Home
>
Analisis
>
Autores
>
Animatrix
>
La Xingona de Ivonne
plumaje-icon
Animatrix
Náufraga reincidente de internet, bloguera empedernida, defensora de los animales, aficionada a la fotografía y... Continuar Leyendo
5 minutos de lectura
La Xingona de Ivonne
El libro Xingona, de Ivonne Melgar, no es una herramienta publicitaria ni tampoco es propaganda. No busca dibujar a una heroína al punto de caricaturizar la historia de Xóchitl Gálvez ni busca “vender” a la candidata. Busca, simplemente, dar a conocer a la persona.
14 de mayo, 2024
Por: Claudia Calvin

Hace unos días la periodista Ivonne Melgar presentó su libro “Xingona. Una mexicana contra el autoritarismo”, el cual trata sobre la vida de Xóchitl Gálvez, candidata a la presidencia de México.

Su lectura invita a diversas reflexiones sobre el momento político que vivimos en el país, y que comparte características con otros países en el mundo. Quiero ponerlas sobre la mesa, para hacer eso que una querida amiga dice: escribir es una manera de construir ciudadanía. Construyamos ciudadanía, pues.

Xingona es más que la biografía de Xóchitl. Es un testimonio de primera mano de cómo el periodismo valiente y comprometido puede contribuir a la construcción de un diálogo democrático en momentos en que la sombra del autoritarismo quiere apoderarse de la narrativa y cerrar las posibilidades a cualquier interlocución entre posiciones divergentes. Es en momentos como éste cuando recurrir a la historia se vuelve necesario y no puedo evitar pensar en La Ley sobre la Libertad de Imprenta, decretada en 1861 por Benito Juárez. El objetivo de la misma era garantizar la libertad para escribir y publicar escritos sobre cualquier tema.

Esta libertad debiese ser la normalidad en un contexto de convivencia republicana y democrática y por ello es importante resaltar el ejercicio periodístico como elemento central del mismo. La realidad tiene muchas caras y la prensa independiente tiene un rol que jugar para que las distintas voces y perspectivas sean expresadas, tomadas en cuenta y visibilizadas.

Por supuesto, el libro también ha levantado críticas de los opositores a esta candidatura. Está bien. Eso es normal en una democracia. El punto que quiero destacar aquí es que en México los últimos años han sido testigo de dos cosas: el creciente asesinato de periodistas y el acoso desde la cúpula del poder político a quienes expresan posiciones distintas y ejercen su derecho a criticar al gobierno. México lleva un récord lamentable: 164 periodistas asesinados por su labor desde el 2000, de los cuales 44 se han registrado en el gobierno actual. En los últimos siete años han sido asesinados ocho periodistas que estaban inscritos en el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas mexicanos, es decir, estaban bajo protección del Estado. Ejercer el periodismo en este país se ha convertido en una labor de alto riesgo. En este sentido, destaco el valor de Ivonne para publicar un libro así porque en el contexto actual, apoyar a la candidata de oposición conlleva riesgos.

Por otro lado, no puedo dejar de reconocer la sororidad detrás de las palabras, ese pacto político entre mujeres mediante el cual se reconocen como iguales, reconocen su subjetividad e historia mutua y los desafíos, exclusiones y retos compartidos. Hablamos aquí de dos mexicanas contra el autoritarismo: una por la vía político-electoral, la otra por la vía periodística.

Este libro va más allá de contar la historia de una mujer que habiendo nacido en condiciones de pobreza y marginación se convirtió en ingeniera -cuando la máxima aspiración en su comunidad hubiera sido acabar la secundaria en el mejor de los escenarios-, empresaria en el mundo de la tecnología, joven líder reconocida en Davos, funcionaria pública, senadora y ahora candidata por la presidencia en México. Su camino ha sido todo menos lineal y de miel sobre hojuelas.

Este texto no es una herramienta publicitaria y tampoco es propaganda. No busca dibujar a una heroína al punto de caricaturizar la historia de Xóchitl, no busca denigrar a los contendientes ni busca “vender” a la candidata. Busca, simplemente, dar a conocer a la persona, a la mujer, a la líder, a la cruzazulista, a la madre, a la empresaria, a la política, a la indígena, a la migrante en sus muchas intersecciones y sin los estereotipos que rodean la narrativa dominante sobre las mujeres en posiciones de poder y liderazgo. El lente violeta de Ivonne permea las páginas y acerca a las y los lectores a la mujer de carne y hueso, con sus matices, claroscuros y palabras directas que le caracterizan.

Difícil no referirse a la subjetividad del ejercicio periodístico y a Kapuscinski -como lo mencionó Federico Reyes Heroles en una de las presentaciones del libro- para inspirar, provocar cuestionamientos y la reflexión crítica. No deja de ser un acto humano, ejercido por humanos sobre humanos. Este acto periodístico en forma de libro conecta a las dos mujeres a través de la palabra, la investigación y el diálogo. Es un ejercicio al que deberíamos acostumbrarnos en este país: a conocer y reconocer las biografías políticas de las personas -y de más mujeres, sin duda alguna.

Se le puede cuestionar haber sido publicado en una coyuntura electoral. Sí, pero hace un año Xóchitl no era candidata a la presidencia, era la legisladora tocando la puerta de Palacio Nacional buscando ejercer su derecho de réplica. Así son las coyunturas políticas y este libro surge en una, de manera no prevista y cuando es necesario conocer de cerca a quien puede ocupar la Presidencia de México. El que fuera de manera no prevista no significa al vapor, al contrario, la escritora llevaba muchos años de trabajo, investigación y entrevistas y logró darle sentido a ese trabajo periodístico en cada una de sus páginas.

El libro deja muchas lecciones, más allá de las filias o fobias que las personas le puedan tener a Xóchitl. Las mujeres en la política mexicana siguen enfrentando desafíos que los hombres jamás conocerán ni vivirán, empezando por la discriminación sistémica y los prejuicios que buscan socavar su credibilidad, liderazgo y presencia. También las periodistas enfrentan retos que sus colegas hombres no conocerán nunca, empezando por la minimización de su voz. Aquí se juntan dos voces, dos mujeres, dos experiencias para hacer visibles su existencia, su voz y sus compromisos, tanto con la democracia como con la libertad de expresión en un contexto poco favorable para estos últimos.

Concluyo diciendo que la Xingona de Ivonne es un libro que se encuentra en una intersección importante: la del periodismo libre, la sororidad y la del necesario fortalecimiento de la democracia.

Como decía, escribir es una manera de construir ciudadanía; leer e informarse es otra y hoy, más que nunca, la necesitamos para ejercer un voto informado. Tendremos presidenta. Que sea la presidenta de la democracia, la transparencia y la libertad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Por qué algunos ríos de Alaska se están volviendo naranjas
5 minutos de lectura
Por qué algunos ríos de Alaska se están volviendo naranjas

Los científicos están perplejos por la velocidad a la que este fenómeno se ha extendido a lo largo del estado.

28 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Algunos ríos en el remoto estado de Alaska, en EE.UU. se están “oxidando” y sus aguas están adquiriendo un desconcertante tono naranja, sin que los científicos tengan aún certeza del porqué.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California Davis, en conjunto con científicos del Servicio Geológico de EE.UU. y del servicio estadounidense de Parques Nacionales, constató que al menos 70 arroyos y ríos de Alaska están sufriendo un fenómeno conocido como drenaje ácido de rocas.

Este proceso, que ocurre comúnmente en las minas pero que también se da de manera natural, tiene lugar cuando los metales que llevan guardados en la roca miles de años entran en contacto con moléculas de agua y comienzan un proceso de oxidación.

“Yo solía dar una clase de laboratorio enfocada en el drenaje ácido de rocas y drenaje ácido de minas en las Montañas Rocosas de Colorado y llevábamos a los estudiantes a las minas abandonadas”, cuenta el profesor de la UC Davis Brett Poulin, investigador principal del estudio que revela el fenómeno.

En estos ríos de Alaska estamos viendo las mismas secuencias de cambios en la química del agua, pero con la diferencia de que están muy lejos de cualquier fuente minera”.

Un fenómeno nuevo en los ríos de Alaska

Los ríos naranja de Alaska
Las impactantes imágenes de ríos naranjas se ven desde el espacio. Foto: UC Davis.

Cuando el biólogo del Servicio Meteorológico de EE.UU., Mike Carey, volvió a Alaska en 2018 a continuar con sus investigaciones sobre los peces e insectos, se encontró con algo que nunca había visto antes.

“Todo estaba bien en 2017”, dice el investigador. “Estábamos recolectando peces, macroinvertebrados”.

Pero cuando volvimos en 2018, todo el río, todo el tributario, se había vuelto color naranja. No podía encontrar peces en el arroyo y la comunidad de macroinvertebrados había sido diezmada”.

Al principio, los investigadores creyeron que era una anomalía: un evento único de ese año, y relacionado a factores pasajeros. Pero el fenómeno se ha seguido presentando y actualmente afecta a 75 ríos y sus tributarios en la cordillera de Brooks, que atraviesa el estado.

“Nuestra hipótesis de trabajo”, explica el profesor Poulin, “es que el derretimiento del suelo del permafrost —capas de suelo congeladas— está permitiendo que el agua se filtre de manera más profunda y que interactúe con minerales que han estado atrapados por miles de años”.

“Esos minerales están generando una reacción con el oxígeno en el agua”.

“Cuando ese agua entra al río, el PH se incrementa bastante y hace que se precipite la salida de metales. Y el que más se puede apreciar visualmente es el hierro, que es por lo que se ve como si los ríos se estuvieran oxidando”, explica el investigador.

Más datos

Un río naranja de Alaska
UC Davis

Para Taylor Eviunger, investigadora del equipo del profesor de Poulin, estos cambios en la composición del agua generan un reto para todo el estado: “El ecosistema ártico en conjunto, tanto los ambientes acuáticos como la salud humana, están bajo riesgo por este cambio en la composición química del agua en la región”.

Asegura que las vertientes hídricas de la zona han visto un incremento exponencial de metales tóxicos como zinc, cobre, níquel y plomo: “Estos metales son tóxicos para los peces y esto puede tener un impacto negativo en la salud de ecosistema acuático, lo cual de paso deteriora la calidad del agua que es importante para las comunidades rurales locales que dependen del agua potable y la pesca sostenible”.

Actualmente, los investigadores están enfocados en tratar de entender las causas de la oxidación, especialmente para saber si se va a empezar a presentar en otros lugares, dice el biólogo del servicio de parques nacionales de EE.UU. Jon O’Donnell.

El ártico se está calentando a un ritmo mucho más rápido que el resto del planeta”, dice O’Donnell, quien ha estado recolectando datos del fenómeno de oxidación en los ríos de Alaska desde que se empezó a constatar. “Creo que los estimados recientes dicen que se estaría calentando a cuatro veces la velocidad del resto del mundo”.

“Si el derretimiento del permafrost es el principal mecanismo que permite que esto ocurra, donde sea que haya lugares con este tipo de depósitos minerales existirá el potencial de que este drenaje de roca ácida logre alcanzar los arroyos y ríos”, asegura.

Dinamismo y esperanza

Un río con vertientes naranja
El fenómeno se está presentando en toda la cordillera de Brooks, que atraviesa Alaska. Foto: UC Davis

Para el investigador Brett Poulin, quien quedó impactado al darse cuenta de que el naranja de los ríos de Alaska ya se puede ver desde el espacio, su trabajo está apenas comenzando.

“Son más las cosas que no sabemos que las que sabemos en este momento, y mi esperanza es tener la oportunidad de dedicar años a responder esas preguntas clave: ¿cuáles son los impactos en los organismos acuáticos?, ¿qué pasa río abajo? y ¿cómo puede esto impactar procesos más grandes en el ártico?”.

Pese a todo, se muestra esperanzado.

“Lo que hemos observado hasta el momento es que, de un año a otro, los sistemas son dinámicos. Están cambiando. Así que en términos de cómo van a cambiar las cosas a largo plazo, no tenemos una respuesta, pero tengo confianza de que habrá algunos lugares en los que podrá haber una mejora”.

Por ahora, la investigación se enfocará en identificar los ríos más sensibles a este fenómeno y los lugares donde es más probable que ocurra.

“Con esas dos piezas de información podemos hacernos una idea del impacto que tendrá en la vida acuática” y el impacto que esto pueda tener en la población local.

línea
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...