Home
>
México Desigual
>
Agreden a golpes a pareja homosexual en el Metro
Agreden a golpes a pareja homosexual en el Metro
3 minutos de lectura
Agreden a golpes a pareja homosexual en el Metro
La pareja interpuso una denuncia ante el Ministerio Público 5 de la Delegación Miguel Hidalgo.
04 de diciembre, 2013
Por: Javier Elizondo (@estanislaoponz)
@WikiRamos 
0
La pareja interpuso una denuncia, pese a que el Ministerio Público intentó disuadirlas. //FOTO: Cuartoscuro.
La pareja interpuso una denuncia, pese a que el Ministerio Público intentó disuadirlas. //FOTO: Cuartoscuro.

Hace una semana, tomadas de la mano en un vagón del metro, A y S se dieron un beso en el trayecto entre las estaciones Auditorio y Constituyentes, cuando un hombre comenzó a insultarlas: “Cochinas. Si uno no orina o defeca en la calle, ustedes no pueden estar haciendo eso aquí”, les dijo. La primera reacción de la pareja fue ignorarlo y, como símbolo de protesta, darse otro beso.  Entonces, el hombre le dio un puñetazo en la espalda a A. Ellas reaccionaron, lo enfrentaron y él respondió con un golpe más, ahora en su hombro derecho.

[contextly_sidebar id=”5d96fac67fbb5d77b22561c94e472670″]La pareja decidió jalar la palanca de emergencia del vagón para llamar a un policía. “Sí, llámenle, yo las voy a denunciar por faltas a la moral”, les dijo el hombre, identificado como Samuel Reyes Coriat. Cuando se dio cuenta de que era él quien había incurrido en el delito de discriminación, trató de resistirse a ser remitido, pero al final cedió.

En el Ministerio Público número 5 de la delegación Miguel Hidalgo, a A y S las recibieron con una petición de sensibilidad hacia el agresor: “Ya está viejito, denle chance. ¿Están seguras de que quieren levantar la denuncia?”, les dijo el agente del Ministerio Público que las recibió. “Van a tener que estar aquí todo el día”.

“Fue amable y no nos negó ningún servicio, pero se notaba muy insensible al tema”, dice S sobre el intento del Ministerio Público para disuadirlas de interponer la denuncia. S es psicóloga y justamente se dedica a ofrecer talleres de sensibilización sobre derechos humanos y discriminación.

No fue sino hasta que la hermana de S se presentó en las oficinas del Ministerio Público y amenazó al agente con contactar al personal de la Dirección General de Gobierno y Participación Ciudadana de la delegación Miguel Hidalgo, que éste comenzó a procesar la averiguación previa número FMH/MH-5/T2/02473/13-11, que fue turnada a la Fiscalía Central de Investigación para Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

También, desde la delegación Miguel Hidalgo, se pidió la atención del Centro de Atención a Riesgos Victimales y Adicciones (CARIVA), destinado a atender a personas violentadas o discriminadas por su orientación sexual o discapacidades, así como al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred).

“El problema es que no hay muchas denuncias de estos delitos, entonces las autoridades no saben muy bien qué hacer cuando llega alguien con un delito de discriminación”, dice S en entrevista con Animal Político. “Hay que sentar precedentes, visibilizar este problema, para que no siga pasando. Aunque no hubo obstrucción de la justicia como tal, sí hubo un indicio”, continúa.

De enero de 2011 —cuando se introdujo en la constitución una reforma que prohibe la discriminación basada en la preferencia sexual— a marzo de 2013 se presentaron 377 quejas por discriminación en contra de miembros de la comunidad LGBTTTI ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), 52 de las cuales son imputables a autoridades o servidores públicos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó que, en el periodo de 1998 a 2008, se presentaron 696 casos de agravio por discriminación hacia esta misma comunidad.

La Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010, elaborada por el Conapred, arroja resultados que pueden dar un norte hacia las raíces de estas agresiones. A la pregunta “¿Estaría dispuesto a permitir que en su casa vivieran mujeres lesbianas?”, 44.1% de los encuestados contestó que no, mientras que 41.8% contestó que sí. En contraste con la primera edición de esa encuesta, de 2005, la negativa sólo disminuyó 7.4%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
discriminación
homosexual
metro
image