Home
>
Animal MX
>
Estilo de vida
>
El ligue me dejó en visto y desapareció: *¿por qué duele el ‘ghosting’?*
El ligue me dejó en visto y desapareció: *¿por qué duele el ‘ghosting’?*
Foto: Tandem X Visuals para Unsplash
6 minutos de lectura
El ligue me dejó en visto y desapareció: *¿por qué duele el ‘ghosting’?*
18 de mayo, 2020
Por: César Galicia
@cesargalicia_ 
0

Hay un experimento clásico en psicología conocido como La situación extraña. Sin entrar en mayor detalle, el estudio trata de entender qué sucede cuando la madre de un bebé desaparece un rato de un cuarto donde antes estaban ambos y el bebé tiene que afrontar una situación, pues, estraña, sin su figura materna.

Según el experimento, los bebés tienen tres maneras posibles de reaccionar cuando desaparece su madre por cierto tiempo y se enfrentan a lo desconocido:

  • A (evitativo): cuando la madre desaparece, el bebé: demuestra indiferencia, como si no le hubiera afectado. Como si pensara “bueno, igual no era tan importante tu presencia acá, tampoco es como que necesito tu atención”. 

Sin embargo, detrás de esa aparente indiferencia, existe un estrés que no se comunica: el de tener necesidades y deseos no atendidos. 

Para reaccionar así, antes recibió un mensaje de las personas que estaban a cargo de su cuidado: tus necesidades no importan y no estaremos para atenderlas. Por lo tanto, su aparente frialdad e indiferencia es una forma de sobrevivir a ese aprendizaje, porque la cercanía representaría vulnerabilidad.  

  • B (seguro): cuando la madre desaparece, el bebé: no reacciona de manera agitada, ni intranquila. Tiene confianza de que volverá, y de que existe una razón que no tiene que ver con su propio valor, por la cual desapareció momentáneamente.

Si no vuelve después de un rato, la buscará y sólo se comenzará a preocupar si desaparece durante un tiempo demasiado prolongado. Mientras no regresa, mantiene buen humor. Para reaccionar así, antes recibió un mensaje de las personas que estaban a cargo de su cuidado: tus necesidades importan y estaremos para atenderlas.

  • C (ansioso-ambivalente): cuando la madre desaparece, el bebé: reacciona con mucha ansiedad. Buscará agitadamente una respuesta y puede que actúe erráticamente (por ejemplo, llorando) para conseguirla. 

Detrás de esta reacción existe una tremenda angustia: la posibilidad de haber sufrido abandono. Y es insoportable. 

Para reaccionar así, antes recibió un mensaje de las personas que estaban a cargo de su cuidado: a veces estaremos para atender tus necesidades y a veces no, pero no lo sabrás ni tendrás garantía de ello.

Animal Político y Animal MX te tenemos historias de fuerza y esperanza en este especial

Por lo tanto, su miedo a la separación y aparente dependencia es una forma de sobrevivir a ese aprendizaje, porque la distancia representaría vulnerabilidad.

Ahora cambia “cuando la madre desaparece, el bebé:” por “cuando alguien lo ghostea, usted:” y busca con cuál de las opciones te identificas más. 

Estas tres opciones representan lo que se conoce como “estilos de apego”, basados en la teoría del apego de Mary Ainsworth y John Bowlby.

Te puede interesar: Si tu novio no te mama el culo: guía para disfrutar el beso negro, anilingus o rimming

Según este modelo, las personas reaccionaremos ante la posibilidad de ser abandonadas y perder nuestros afectos según nuestras experiencias tempranas con las personas que nos cuidaron. 

Existen tres estilos de apego: A (evitativo), B (seguro) o C (ansioso-ambivalente) (hay un cuarto estilo de apego, conocido como desorganizado, pero no hablaré de él en este texto). Dependiendo de qué tan presentes o ausentes hayan estado y qué tanto aprendimos a poder confiar o no en esa presencia, será el desarrollo de nuestro estilo de apego.

Ésta, desde luego, es una sobresimplificación de una compleja teoría. Pero creo que es interesante traerla a discusión cuando hablamos de ghosting, porque cómo reaccionaremos al ghosteo, pienso, depende en buena medida de nuestro estilo de apego.

Digamos que estamos hablando con un ligue de Tinder y súbitamente nos deja de responder.

Una persona de apego seguro, por ejemplo, puede que reaccione pensando qué coraje que no me esté respondiendo, pero si esta persona no quiere estar conmigo, está bien, yo no quiero estar con ella. 

Una persona de apego evitativo podría ignorar la falta de mensajes y pretender que no le afectan al cabo que ni me gustaba tanto o quizás igual ya estaba pensando en dejar de responderle. Y en una de esas, ¡quizás ella es la persona que ghostea

Échale ojito a: ¿Cómo hacer eso de “escuchar mis emociones”?

En cambio, una persona de apego ansioso releería obsesiva y angustiosamente los últimos mensajes una y otra vez, porque quizás descubro lo que hice mal, quizás encuentro algo qué decirle para que regrese, y así pasará la noche, intentando descifrar la intención oculta, la clave para entender por qué, súbitamente, el objeto de su afecto decidió abandonarla

En entender cómo reaccionamos al ghosteo según nuestro estilo de apego está la clave para resistirlo: la persona evitativa que piensa “al cabo que ni me gustaba tanto” o “igual ya estaba pensando en dejar de responderle” podría intentar observar su propia reacción y reconocer que alejarse podría cerrar una puerta de manera súbita e innecesaria, que lo que está haciendo es una reacción ante la angustia, que su dolor es válido y que no es necesario replegarse en sí misma para afrontarlo: puede hablarlo, llorarlo, escribirlo, liberarlo.

Pts, pts, lee: El poder del pensamiento negativo y cómo usarlo a tu favor en tiempos difíciles

La persona ansiosa que piensa enviar mensajes compulsivos porque “ quizás descubro lo que hice mal, quizás encuentro algo qué decirle para que regrese” podría explorar la posibilidad de que quizás su regreso no depende de ella, quizás tampoco la están ghosteando por algo que ella haya hecho y que quizás su valor como persona no se ve realmente afectado por este evento aislado.

El chiste es encontrar formar para lidiar con el dolor de la separación.

¿Por qué la gente ghostea? Es lo que solemos preguntarnos cuando nos pasa. 

Pueden haber varias razones: que si se me olvidó, que si tuve mucha chamba, que si no quería enamorarme, que si no quería que tú te enamoraras. 

Al final, todo se reduce a un sólo punto: el ghosteo es una forma de comunicar algo que se dificulta expresar verbalmente y que se traduce en un acto de separación súbita.

Esto puede ser de ayuda: El desamor y la cruda tienen algo en común: la cura

Cada quien reacciona de maneras distintas, pero hay algo en común: el ghosteo duele. Y duele mucho. 

¿Cómo no habría de hacerlo? Es un acting del abandono, una representación inmediata y observable (con fecha y hora del último mensaje) del último momento en que una persona decidió mantener contacto con nosotros. Y en ese sentido, es una recreación de un posible trauma primigenio de abandono. 

El ghosting convierte a las conversaciones digitales en botellas con mensajes en el mar, esperando ser recogidas, leídas y respondidas en un futuro próximo, aunque todos los indicadores parezcan presagiar que no. Pero no lo vemos, porque tenemos esperanza. Parafraseando a un paciente: esperanza es sólo una palabra amable para no decir sesgo.

Supongo que podría terminar el texto con algún consejo práctico o palabra amable para cerrar el tema. Darle un respiro a la angustia. Pero no. Otro día para eso: la incertidumbre es lo que es y a cada quién le toca aprender y reaprender a lidiar con ella como puede.

Acaso pienso que ese es el amargo aprendizaje que puede salir tras la confrontación con el silencio del ghosteo: lo que queda de nosotros cuando nos quedamos sin respuestas.

No te vayas sin leer: El mal sexo es… acá un decálogo sobre malas cogidas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Australia realiza un ‘Swiftposio’; académicos analizan por qué Taylor Swift es un fenómeno global
8 minutos de lectura
Australia realiza un ‘Swiftposio’; académicos analizan por qué Taylor Swift es un fenómeno global
14 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Desde el momento en que puso el disco Fearless en su reproductor de CD cuando tenía 14 años, Georgia Carroll ha estado fascinada por Taylor Swift.

Una década y media después, ahora se la promociona como la única persona en el mundo con un doctorado sobre la superestrella.

¿Su valoración? “Por el momento, no sería exagerado decir que es una de las personas más poderosas del mundo”, afirmó.

Es por eso que Carroll se encontraba entre los numerosos expertos que llegaron a Melbourne esta semana para un simposio académico internacional que intenta explicar cómo Swift se ha vuelto tan influyente.

El evento, el primero de su tipo, abrió el telón del Eras Tour de la cantante estadounidense en Australia y contó con más de 400 presentaciones de decenas de disciplinas de estudio e instituciones académicas de todo el mundo, lo que generó una oleada de entusiasmo y titulares a nivel mundial.

“Comenzó como una broma”

La idea del Swiftposio nació en julio como un tuit medio en broma con apenas unas decenas de “me gusta”. Pero cuando los organizadores anunciaron silenciosamente el evento meses después, se volvió viral internacionalmente de la noche a la mañana.

Los organizadores se despertaron con la cobertura de la BBC, la revista Rolling Stone y la CNN.

“Pensé: tengo que enviarle un correo electrónico a mi jefe”, dijo Eloise Faichney, doctora en cultura y comunicación, con una sonrisa.

“Nuestra pequeña conferencia de repente se convirtió en un gigante”, agregó.

Los fanáticos también estaban desesperados por participar, y el domingo, cientos de personas (anuncios ambulantes de pedrería, botas de vaquero y el labio rojo característico de Swift) acudieron en masa al icónico teatro Capitol de Melbourne solo para escuchar conferencias sobre la megaestrella.

En un taller de fabricación de pulseras de la amistad con entradas agotadas, Soumil, de 19 años, afirmó que el evento, dirigido por la el Royal Melbourne Institute of Technology, está ayudando a sanar las heridas dejadas el escándalo por la venta de entradas para el Eras Tour.

“Es divertido seguir siendo parte de todo esto”, le dijo a la BBC.

Fans posan con una gigantografía de Taylor Swift.
Las entradas para eventos de fans se agotaron a velocidad de rayo. Foto: RMIT University/T J Garvie

Pero los organizadores se apresuran a aclarar que la conferencia, respaldada por siete universidades de Australia y Nueva Zelanda, no es una convención de fans.

“Aunque algunos de nosotros somos fanáticos, para nosotros ciertamente se trata de intentar tomar en serio a alguien como ella en el mundo académico”, aseguró Emma Whatman, doctora en feminismo.

“Esta no es una celebración acrítica”, señaló.

Influencia “divina”

No se puede negar que la Taylormanía se extendió por el mundo el año pasado (la cantante fue nombrada Persona del año 2023 por la revista Time) y no está claro cuándo podría desaparecer.

El pasado domingo, Swift, de 34 años, volvió a dominar los titulares con fotografías de ella y su novio futbolista Travis Kelce tras ganar este el Super Bowl.

La semana pasada en los Grammy se llevó a casa el cuarto premio al álbum del año de su carrera.

Incluso sus gatos, su publicista y sus amigos de la infancia gozan de reconocimiento y seguidores leales.

“De alguna manera se ha convertido en la superestrella más divina del planeta, más grande de lo que pensé que era posible”, dijo en la conferencia Brittany Spanos, una de las oradoras principales y reportera de Rolling Stone que en 2020 impartió el primer curso universitario sobre la cantante.

Pero Taylor Swift se ha encontrado durante mucho tiempo en el centro de grandes momentos y debates culturales, desde que saltó al estrellato cuando era adolescente.

Kanye West interrumpe a Taylor Swift en el escenario de los VMA de 2009.
Su infame encuentro con Kanye West en 2009 fue uno de esos momentos. Foto: Getty Images

Se ha convertido en una de las artistas más famosas y con mayores ingresos de todos los tiempos, a la vez que genera conversaciones sobre todo, desde regalías de streaming y propiedad de la música hasta misoginia y cultura de la cancelación.

Obviamente, la conferencia tuvo un panel completo dedicado a la Swiftonomía, un término acuñado para explicar el gigantesco impacto de la artista en las economías de las ciudades donde canta.

Pero también hubo expertos que detallaron cómo se utilizan sus hits para entrenar a los jóvenes en reanimación cardiopulmonar y debates apasionados sobre la forma en que su romance con Kelce está ayudando a las niñas a sentirse como en casa en eventos deportivos tradicionalmente dominados por hombres.

Taylor Swift y Travis Kelce se besan después del Super Bowl.
La atención hacia Swift también ha resultado en un aumento masivo en los ingresos de la NFL, la liga estadounidense de fútbol americano. Foto: Reuters

Incluso hubo un análisis lírico de sus actitudes hacia el transporte público (irónicamente, a medida que ha aumentado su uso de aviones privados en la vida real, también lo han hecho las canciones que hacen referencia a trenes y autobuses).

Y cuando el público de la conferencia se había cansado de escuchar los discursos, se les ofreció un dueto entre la artista y un clon de inteligencia artificial incómodamente preciso de la voz de una Swift más joven, para contrastar cómo ha cambiado su sonido en los últimos 17 años.

Para aficionados a la literatura, en la conferencia un dúo de madre e hija leyó poesía sobre el desprecio que la sociedad muestra hacia los intereses de las mujeres jóvenes, un tema que provocó la adoración en la multitud.

Y para los nerds de la política, una académica presentó cómo los parlamentarios australianos usan a Taylor Swift para parecer identificables.

Madeline Pentland, de 27 años, encontró más de 30 intervenciones de políticos que citaban sus letras más icónicas.

Descubrió que los hombres eran más propensos a citar a la cantante, pero tendían a usar las letras como ataque político o burla, mientras que las mujeres eran mucho más propensas a usarlas para apoyar temas de debate.

Madeline Pentland
La popularidad de Swift entre los políticos sorprendió a la historiadora Madeline Pentland. Foto: BBC.

Sin embargo, lamentó lo que cree que son algunas oportunidades perdidas: “Pensé que habría algo de Bad Blood aquí y allá, ¡pero no encontré ninguna referencia!”.

En los últimos días solamente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, bromeó con las conjeturas de que la vida amorosa de Swift es parte de un complot para amañar el Super Bowl y ayudarlo a ser reelegido, mientras que los fanáticos de la cantante hicieron correr por internet que la regrabación del álbum Reputation era inminente.

Clare Southerton, doctora en sociología, dijo estar interesada en todo lo que esto puede enseñarnos sobre las crecientes comunidades conspirativas.

También hubo debates incómodos sobre lo terriblemente implacable que puede ser la base de fans de Swift o sobre cómo su música refleja el colonialismo.

La académica Aimee-Sophia Lim, quien estudia cómo la artista está inspirando el activismo político en el sudeste asiático, dijo ser una gran admiradora, pero a menudo se siente decepcionada por el “feminismo blanco y centrado en Estados Unidos” de Swift.

“Quizás las personas negras y las del Sur Global deberían ser las que defiendan sus intereses y sus comunidades (…), pero el alcance de Taylor es innegable”, le aseguró a la BBC.

“Sería fantástico si lograra ampliar su activismo, así tal vez podría dar una plataforma a otras personas para que puedan hablar en nombre de sí mismas”.

El tema central del Switposio: ¿Cómo se volvió tan poderosa?

No todo el mundo está subido al tren de Taylor Swift.

Sabrina, quien pensaba salir de Melbourne antes del Eras Tour, no puede comprender los niveles demenciales del atractivo o la influencia de Swift.

“No entiendo todo este alboroto… realmente no entiendo lo que está pasando aquí”, le dijo a la BBC.

Pero Carroll afirmó que todo se reduce a la marca ampliamente identificable que Swift ha construido y a la “intensa conexión” que ha logrado cultivar con sus fans, muchas de las cuales sienten que han crecido con ella.

“Taylor ha pasado toda su carrera haciendo creer a sus fans que podían ser sus amigas”, añadió.

“Y ella ha hecho toda una serie de cosas que hacen que los fanáticos quieran actuar de una manera que guste” a la cantante, señaló.

Agregó que eso a veces puede conducir a comportamientos preocupantes, como ir a acosar en la boda de una amiga de Swift, gastar decenas de miles en mercadería y boletos, y obsesionarse con cada uno de sus movimientos.

Georgia Carroll
Carroll conoce de primera mano el poder de Swift. Getty Images

A lo largo del ‘Swiftposio’, organizado por la Universidad de Melbourne, asistentes compararon a Swift con Elvis, Michael Jackson, Madonna y Beyoncé.

Aunque para Spanos es difícil compararla con artistas de una época diferente, cree sin dudarlo que ella es la artista más popular del planeta en este momento.

“Será considerada la mejor compositora de su generación (…) y también una de las mejores compositoras de todos los tiempos”, opinó.

Carroll sostiene que Taylor Swift ha podido llevar su fama a otro nivel gracias a esa amplia e increíblemente motivada base de fans.

“[Para otros artistas], su esfera de influencia no se extiende demasiado fuera de su base de fans. Pero eso ya no es así para Taylor”, dijo.

Y es bueno (y debería haber ocurrido hace mucho tiempo) que la gente se esté interesando en eso, añadió.

Hace un año, cuando recibió su doctorado, la gente se reía del tema de sus estudios. Ahora dio un discurso de apertura en una de las conferencias académicas más publicitadas del mundo.

“Es como, ¡Dios mío, todo el mundo lo entiende!”, exclamó.

“No vamos a estar simplemente sentados en esta conferencia siendo fans –eso ocurrirá– pero hay muchas cosas que estudiar a Swift puede decirnos sobre el mundo”.

línea
BBC

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.