Home
>
Animal MX
>
Entretenimiento
>
Te explicamos qué sí fue real y qué no en *’Fractura’*, la película de Netflix
Te explicamos qué sí fue real y qué no en *’Fractura’*, la película de Netflix
Foto: Netflix
3 minutos de lectura
Te explicamos qué sí fue real y qué no en *’Fractura’*, la película de Netflix
14 de octubre, 2019
Por: Elsa Núñez
@elsancebada 

Fractura es una película que puede parecer bastante sencilla aunque, al final, te dejará con bastantes dudas

Esta historia dirigida por Brad Anderson nos muestra un episodio en la vida de la familia de Ray Moore (Sam Worthington), Joanne Moore (Lily Rabe) y su hija Peri (Lucy Capri).

Los Moore van en la carretera y se detienen en una gasolinera porque la niña necesita ir al baño. Al bajar, se encuentran con un perro que la asusta y, en su afán por ponerse a salvo, se tropieza y se lastima la cabeza al caer.

Sus padres inmediatamente la llevan al hospital en donde todo se pondrá bastante raro.

Una vez en el hospital, Peri parece estar bien, pero los doctores le realizarán una tomografía para asegurarse que todo realmente esté en orden, ahí es cuando la niña y su madre desaparecen y comenzará la lucha de Ray por encontrarlas.

Luego de esperar durante horas, Ray pregunta por su esposa e hija quienes, según le personal del hospital, jamás han estado ahí.

Fractured (por su nombre en inglés) podría parecer la desesperada búsqueda de un padre, pero, en realidad, tiene elementos que hacen que lo que crees que está pasando en realidad no sea así.

También te puede interesar: ‘El camino’ y otros estrenos que llegan a Netflix en octubre

¿Ya la viste y no te quedó muy claro el final?, pues aquí te lo explicamos.

¡ALERTA DE SPOILERS!

Si aún no has visto Fractura te recomendamos que guardes esta nota para después.

Final de Fractura explicado

Todo parece indicar que la familia de Ray fue secuestrada por el personal del hospital, pero al final la trama de la película cambia totalmente.

Las preguntas son: ¿Peri y Joanne realmente estuvieron en el hospital?, de ser así ¿fueron secuestradas por una red que trafica órganos humanos?

Vamos por pasos y recapitulemos lo que pasa en la película.

(Netflix)

En Fractura, poco a poco conocemos la historia a través del personaje de Ray, por lo que vemos su pasado y su presente.

Descubrimos que su relación con Joanne es el segundo matrimonio de Ray, ya que su primera esposa falleció en un accidente automovilístíco.

El trauma de este suceso lo marca para siempre por lo que en esta nueva etapa busca “no equivocarse”, ¿por qué dice esto?

Échale un ojo a esto: ¡Aay, Marce! ‘Yo soy Betty la fea’ ya está en Netflix

El accidente fue provocado por él, ya que manejaba alcohilizado y su esposa murió esperando a su primero hijo.

Durante gran parte de la película Ray lleva consigo la bufanda amarilla de Peri, pero eso en realidad no da certeza de que ella esté con vida.

Es importante que te fijes en los detalles: Peri y Joanne no son personajes inventados por la mente de Ray, pero toda la historia del hospital y la desaparición sí.

película fractura
(Netflix)

Peri sí sufrió de una lesión huyendo de un perro, cayó a un pozo y se golpeó tan fuerte la cabeza que murió en ese momento.

Cuando esto pasó, su madre obviamente entró en shock y Ray se sintió como en aquel accidente del pasado, así que reaccionó golpeándola sin pensar en que se golpearía con una barra de metal.

Checa esto: ¿Están listos? ¡Ya tenemos horarios para el Corona Capital 2019!

La historia de la desaparición solamente existe en la mente de Ray, la teoría de que ambas fueron secuestradas por una red de traficantes de órganos es falsa y los cuerpos que pone en una silla de ruedas para salir del hospital son los de las víctimas de un accidente de auto que fueron atendidos en este lugar.

Los de la familia de Ray están en la cajuela de su auto donde él los ocultó.

La mente de este personaje creó la historia que vemos en la pantalla porque la realidad es bastante diferente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
“Trabajo de 8 a 22 y descanso un día al mes”: denuncias sobre las condiciones de trabajo en fábricas que producen para Shein
5 minutos de lectura
“Trabajo de 8 a 22 y descanso un día al mes”: denuncias sobre las condiciones de trabajo en fábricas que producen para Shein

La ONG suiza Public Eye afirma que, más de dos años después de que denunciara una serie de condiciones laborales inadecuadas en las fábricas que producen ropa para Shein en China, las cosas no han cambiado sustancialmente para los trabajadores.

14 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Los trabajadores de algunos proveedores del gigante chino de la “moda rápida” Shein siguen trabajando 75 horas semanales, a pesar de que la empresa prometió mejorar las condiciones, según un informe.

Una nueva investigación de la ONG suiza Public Eye hizo seguimiento de un informe que elaboró en 2021, en el que se describía cómo los empleados de seis fábricas de Guangzhou trabajaban una cantidad excesiva de horas extra.

Según esta organización, que entrevistó a 13 empleados de seis fábricas chinas proveedoras de Shein para su más reciente investigación, las horas extra excesivas siguen siendo habituales para muchos trabajadores.

Shein le dijo a la BBC que estaba “trabajando duro” para abordar las cuestiones planteadas en el informe de Public Eye y que había realizado “avances significativos en la mejora de las condiciones”.

Shein creció rápidamente desde su fundación en 2008, y fue uno de los muchos negocios en línea que experimentaron un auge durante las cuarentenas por la pandemia de covid.

Su fórmula de ofrecer una amplia gama de ropa barata —reforzada con campañas en Instagram, TikTok y otras redes sociales— la ha convertido en una de las mayores minoristas de moda del mundo.

Su negocio depende de miles de fábricas y proveedores externos, cerca de su sede en Guangzhou. Es capaz de producir un nuevo artículo en cuestión de semanas, en lugar de meses.

Sin embargo, un empleado que lleva 20 años trabajando con las máquinas de coser, le dijo a Public Eye: “Trabajo todos los días de 8 de la mañana a 10:30 de la noche y me tomo un día libre al mes. No puedo permitirme más días libres porque cuestan demasiado”.

Los 13 empleados de la fábrica fueron entrevistados en el verano de 2023.

Los empleados trabajaban en centros de producción al oeste del pueblo de Nancun, en la zona de Guangzhou, en el sur de China.

Public Eye no volvió a Nancun, que fue el lugar de las entrevistas originales, argumentando que “el ambiente era demasiado arriesgado” por la atención mediática que suscitó su reportaje inicial.

Fábrica proveedora de Shein
Getty Images
La ONG suiza Public Eye realizó una fuerte denuncia contra Shein en 2021 por las condiciones laborales de sus proveedores.

12 horas diarias, 6 o 7 días a la semana

Los entrevistados, de edades entre los 23 y los 60 años, dijeron que trabajaban 12 horas diarias en promedio, sin contar las pausas para almorzar o cenar.

También expresaron que normalmente trabajaban de seis a siete días a la semana.

El Código de Conducta de Shein para sus proveedores establece que los empleados no deben trabajar más de 60 horas semanales, incluidas las horas extra.

La marca reconoció que se trataba de un problema de larga data cuando Public Eye lo planteó por primera vez en 2021.

En su respuesta al último informe de la organización, Shein dijo que las largas jornadas laborales en el sector eran un “desafío común que las marcas, los fabricantes y otros actores del ecosistema deben trabajarde forma conjunta para abordar”.

Añadió que no se trata de un problema exclusivo de Shein, pero afirmó estar “comprometida a poner de nuestra parte para mejorar la situación en nuestra propia cadena de suministro”.

Los trabajadores también aseguraron que sus salarios prácticamente no han cambiado desde la primera investigación y fluctúan entre 6.000 y 10.000 yuanes al mes (entre US$829 y US$1.381 al mes).

Public Eye afirma que el salario base de los trabajadores, una vez descontadas las horas extra, es de 2.400 yuanes (US$331).

Según la organización Asia Floor Wage Alliance, un salario digno en China ronda los 6.512 yuanes (US$899).

Los entrevistados contaron que, si cometían un error, tenían que hacer los arreglos de la ropa sin recibir remuneración.

“Quien comete el error es responsable de arreglarlo. Tienes que arreglar el problema en tu tiempo de trabajo”, contó a los investigadores un supervisor de 50 años.

Los trabajadores también afirmaron que habían observado un aumento de las cámaras de vigilancia en las fábricas, y dijeron que creían que las imágenes se enviaban a Shein en tiempo real para que se pudieran aplicar las normas.

Public Eye también afirmó haber observado que en las fábricas se cuidaba a niños pequeños, que había adolescentes empacando artículos y que no se cumplía la prohibición de fumar.

Shein
Getty Images
Shein ha enfrentado otras denuncias por el impacto ambiental de sus operaciones y el contenido de plomo de sus prendas.

La respuesta de Shein

En un comunicado para la BBC, Shein afirmó que está invirtiendo decenas de millones de dólares “en fortalecer la gobernanza y el cumplimiento de las normas en toda nuestra cadena de suministro”.

“Estamos trabajando activamente para mejorar las prácticas de nuestros proveedores, incluyendo que se garantice que las horas trabajadas sean voluntarias y que los trabajadores reciban una compensación justa por lo que hacen, y también reconocemos la importancia de la colaboración de la industria para garantizar la mejora continua y el progreso en esta área”, dijo.

“Como resultado de nuestros esfuerzos, una investigación que realizamos con auditores externos constató que los trabajadores de los proveedores de Shein en China perciben salarios básicos significativamente superiores al salario mínimo local promedio“.

Shein dijo a Public Eye que les exigía a los proveedores que se aseguraran de cumplir las leyes y normativas locales que rigen los salarios y las horas de trabajo.

“Cuando se detectan infracciones [de nuestras políticas], tomamos medidas firmes… [incluida] la terminación de la relación comercial”.

En cuanto a las cámaras de vigilancia, Shein le dijo a Public Eye que los proveedores tomaban sus propias decisiones sobre la instalación de cámaras en sus fábricas, y que la empresa no tenía acceso a las grabaciones.

En cuanto a los niños en las fábricas, la empresa le dijo a Public Eye: “No toleramos en absoluto el trabajo infantil. Tratamos cualquier infracción con la máxima severidad”.

La empresa reconoció que algunos empleados de las fábricas se enfrentan al reto de equilibrar el trabajo con el cuidado de los niños, lo que “puede dar lugar a que los trabajadores lleven a sus hijos al lugar de trabajo”.

“Conscientes de ello, ofrecemos ayuda económica a los proveedores para que creen guarderías dentro o cerca de sus instalaciones”.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...