Home
>
Animal MX
>
Estilo de vida
>
Las mujeres trans no me borran (y por qué las terf sí ejercen el dichoso ‘borrado’)
Las mujeres trans no me borran (y por qué las terf sí ejercen el dichoso ‘borrado’)
Fotos: Elizabeth Cruz | @elycruzla | Animal MX / Animal Político
5 minutos de lectura
Las mujeres trans no me borran (y por qué las terf sí ejercen el dichoso ‘borrado’)
Hablemos de por qué insistir en esto es caer en discursos de odio basados en prejuicios muy cercanos a la ideología conservadora y antiderechos.
11 de marzo, 2023
Por: Ana Estrada
@ 
0

Vamos a empezar rápido y directo con esto (para después desmenuzar poquito a poquito el asunto entero): las mujeres trans no borran a las mujeres cis porque también son mujeres. Insistir en ese dichoso “borrado” es un discurso de odio porque alimenta y fortalece estereotipos, prejuicios y otras formas de discriminación en contra de la población trans.

Este discurso de mujeres que se nombran feministas transexcluyentes (TERF) se centra en una sola característica, la identidad de género de las personas, para generar pánicos morales, explica la abogada Jessica Marjane.

Este grupo de mujeres, dice Jessica —quien es fundadora de la organización Red de Juventudes Trans—, emplean frases, comentarios, pensamientos ligados a determinar “cuál es y cuál no es lo correcto, lo normal, lo bueno, lo malo, lo cierto, lo incierto y está basado en prejuicios”.

mujeres trans en el feminismo 8m marcha cdmx
Fotos: Samedi Aguirre | @im_samedi | Animal MX / Animal Político

La falacia del “borrado de mujeres”

Ahora sí, teniendo en cuenta que el discurso TERF es un discurso de odio y se basa en prejuicios (cercanos a argumentos conservadores y antiderechos) hablemos sobre por qué las mujeres trans no borran a mujeres cis.

Vámonos al propio término utilizado: borrado, “es una palabra alarmista porque la existencia de una mujer trans no desaparece en automático a una mujer cis”, dice Jessica. O sea, eso del borrado es una analogía para justificar la exclusión de personas trans.

Además, no existe una estadística o datos fehacientes que demuestren que la participación de las personas trans en ámbitos sociales, políticos, de dispersión o cualquier otro, provoque que las mujeres cisgénero tengamos menor participación.

Mira: Pronunciamiento contra la marcha “del borrado de mujeres” y los discursos y actos de transodio

Mujeres trans se manifestaron en la Cámara de Diputados exigiendo sea aprobada la Ley de Identidad de Género, bloquearon algunas avenidas e impidieron el acceso al recinto legislativo.
Foto: Crisanta Espinosa Aguialar | Archivo Cuartoscuro

“Pero… ¡nos quitan derechos ganados!”… emmm no

Un argumento al que se recurre constantemente para impulsar la idea del borrado de mujeres cis, es que en temas legislativos se quita el “término mujer” que tanto costó incluir y que se reconociera en las leyes.

Sin embargo, las reformas que se aplican a alguna ley no son retroactivas. Es decir, no por incluir a más personas en la ley, se borra a quienes estaban anteriormente.

“Los derechos de las personas trans parten de un principio de progresividad. Las leyes no son retroactivas en cuanto si una persona trans obtiene el derecho”, explica Jessica Marjane y detalla que no existe ningún retroceso, ni en las normativas jurídicas ni en las políticas públicas que se han aplicado a mujeres. “Al contrario, fortalece y robustece la política porque atiende a las especificaciones de cada mujer“.

Y algo que dice Jessica y que es importantísimo señalar: buscar eliminar los derechos conquistados por determinado grupo, es un discurso antiderechos que quita este principio de progresividad.

A esto, la abogada especialista en materia laboral, género, diversidad e inclusión, Alix Trimmer, agrega que es necesario comprender qué tanto influye el lenguaje y su construcción en nuestras vidas.

“Esa visión de las personas transexcluyentes, que dicen que se les borra por incluir a otras personas, me parece un completo contrasentido con el discurso que subyace detrás de la inclusión de las mujeres“, dice en entrevista.

Es como decir que no era necesario nombrar a las mujeres y entidades femeninas “porque ya estábamos incluidas en el término patriarcal de «Todos», término masculino y las generalizaciones masculinas”.

Según detalla Alix, las afirmaciones TERF van en contrasentido con el feminismo porque “lo que se buscó a través del movimiento feminista fue el reconocimiento de nosotras, que se nos incluyera en un paraguas que no nos contenía. Resulta absurdo que repliquemos ese fenómeno de exclusión con otras personas“.

En este sentido… ¿quién borra a quién?

borrado de mujeres falso
Foto: Elizabeth Cruz | Animal MX/Animal Político

Terfismo, una distracción para lo importante: la opresión patriarcal

Existe una importante colindancia entre los movimientos feminista y de reconocimiento de identidades. Ambas luchas comparten un ideal importantísimo: hacer frente al patriarcado.

No es una “importanción”, señor presidente: Qué es el patriarcado y el pacto patriarcal

Alix hace un señalamiento importante: la agenda TERF provoca “divisiones que lo que hacen es darle armas y herramientas a ese enemigo común para violentarnos aún más e, incluso, a través de esas diferencias replicar estereotipos en contra de las mujeres”.

las mujeres trans no me borran
Foto: Elizabeth Cruz | @elycruzla | Animal MX / Animal Político

Y es que focalizar la energía en el tema de las personas trans, al concentrar el esfuerzo por fortalecer el discurso de que “borran mujeres” está dejando de lado objetivos que cuestan la vida de otras personas.

Te recomendamos: No binaries, intersex y asexuales: rostros y voces de las identidades LGBTIQA+ más invisibilizadas

Es decir, esa energía se podría utilizar para denunciar las desapariciones de mujeres, feminicidios, la falta de presupuesto para las fiscalías de feminicidios, los altos índices de impunidad, o la falta de atención a refugios, la prevención, sanción y reparación del abuso sexual infantil, nos explica Jessica Marjane. “Todos los temas pasan a un segundo plano, todos los esfuerzos que pueda una persona hacer se enfocan en hablar de las personas trans”.

Y es que hay un punto que se debe abordar y repensar: “Luchas por los derechos de las mujeres es utilizar el cuerpo, la voz, la presencia y los cuidados y todo lo que intervenga que gasta energía”, dice Jessica.

Entonces, ¿vale la pena utilizar toda esa energía en quitarle derechos a otras personas?

las mujeres trans no me borran 8m
Foto: Elizabeth Cruz | @elycruzla | Animal MX / Animal Político

Lo peligroso de alimentar la narrativa TERF

El seguir alimentando estas narrativas que buscan excluir a las personas trans de sus derechos, de mantenerlas bajo la mirada de extrañeza, burla o desconocimiento y de la carga moral negativa, cuesta vidas.

Jessica Marjane explica que algunas consecuencias importantes son:

  • La violencia contra jóvenes y niñes por parte de sus propios padres a través de las ECOSIG (mal llamadas “terapias de conversión”).
  • Se justifica la expulsión de sus hogares a las personas trans.
  • La deserción escolar, pues cuando el bullying no es atendido se justifican los actos de violencia desde temprana edad.
  • Se ignora la ideación del suicidio.

“Los crímenes de odio son la punta del iceberg, entonces se alimenta un iceberg y se mantiene a las personas trans en la marginalización“, dice la abogada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
6 minutos de lectura
Martine Moïse: quién es la viuda del expresidente de Haití Jovenel Moïse y por qué la acusan de estar implicada en su asesinato
Hablemos de por qué insistir en esto es caer en discursos de odio basados en prejuicios muy cercanos a la ideología conservadora y antiderechos.
21 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Martine Moïse, que resultó herida en el ataque en el que asesinaron a su esposo, el entonces presidente de Haití Jovenel Moïse, forma parte ahora de la lista de decenas de acusados tras dos años de investigación.

Se le imputan los cargos de “complicidad y asociación criminal”, según un documento legal filtrado por un portal de noticias haitiano.

Ni la ex primera dama ni su abogado han hecho comentarios sobre la acusación por el momento.

Moïse, en paradero desconocido, ha utilizado las redes sociales en los últimos días para denunciar “detenciones injustas” y lo que calificó como una “persecución interminable”.

Nuevas acusaciones

Los medios haitianos destacaron que, si bien el extenso documento legal acusa a 51 personas, no identifica a quién ordenó y financió el asesinato del presidente Moïse.

El dirigente de 53 años fue muerto a tiros el 7 de julio de 2021 en su residencia privada en las afueras de la capital, Puerto Príncipe, por un grupo de mercenarios, en su mayoría colombianos.

Los últimos cargos se hicieron públicos el lunes, cuando el portal de noticias haitiano Ayibo Post filtró la acusación, y fueron presentados por Walther Wesser Voltaire, el quinto juez que encabeza la investigación del asesinato.

En el documento legal de 122 páginas, el magistrado expone las acusaciones a Martine Moïse y otros 50 sospechosos.

Sostiene que las declaraciones de la ex primera dama tras el asesinato de su marido estuvieron “tan marcadas por contradicciones que dejan mucho que desear y la desacreditan”.

La ex primera dama

Martine Moïse
Getty Images
La esposa de Jovenel Moïse se encuentra en paradero desconocido.

Martine Moïse, de 49 años, fue gravemente herida en el ataque a su residencia en Pétion-Ville que culminó con la muerte de su marido.

Sufrió impactos de bala en los brazos y el muslo, además de lesiones severas en la mano y el abdomen.

Tras el incidente fue atendida de urgencia en el Hospital General de Puerto Príncipe, en medio de una gran confusión y falsos rumores sobre su fallecimiento.

Después la evacuaron a Miami, EE.UU., donde describió el asesinato de su esposo como un ataque de individuos “altamente entrenados y fuertemente armados” que buscaban sabotear la transición democrática en Haití.

El mismo julio de 2021 regresó a su país de forma inesperada, y su defensa legal asegura que en la actualidad permanece escondida en un lugar no revelado por motivos de seguridad.

Martine Moïse ha criticado en varias ocasiones la investigación del asesinato de su marido, al considerar que los magistrados encargados del caso no tienen interés en destapar la verdad.

La ex primera dama, que conoció a Jovenel Moïse durante su etapa universitaria, destacó durante su mandato por apoyar causas cívicas y humanitarias.

Lideró la Fondasyon Klere Ayiti, una ONG de desarrollo comunitario sobre educación y asuntos de la mujer, y también fue presidenta de coordinación del Fondo Mundial en Haití, que busca combatir el VIH/sida, la malaria y otras enfermedades en el país caribeño.

Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018
Getty Images
Martine Moïse y la reina Letizia de España en un evento caritativo en Puerto Príncipe en 2018.

La declaración para implicarla

Como prueba contra Martine Moïse el documento cita una declaración de Lyonel Valbrun, que era secretario general en el Palacio Nacional de Haití cuando asesinaron al presidente.

Valbrun alega que Jovenel Moïse llegó al Palacio Nacional de Haití, la residencia oficial del presidente, dos días antes del asesinato.

Según el secretario general, Martine Moïse pasó cinco horas sacando “un montón de cosas” del palacio.

No está claro qué objetos supuestamente se llevó, pero la declaración sugiere que las acciones de la ex primera dama no respondían a “intuición” o “casualidad”, sino que tenía conocimiento previo de los acontecimientos que estaban por venir.

Valbrun alega también que ese mismo día ella lo llamó y le dijo: “Jovenel (Moïse) no ha hecho nada por nosotros” como presidente.

La acusación también menciona a otro sospechoso, el exfuncionario del Ministerio de Justicia haitiano Joseph Felix Badio, que acusa a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido del poder.

Según Badio, la ex primera dama conspiró con el entonces primer ministro, Claude Joseph, para destituir a Moïse.

Claude Joseph
Getty Images
Claude Joseph aún era primer ministro cuando Moïse fue asesinado, pero pronto fue reemplazado por Henry.

El plan, alegó Badio, era que Claude Joseph liderara el país hasta que se celebraran elecciones, en las que Martine Moïse se presentaría como candidata a la presidencia.

Claude Joseph también ha sido acusado de conspiración y asociación para delinquir.

Las sospechas sobre el actual presidente

En una declaración al periódico Miami Herald, Joseph aseguró que él y la ex primera dama están siendo atacados por el actual presidente y primer ministro en funciones de Haití, Ariel Henry.

El que fue primer ministro hasta el asesinato de Moïse sostiene que Henry fue “el principal beneficiario” de este crimen, ya que tomó posesión de su cargo dos semanas después y permanece en el poder desde entonces.

Las peticiones para su renuncia han aumentado en las últimas semanas, y muchos haitianos denuncian que no ha cumplido su promesa de celebrar elecciones.

Ariel Henry
Getty Images
Hay quienes apuntan a la implicación del actual presidente en funciones, Ariel Henry, pero no figura como sospechoso en la investigación.

Henry sostiene que los comicios no se pueden convocar mientras el país esté azotado por la violencia de las pandillas, fuera de control desde el asesinato del presidente Moïse.

Claude acusa a Henry de “convertir al sistema de justicia haitiano en un arma, procesando a opositores políticos como yo”.

“No lograron matarnos a Martine Moïse y a mí el 7 de julio de 2021, y ahora están utilizando el sistema de justicia haitiano para promover su agenda maquiavélica”, publicó.

Henry no está en la lista de acusados por el juez Walther Wesser Voltaire, pese a que los registros telefónicos supuestamente mostraban que recibió varias llamadas telefónicas de uno de los sospechosos en las horas posteriores al asesinato.

El sospechoso que supuestamente llamó al actual presidente es Joseph Felix Badio, el mismo hombre a quien se cita acusando a Martine Moïse de conspirar para derrocar a su marido.

Henry siempre ha sostenido que no recuerda haber recibido una llamada telefónica de Badio la noche del asesinato.

Sin embargo, el hecho de que cesara al fiscal que intentó interrogarlo por las llamadas telefónicas desató críticas y retrasó aún más la investigación.

El primer ministro también desestimó las acusaciones de estar vinculado de alguna manera con el asesinato de Moïse y las calificó de “noticias falsas”.

Las autoridades haitianas no son las únicas que investigan el asesinato de Moïse.

Cuatro personas han sido condenadas a cadena perpetua en Estados Unidos, donde se habría urdido parte del complot para derrocar al presidente Moïse.

línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.