con la lapidaría y chanclezca frase “así es el fútbol” . Pues no, así no es el fútbol, así lo han hecho quienes insisten en ganar a costa de engañar. No podemos seguir confundiendo picardía técnica para eludir a uno o varios rivales, con marrullería táctica de engañar y hacer trampa.

Carlos Fierro ha sido justamente castigado por algo que seguramente ninguno de sus formadores, en aquella selección campeona mundial, le aconsejo ni celebró. ¡Tírate!¡Exagera! ¡Engaña! No es el primero, no es el último, pero de las voces de todos y el compromiso de la disciplinaria depende que engañar sea la deshonrosa excepción y no la cínica regla del mal llamado pícaro.

Frases que pesan, posturas que matan

La frase “Juega limpio, siente tu liga”, debiera pesar en la conciencia de quienes hacen el futbol en la cancha. Jugadores, técnicos y árbitros. A ellos va dirigida. ¡Jueguen limpio, sientan su liga! Pero no, solo lo han tomado como el momento, tierno, en que árbitros y capitanes reciben al niño, niña o sobreviviente del cáncer, para poner cara conmovida y solemne, o tierna y divertida. Ninguno presta atención y mucho menos conciencia a lo que a través de este protocolo se les está encomendando. El balón le es entregado al árbitro en presencia de los capitanes con la frase juega limpio, siente tu liga.

Que no debería estar a su consideración sino en su obligación.

Cada vez que engañan, agreden, lo que están haciendo es jugar con el significado del fair play.

Juega limpio quiere decir no hagas trampa, no simules, no exageres, no provoques, no insultes, no agredas. Juega limpio es parte de un juramento deportivo y no un cliché comercial o emocional y no denunciar una agresión es una falta de fair play. Es como agarrarle la pata a la vaca.

Si cada semana aparecen sanciones de la disciplinaria buscando limpiar la liga, celebrémoslo, eso no le quita esencia al juego, le devuelve valores y garantías.

Se  puede ser intenso sin ser violento, existe pasión sin agresión.

¡Juega limpio y limpia tu liga!

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image