Home
>
Animal MX
>
Estilo de vida
>
*Tradiciones de Semana Santa en México* por las que deberías viajar
*Tradiciones de Semana Santa en México* por las que deberías viajar
Fotos: Cuartoscuro
5 minutos de lectura
*Tradiciones de Semana Santa en México* por las que deberías viajar
14 de abril, 2022
Por: Abigail Camarillo
@aabi_cm 

No es ningún secreto que nuestro país es rico en costumbres de todo tipo y sin importar si somos creyentes o no, las religiosas son las más fascinantes y llamativas. Aquí te presentamos algunas tradiciones de Semana Santa en México que vale la pena ver al menos una vez en la vida.

Esta tradición que sucede entre los meses de marzo y abril reúne a miles de creyentes católicos en todo nuestro territorio. Y aunque la base es la misma (conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo), hay algunos lugares que realizan acontecimientos únicos.

Tradiciones de Semana Santa en México

Ya sea que te lances de último momento o que lo planees mejor para el próximo año, aquí mencionamos algunas tradiciones y rituales que destacan en nuestro país y con los que podrás ver esta festividad con otra perspectiva.

1. La Pasión de Cristo en Iztapalapa, CDMX

Dicen por ahí que chilanga que se respeta ha ido al viacrucis de Iztapalapa en la CDMX. Y es que sí es “casi una experiencia religiosa” por la enorme cantidad de personas que asisten a verlo.

Este 2022 se celebra la 179 representación teatral de la Pasión de Cristo; esta se realiza en las calles de Iztapalapa y culmina en el Cerro de la Estrella. En ella participan ciento de personas de la comunidad tanto como actores y actrices, como para crear los vestuarios y todos los materiales de utilería.

Mira: ¿Cuándo es, a qué hora y dónde ver La Pasión de Cristo?

Es tan importante que ha llegado a juntar a dos millones de personas y hasta se transmite en televisión nacional anualmente.

tradiciones semana santa viacrucis iztapalapa
Imagen de la 176 representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa realizada en 2019. Foto: Galo Cañas para Cuartoscuro

Para hacer la Pasión de Cristo las personas ensayan durante semanas y algunas hasta pasan por arduos entrenamientos. Por ejemplo, hay requisitos muy específicos para conseguir el papel de Cristo: ser oriundo de uno de los ocho barrios de Iztapalapa, medir más de 1.75 metros, tener la primera comunión, no tener tatuajes y gozar de buena salud.

Axel será quien lleve tan importante rol este 2022 y le confirmó a Cuartoscuro que tiene una rutina de entrenamiento de cuatro horas diarias. En ellas se incluye cargar mínimo unas dos horas una cruz de madera que pesa más de 80 kilogramos.

2. Tewerichic en la Sierra de Chihuahua

Como sabes, hay muchas celebraciones católicas que en nuestro país se mezclaron con las de culturas prehispánicas para crear algo único. Un claro ejemplo de ello es lo que se vive en Chihuahua, que es de las tradiciones de Semana Santa en México más particulares.

Esta es realizada por la comunidad rarámuri que habita en la sierra, pues la Semana Santa católica coincidió con el culto que las comunidades tenían a las deidades de la luna y el sol.

Ambas tradiciones se mezclaron y hoy en día vemos el Tewerichic, un ritual donde se realiza una danza que representa la lucha entre el bien y el mal. Esta resulta en la victoria de soldados aliados de Dios sobre los guerreros del diablo.

También lee: Vistas panorámicas, ecoturismo y tradición platera: qué hacer en Taxco

3. La Pesca de la Sardina Ciega en Tapijulapa, Tabasco

Y hablando de tradiciones indígenas que se combinaron con la Semana Santa, no dejes de presenciar este extraordinario ritual que se realiza cada año en el pueblo mágico Tapijulapa en Tabasco.

Se hace en honor a las deidades de la lluvia, agua, tierra y la luna y se realiza en las albercas naturales que se forman en la Cueva de las Sardinas Ciegas para pedir por cosechas, pescas y lluvias abundantes.

Al ritmo de tambores y flautas, y luego de realizar una peregrinación por la selva, los indígenas zoques danzan en círculos y con canastos en las manos pescan las sardinas.

4. Procesión del Silencio en San Luis Potosí

Otra de las tradiciones de Semana Santa en México muy famosas es la Procesión del Silencio que se realiza en San Luis Potosí que se desarrolla cada Viernes Santo desde 1954.

Aquí también hay un se representa la pasión y muerte de Cristo, pero abunda la solemnidad y el misticismo. La salida es de las puertas del Templo del Carmen, donde un grupo de tambores anuncia el inicio de esta marcha y no dejan de tocar hasta el final de la celebración y destacan en medio del silencio de la procesión.

Después salen las cofradías (congregación), que suelen ser unas 30 y cada una usa un color distinto. Pero lo que llama la atención de muchas personas son los encapuchados, cuya vestimenta representa luto y humildad.

procesión del silencio semana santa
Imagen de la Procesión del Silencio de 2018 donde puede apreciarse que las cofradías de diversas iglesias se distinguen por los colores que utilizan. Foto: Marcelo Palacios para Cuartoscuro.

Por si vas a SLP: Cascadas, surrealismo y pueblos mágicos, lugares que visitar en San Luis Potosí

5. El Día de la samaritana en Oaxaca

Oaxaca tiene otra de las tradiciones de Semana Santa en México únicas en el mundo: el Día de la Samaritana. Este se celebra cada cuarto viernes de Cuaresma y consiste en regalar aguas de sabores.

Esta acción hace referencia al pasaje bíblico donde Jesús le pide agua para beber a una mujer Samaritana. Dicen que esta tradición nació en el siglo XIX cuando los párrocos comenzaron a regalar a agua a las y los devotos.

Pero ahora no solo personas católicas son partícipes, pues se puede ver que regalan agua en iglesias, parques, sitios públicos y también en algunos comercios.

semana santa en méxico
Tras dos años de suspensión por la pandemia por covid-19, regresó la Samaritana a Oaxaca. Decenas de puestos de aguas frescas se instalan en las calles para obsequiar a los peatones. Foto: Carolina Jiménez para Cuartoscuro.

6. Los Fariseos en el Norte de México

En Sonora, Chihuahua, Sinaloa y hasta Durango es común que cada Cuaresma salgan los llamados “fariseos”, personajes que fueron introducidos a nuestra cultura por los jesuitas en la época colonial.

Ellos tienen la encomienda de representar el mal, por lo que es común que vistan máscaras que asemejan demonios y algunas están hechas con piel de animal. Su vestimenta también se caracteriza por los cascabeles que usan en brazos, piernas y cintura.

Muchos de los fariseos son personas que guardan alguna penitencia y al final de la cuaresma se realiza la quema de las máscaras para celebrar a los hombres detrás de estas figuras y para presentar que inician un nuevo ciclo libre de pecado.

fariseos semana santa en méxico
Foto: Luis Gutierrez para Cuartoscuro
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
“Solo quería darle una vida digna”: el padre que vio morir a su hija asfixiada intentando llegar a Reino Unido
6 minutos de lectura
“Solo quería darle una vida digna”: el padre que vio morir a su hija asfixiada intentando llegar a Reino Unido

La familia de origen iraquí había pedido asilo en varios países de Europa, pero dicen que se lo denegaron y les dijeron que iban a ser deportados.

02 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Ahmed Alhashimi está en la playa, gritando a las olas que van y vienen, golpeándose y arañándose el pecho, entregándose al dolor, la rabia y la culpa, que no desaparecen.

“No pude protegerla. Nunca me lo perdonaré. Pero el mar era la única opción que tenía”, solloza.

La semana previa, al amanecer, en ese mismo tramo de la costa francesa al sur de Calais, el hombre de 41 años se vio atrapado dentro de un bote inflable mientras gritaba para pedir ayuda, arremetía contra los cuerpos que lo rodeaban y rogaba a la gente que se moviera para darle espacio y poder agacharse.

Quería así rescatar a su hija Sara, de 7 años, de la oscuridad sofocante en la que había sido aplastada.

“Sólo quería que aquel hombre se moviera para poder levantar a mi bebé”, explica Ahmed.

Se refiere a un joven que era parte de un grupo más grande que embarcó en el último minuto, cuando el bote ya estaba alejado de la costa.

El hombre primero lo ignoró. Luego lo amenazó.

“Eso fue como la muerte misma. Vimos gente morir. Vi cómo se comportaban esos hombres. No les importaba a quién pisaban, fuera un niño o la cabeza de alguien, joven o viejo. La gente empezó a asfixiarse”, cuenta Ahmed con amargura.

Sara con un muñeco de peluche en la mano.
BBC
Sara, de 7 años, se asfixió cuando la gente la empujaba en el bote en el que intentaba cruzar de Francia a Reino Unido.

Aunque Ahmed es iraquí, su hija ni siquiera conocía ese país. Nació en Bélgica y pasó la mayor parte de su corta vida en Suecia.

En total, cinco personas murieron en el mismo incidente, víctimas de lo que debió parecer una agonizante estampida a cámara lenta.

Un equipo de la BBC presenció lo que sucedió.

Los traficantes escoltaban a sus pasajeros a través de la playa hacia un pequeño bote mientras usaban fuegos artificiales y empuñaban palos para protegerse de un grupo de policías franceses que intentaba, sin éxito, impedir que el grupo abordara en el bote.

Un bote inflable abarrotado se dirige al mar en el Canal bajo la luz de la luna. Un barco de la guardia costera francesa aparece en el horizonte.
BBC News
El bote inflable abarrotado se hace a la mar en el Canal entre Francia y Reino Unido.

“¡Ayuda!”

A medida que el barco se alejaba mar adentro, escuchamos a alguien gritar débilmente desde a bordo. Pero en la penumbra que precede al amanecer era imposible saber qué estaba pasando.

Al amanecer, la policía se alejaba ya de la orilla junto a un presunto traficante de personas y algunos de los migrantes que no subieron al bote.

Ahmed confirmó más tarde que el hombre que gritaba pidiendo ayuda era él, implorando desesperadamente a quienes lo rodeaban que salvaran la vida de Sara.

La esposa de Ahmed, Nour AlSaeed, y sus otros dos hijos, Rahaf, de 13 años, y Hussam, de 8, también quedaron atrapados entre la gente, pero podían respirar.

“Soy un trabajador de la construcción. Soy fuerte. Pero ni siquiera yo podía sacar mi pierna, atrapada en la multitud. No me extraña que mi pequeña tampoco pudiera. Estaba bajo nuestros pies”, dice Ahmed.

El cuarto intento

Este era el cuarto intento de la familia para cruzar de Francia a Reino Unido desde que llegaron a la zona hace dos meses.

La policía los sorprendió dos veces en la playa cuando luchaban por el seguir el ritmo del resto de migrantes, que corrían hacia el bote de un traficante.

Ahmed cuenta que esta vez, los traficantes -que cobraban US$1.600 por adulto y la mitad por cada niño-, les habían prometido que sólo 40 personas subirían a su bote, pero se sorprendieron cuando otro grupo de migrantes apareció en la playa e insistió en subir a bordo.

Sara estuvo tranquila al principio. Sostenía la mano de su padre mientras caminaban desde la estación de tren de Wimereux la tarde anterior. Luego, durante la noche, se escondieron en unas dunas al norte de la ciudad.

Poco antes de las 6 de la mañana, el grupo ya había inflado su bote. Luego, los traficantes les ordenaron que lo llevaran a la playa y corrieran con él hacia el mar antes de que la policía los interceptara.

Dice Ahmed que, de repente, un bote de gas lacrimógeno de la policía explotó cerca de ellos y Sara comenzó a gritar.

Una vez que subieron a la embarcación, Ahmed sostuvo a Sara sobre sus hombros durante aproximadamente un minuto, pero luego la bajó para ayudar a subir a bordo a su otra hija, Rahaf.

Fue entonces cuando perdió de vista a Sara.

Solo más tarde, cuando los equipos de rescate franceses los interceptaron en el mar y desembarcaron a algunas de las más de 100 personas hacinadas en el bote, Ahmed pudo por fin llegar hasta el cuerpo de su hija.

“Vi su cabeza en la esquina del barco. Estaba toda azul. Ya estaba muerta cuando la sacamos. No respiraba”, explica entre sollozos.

Desde entonces, las autoridades francesas atienden a la familia mientras esperan para enterrar el cuerpo de Sara.

Sara con su hermano Hussam y su hermana Rahaf.
BBC
Sara (derecha) con su hermano Hussam y su hermana Rahaf. Ya habían intentado cruzar el Canal tres veces.

“Era la única opción que tenía”

Ahmed dice que es consciente de las fuertes críticas en las redes sociales que ha enfrentado por parte de personas que le acusan de poner a su familia en un riesgo innecesario. Parece debatirse entre aceptar y rechazar tales acusaciones.

“Nunca me lo perdonaré. Pero el mar era la única opción que tenía. Todo lo que pasó fue en contra de mi voluntad. Se me acabaron las opciones. La gente me culpa y dice: ‘¿Cómo arriesgaste a tus hijas?’ Pero he estado 14 años en Europa y he sido rechazado”, dice Ahmed, y detalla los años de intentos fallidos para asegurar su residencia en la Unión Europea tras de haber huido de Irak después de lo que describió como amenazas de grupos de milicias.

Al parecer, Bélgica le denegó el asilo con el argumento de que Basora, su ciudad natal en Irak, estaba clasificada como zona segura.

Cuenta que sus hijos pasaron los últimos siete años con un pariente en Suecia, pero que recientemente le informaron que serían deportados, junto a él, a Irak.

“Si supiera que hay un 1% de posibilidades de quedarme con los niños en Bélgica, Francia, Suecia o Finlandia, me quedaría allí. Lo único que quería para mis hijos es que fueran a la escuela. No quiero ningún tipo de ayuda social. Mi esposa y yo podemos trabajar. Sólo quería protegerlos a ellos, a su infancia y a su dignidad”, continua.

“Si la gente estuviera en mi lugar, ¿qué harían? Aquellos que (me critican) no han sufrido lo que yo he sufrido. Ésta era mi última opción”, dice, apelando al gobierno británico en busca de solidaridad y apoyo.

El último dibujo que hizo Sara de su familia.
BBC
El último dibujo que hizo Sara de su familia antes de su cuarto intento por llegar a Inglaterra.

Eva Jonsson, profesora de Sara en Uddevalla, Suecia, describe a la niña como “amable y buena” en un mensaje de vídeo enviado a la BBC.

“Tenía muchos amigos en la escuela. Jugaban juntos todo el tiempo… En febrero nos enteramos de que la deportarían y de que sería rápido. Nos avisaron con dos días de antelación”, explica.

Después de enterarse de su muerte, la clase se reunió en círculo y guardó un minuto de silencio.

“Es muy desafortunado que esto le pase a una familia tan agradable. He enseñado a (otros) niños de esta familia y me sorprendió mucho la deportación”, dice la maestra.

“Aún tenemos la foto de Sara delante de nosotros y la guardaremos aquí mientras los niños quieran”.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...