Home
>
Salud
>
Médicos reportaron desde noviembre fallas en servicios de anestesia en el IMSS; autoridades ignoran problema
Médicos reportaron desde noviembre fallas en servicios de anestesia en el IMSS; autoridades ignoran problema
Foto: Sharenii Guzmán
9 minutos de lectura
Médicos reportaron desde noviembre fallas en servicios de anestesia en el IMSS; autoridades ignoran problema
Médicos del IMSS denunciaron desde noviembre las fallas de la empresa proveedora de servicios de anestesia, pero autoridades ignoran el problema pese los riesgos para la vida de los pacientes.
15 de mayo, 2024
Por: Marcela Nochebuena

Pese a que lo han reportado en diversas ocasiones, anestesiólogos que trabajan en hospitales de segundo y tercer nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siguen enfrentando complicaciones, retrasos y cancelaciones en cirugías por el incumplimiento de la empresa ganadora de la licitación para proveer servicios integrales de anestesiología de 2023 a 2025 en al menos 30 de sus unidades médicas.

La empresa CBH+ Especialistas en Innovación Médica modificó en 2021 su objeto social para competir en una licitación que le permitió obtener 14 contratos por más de mil 500 millones de pesos (mdp) para proveer ese servicio a partir del 7 de noviembre de 2023. Sin embargo, respuestas a solicitudes de información pública, documentos generados por el propio IMSS y testimonios de anestesiólogos evidencian incumplimiento, retraso y faltantes en la provisión del servicio.

Ante ello, los médicos encargados del proceso de anestesia de los derechohabientes del Instituto, desde procedimientos de mínima invasión hasta cirugías mayores, han y siguen enfrentado diversas complicaciones

Lo hemos reportado muchas veces, y no se ha corregido. Nos dicen que lo hagamos por escrito, que hagamos nuestro reporte con el nombre del paciente, que para el IMSS hay una página donde se reportan los casos”, lamenta una anestesióloga que prefirió conservar su anonimato.

Imss servicios anestesia fallas empresa pacientes
Foto: Sharenii Guzmán

¿Qué necesitan los médicos para un proceso de anestesia seguro a pacientes del IMSS?

Ella asegura que no se han modificado las fallas, e incluso las máquinas se han apagado durante el proceso anestésico. Sin embargo, ese instrumento no es la única responsabilidad del proveedor. Los servicios integrales de anestesia son los más utilizados tanto por el sector público como por el privado hace por lo menos 10 años, y deben incluir todo lo que las personas anestesiólogas necesitan para trabajar: insumos, monitores, aparatos, material de curación y fármacos.  

Lee más | Hacienda gastó 340 mdp en ropa para hospitales que encoge, no cumple con las medidas y se rompe en 3 lavadas

“Además de lo que se necesita para el manejo avanzado de la vía aérea. Los anestesiólogos son expertos en intubar pacientes, la gente lo conoce como intubación, eso quiere decir que el anestesiólogo puede decidir entre muchos dispositivos cuál utilizar para cada paciente dependiendo de las características de ese paciente y de lo que se vaya a operar. No solamente se utilizan tubos”, explica un anestesiólogo con años de experiencia en el IMSS.

“La vida del paciente está en manos del anestesiólogo”

Antes del reciente cambio de proveedor, sostiene uno de los anestesiólogos entrevistados, podía trabajarse de forma más segura para el paciente y para los médicos, pues ellos se saben responsables de los derechohabientes desde que ingresan hasta que salen del quirófano.

“Muy poca gente sabe que en realidad la vida del paciente está en manos del anestesiólogo; el cirujano su función es resolver a través de una técnica quirúrgica el problema, pero el anestesiólogo es el responsable de mantenerlo vivo y hemodinámicamente estable”, añade.

Fallas en máquinas de anestesia retrasaron hasta 80% de cirugías

El servicio actual, subraya, debía ponerse en marcha los primeros días de noviembre del año pasado, pero a diferencia de lo que él había atestiguado antes, cuando se daban relevos efectivos entre una empresa y otra, esta vez hubo un desorden total: todos los pacientes se quedaron en un área de preanestesia –antes de pasar a quirófano–, y aunque las máquinas ya estaban instaladas, no tenían lo necesario para iniciar el servicio.

“Ese día se difirieron más del 80% de las cirugías; de aproximadamente 20 pacientes, en el turno matutino se pudieron operar solo entre cuatro y seis, cosa que fue completamente atípica, y no podíamos empezar porque las máquinas no funcionaban. Las pruebas que se tienen que hacer antes de iniciar, no pasaban, y entonces la máquina rechazaba y rechazaba la prueba, porque no estaban correctamente instaladas”, relata.

Consulta este especial No fuimos Dinamarca: el saldo de la austeridad de AMLO en salud

imss anestesia fallas proveedor
Foto: Sharenii Guzmán

En un hospital de tercer nivel –como el Centro Médico Nacional Siglo XXI o La Raza–, para ese momento solo se contaba con lo elemental: la máquina de anestesia, que no servía, y un monitor de signos vitales básico. Con eso, es imposible atender a un paciente en una instalación hospitalaria de ese tipo. Los médicos recuerdan que faltaba tecnología, no había fármacos y ni siquiera jeringas.

Al día siguiente, tuvieron que empezar a trabajar, pero aún con las máquinas de anestesia pasando las pruebas al límite, lo que generó riesgos importantes. Así sucedió con un paciente que el anestesiólogo decidió llamar “Jorge” durante la narración de su testimonio.

A sus 37 años de edad, estaba programado para un trasplante renal proveniente de un familiar. Logró sobrevivir apenas, gracias a la pericia de los médicos, luego de una lesión generada al momento que despertó a media cirugía por la falta de un monitor para dar seguimiento a su estatus.

Entérate | No fuimos Dinamarca: gobierno de AMLO deja sin consulta médica a 46% de enfermos pobres y sin cirugía a 500 mil personas

Esta empresa la verdad es que ha cometido actos criminales, nos ha dado materiales que nos piden utilizar… Desde antes del covid, el material que se considera desechable se utiliza una sola vez y se tira; en esta ocasión nos obligaron a que un mismo material, que era para un solo paciente, lo utilizáramos en 20 o en 25 pacientes, entonces lo lavaban y volvían a entregar ese mismo equipo”, acusa uno de los médicos.

“Y todo con la complacencia de las autoridades del Seguro Social. Desde que llegaron ellos en noviembre, hasta la fecha seguimos así. Algunos compañeros ya llevan mejor su propio equipo, pero así siguen”, añade.

Lee también | IMSS paga 397 mdp a empresas que incumplieron con la entrega de alimentos en hospitales

¿Por qué se retrasan las cirugías en el IMSS?

Otra médica anestesióloga de un hospital de tercer nivel del IMSS asegura que los servicios integrales de anestesiología representan muchas ventajas para cirujanos y anestesiólogos, y proveen lo necesario –material, insumos, fármacos, máquinas y personal auxiliar– para que los pacientes se compliquen lo menos posible con una mejor atención.

“Los médicos o el área de salud estamos lejos de todo lo administrativo. Nosotros no decidimos quién llega o quién no llega, pero sí sabemos qué material se necesita para atender adecuadamente al paciente, entonces tenemos un estándar y de repente llega alguien muy abajo, considerando que antes estábamos deficientes, pero no estábamos tan abajo”, confiesa.

maquinas anestesia imss fallas empresa cbh
Foto: Sharenii Guzmán

 

Aunque la tecnología es la adecuada, a los nuevos servicios integrales de anestesiología los califica como fatales. “Darnos de topes en la pared, porque el paso número uno para una anestesia segura es tener una adecuada máquina de anestesia. Llega este nuevo grupo con máquinas muy modernas, pero mal calibradas o conectadas a lo que corresponde con las tomas de oxígeno y de aire del hospital”, agrega.

Antes de usarlas con el paciente, debe realizarse un chequeo técnico –explica–: se conecta, se prende y se corren todos los pasos para revisar que tenga suficiente cantidad de oxígeno, buena presión y el fármaco óptimo, lo que al final genera un resultado que indica si tiene fuga de gases medicinales. En la totalidad de los quirófanos donde ella trabaja se detectaron fugas, en diferentes niveles y totalmente inseguras. Eso sin contar la falta de material.

Lee más | Empresa que vendió los elevadores que han fallado en el IMSS es constructora con señalamientos de irregularidades

Esto –como reconoció el propio IMSS en un documento generado por su Órgano Interno de Control– ha retrasado la atención y provocado que no se realicen procedimientos de pacientes que, de por sí, para llegar a ese nivel de atención viven un largo recorrido desde la primera vez que acuden con su médico familiar. “Para que el día que llega, no se opere, porque la máquina no funcionó o no hubo el suficiente material, y así hemos tenido muchos casos”, asegura.

En el turno matutino, la ineficiencia del servicio sigue provocando retrasos o cancelaciones de procedimientos y cirugías a diario. Los médicos, a juicio de ella, son personal preparado sobre el que no debería pesar esa responsabilidad. “Es de lo absurdo sobre lo absurdo sobre lo absurdo que pudieran haber aceptado que llegara la empresa; de hecho, ese día se suspendió prácticamente toda la programación quirúrgica, así hubiera sido de cerebro, de corazón, de riñones, de transplante, de angiología, reconstructiva, porque no había material”, asegura. 

Esperaban mejorías con nuevo servicio de anestesia, pero sólo ha tenido fallas

En cualquier quirófano o sala de procedimientos del IMSS –por ejemplo, de hemodinamia– es indispensable una máquina de anestesia, con todos los insumos y fármacos listos para operar. En un hospital de tercer nivel, una auxiliar técnica muestra cómo se hacen las pruebas previas, que incluyen la corroboración de que una bolsa reservorio, que hace la función del ciclo respiratorio del paciente, funcione adecuadamente.

“Siempre es importante que los equipos estén bien, que contemos con el insumo adecuado porque de eso depende la vida de los pacientes. Que esté limpia la máquina, que tenga todas las calibraciones que tiene que tener, mantenimientos, que tengamos el insumo… Si tú te arriesgas a pasar a un paciente sin estos insumos, expones la vida. La máquina de anestesia es un soporte de vida”, explica.

Sin importar de qué tipo de procedimiento se trate –no todos son quirúrgicos–, se deben realizar las mismas verificaciones. Por ejemplo, cuando una cirugía llega a complicarse y se requiere un entubamiento de urgencia, es fundamental que se haya realizado antes la prueba de fuga, una por cada paciente que ingresa.

Otro anestesiólogo, que trabaja en un Hospital General de Zona al norte de la Ciudad de México, indica que dependiendo del grado de la complejidad y duración, en esa unidad se programan de uno a tres pacientes por turno, mientras que las urgencias van entrando conforme hay espacio quirúrgico. Normalmente, el jefe de servicio deja en una gaveta los medicamentos y consumibles que van a utilizarse.

“A veces está muy limitado en medicamentos o consumibles. Normalmente, cuando vamos a dar una anestesia general, hay medidas estándar para cierto tipo de poblaciones, pero a veces necesitamos tener una medida superior por si en algún momento se requiere intubar. Algunas veces no tenemos, y tenemos que andar batallando en ese aspecto”, asegura.

Entérate | Función Pública identifica 19 empresas de laboratorio clínico y banco de sangre en el IMSS por actos de corrupción

El anestesiólogo explica que en esa instalación hospitalaria antes no se contaba con servicio integral, sino que se hacía con los propios insumos y fármacos del instituto. A partir del año pasado es que se anunció la llegada de ese tipo de servicio, que debería mejorar mucho la operación y la seguridad, pues incluye también a los auxiliares de anestesia que proveen lo que se requiera.

“Nos avisaron de esto, pero desde que entraron, notamos que los auxiliares tenían muy poca experiencia, muy poco conocimiento, ponían los cables de electrocardiograma al revés. Es nuestra responsabilidad, entonces por eso los revisamos. No sabían qué íbamos a hacer, qué medicamentos eran, se desconocían muchas de las cosas, y tenían un conocimiento poco o nulo de los equipos que ellos manejaban”, acusa.

Para él, no hubo mucho cambio, ni siquiera para ellos, que antes no operaban con servicios integrales. Por el contrario, dice, recuerda las muchas deficiencias, y hasta ahora –sostiene– la problemática no se ha resuelto: a veces hay, a veces no; en otras ocasiones el personal de la empresa no ha ido a laborar por problemas de pago y la programación de cirugía no se lleva a cabo, lo que implica meses de reposición para cada paciente, además de los que invirtió inicialmente.

“De repente veíamos que no hubo ningún cambio de lo que teníamos a lo que tenemos; al contrario, nos da más miedo, porque de repente decían ‘no tenemos esto’, ‘no tenemos lo otro’. Era como regresar al pasado: sus máquinas empezaron a fallar, ellos no podían pasar el test de pruebas que se hace al principio para ver si son aptas, o teníamos que cambiarla en pleno procedimiento”, relata.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
anestesia
imss
servicios de salud
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Cómo Dearborn se convirtió en la primera ciudad de mayoría árabe de EE.UU.
8 minutos de lectura
Cómo Dearborn se convirtió en la primera ciudad de mayoría árabe de EE.UU.

Ubicada en las afueras de Detroit, la ciudad de Dearborn tiene un alcalde que es musulmán y árabe y ahí se ubica la mayor mezquita de Norteamérica. Te contamos su historia.

08 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Una tarde de domingo en una panadería llamada Shatila Bakery en Dearborn, Michigan, en EE.UU., se veía a una fila de clientes reunida alrededor de las vitrinas llenas de baklava hojaldrado, montones de meshabek (pastel egipcio) y macarons dorados al estilo libanés.

Mientras los empleados corrían para completar los pedidos, los lugareños hablaban con entusiasmo entre sí en una mezcla de árabe e inglés, y uno de ellos bromeaba con un amigo: “¡Ahí quedan mis planes para comer saludablemente!”.

En muchos sentidos, Chatila es un microcosmos de Dearborn. Fundada por un inmigrante libanés en la década de 1970, la panadería está rodeada de docenas de restaurantes, negocios, mercados, carnicerías halal, peluquerías y mezquitas de propiedad árabe-estadounidense.

Letreros en árabe e inglés se alinean en las dos calles más importantes de Dearborn (Warren Avenue y Michigan Avenue) y durante el siglo pasado esta ciudad ubicada en las afueras de Detroit, que durante mucho tiempo ha sido sinónimo de la fabricación de los automóviles de la Ford Motor Company, se ha convertido en posiblemente el lugar más árabe de EE.UU.

En 2023, Dearborn se convirtió en la primera ciudad de mayoría árabe del país.

La ciudad de 110.000 habitantes alberga tanto el Museo Nacional Árabe Estadounidense como la mezquita más grande de América del Norte.

Es una de las pocas ciudades de EE.UU. cuyo alcalde es a la vez musulmán y árabe, la primera ciudad de EE.UU. que hace del Eid -el fin del ayuno del Ramadán- un feriado pagado para los empleados de la ciudad y uno de los pocos lugares en el país donde se permite que el adhan islámico (llamado a la oración) se transmita desde los altavoces de una mezquita.

Es, como me dijo un lugareño, “la patria lejos de la patria”.

Hoy en día, ofrece a los viajeros una tentadora oportunidad de recorrer Medio Oriente, por así decirlo, mientras exploran cómo los árabes estadounidenses han dado forma a la ciudad y a la nación.

Otro producto Ford

El museo de innovación Henry Ford
Alamy
Dearborn es el hogar del Museo Henry Ford de Innovación Estadounidense y su historia de construcción de automóviles está intrínsecamente ligada a los árabes estadounidenses.

Según Jack Tate, curador del Museo Histórico de Dearborn, la ciudad fue poco más que una tierra de cultivo escasamente poblada hasta principios del siglo XX. Todo eso cambió en la década de 1920, cuando el fabricante de automóviles y futuro magnate de los negocios Henry Ford trasladó la sede de su Ford Motor Company de Highland Park, a 10 millas de distancia, a Dearborn.

“En ese momento era una pequeña comunidad bastante tranquila. Y una vez que se abrió la [nueva] planta, venía gente de todo EE.UU. y de todo el mundo con la intención de trabajar para el señor Ford”, dijo Tate. “Ese fue el gran comienzo para la población de Medio Oriente aquí”.

Cuando Ford comenzó a fabricar sus famosos automóviles Modelo T en 1908, necesitaba trabajadores. El industrial, conocido por sus políticas de contratación racistas hacia los afroestadounidenses y su antisemitismo hacia los judíos, buscaba mano de obra entre los inmigrantes recién llegados del Medio Oriente al área de Detroit.

Pronto, oleadas de trabajadores de áreas ahora pertenecientes a Líbano, Siria, Irak, Yemen y los territorios palestinos acudieron en masa al gran Detroit en busca de estos nuevos empleos bien remunerados. (Incluso hay una leyenda local que dice que Ford una vez le dijo a un marinero yemení en un puerto que su fábrica pagaba a los trabajadores el entonces generoso salario de 5 dólares al día, lo que provocó esa oleada de yemeníes y otras personas de Medio Oriente que llegaron a la zona).

A principios de la década de 1920, la mayoría de los trabajadores de la línea de montaje del Modelo T de Ford eran de ascendencia árabe.

Cuando Ford se mudó a Dearborn, muchos de sus empleados lo siguieron. Esto no sólo transformó la ciudad de una tranquila aldea de 2.400 habitantes a la sede de la planta industrial más grande del mundo, sino que también allanó el camino para que Dearborn se convirtiera en el hogar de la mayor concentración de árabes en EE.UU.

Según el censo de 2020, el 54,5% de los casi 110.000 habitantes de la ciudad afirman tener ascendencia de Medio Oriente o del Norte de África.

Nace un “enclave”

Museo Nacional Árabe Americano
Alamy
El Museo Nacional Árabe Estadounidense es el único museo en EE.UU. dedicado a contar la experiencia árabe americana.

Un imán para los árabes

Según Matthew Jaber Stiffler, director del Centro de Narrativas Árabes, a medida que más árabes y árabes estadounidenses se trasladaron a Dearborn a lo largo de las décadas, se creó una red comunitaria que animó a otros a seguirles.

“Comenzaron a abrir consultorios médicos, restaurantes y tiendas de comestibles, con lo que se crea un enclave. Y luego, desafortunadamente, en sus países de origen (especialmente el Líbano, Yemen, Palestina e Irak) hubo continuos conflictos, que seguían obligando a la gente a migrar. Entonces, Dearborn seguía recibiendo gente nueva porque [ya había] gente aquí [de esos países]”.

Una historia similar fue la de la familia de Amanda Saab. La chef libanesa- estadounidense nació y creció en Dearborn después de que sus padres emigraran aquí en la década de 1970 cuando aún era niña.

Como tantos otros, sus padres se sintieron atraídos por la promesa de empleos en automotrices bien remunerados, y la ciudad les llamó la atención porque otros miembros de su familia ya estaban allí.

[Dearborn] siempre ha sido una especie de faro, el centro, la fortaleza… Todas las cosas que realmente nos conectan con la comunidad y la fe para mí están en Dearborn“, dijo.

En 2015, Saab fue la primera mujer musulmana con hijab en competir en el reality MasterChef USA. En respuesta a la guerra entre Israel y Gaza, creó Chefs for Palestine, una serie de cenas en las que algunos de los mejores cocineros de la zona se reunieron para recaudar dinero en apoyo del Fondo de Ayuda para Niños Palestinos y la Asociación Médica Palestino Estadounidense.

Como explicó Saab, debido a que tantos residentes llegaron a Dearborn en busca de una vida mejor después de soportar conflictos en sus países de origen, la ciudad no sólo ha servido como un refugio de esperanza para los árabes estadounidenses, sino también como un sistema de apoyo para aquellos que tienen familias extensas sufriendo en el extranjero.

“Dearborn es una de las comunidades más hospitalarias, amables y generosas”, dijo Saab.

La cultura de la comida árabe

Una mujer haciendo pan
Alamy
La gente viene de todo el Medio Oeste para comer en los numerosos cafés y restaurantes del Medio Oriente de Dearborn.

Hoy en día, la fuerte presencia árabe en Dearborn quizás se sienta más fuertemente en su escena gastronómica, con amantes de la gastronomía que acuden en masa desde todo el medio oeste estadounidense a sus numerosas tiendas de comida, cafés y restaurantes de Medio Oriente.

“Dearborn es una aventura gastronómica en sí misma”, dijo Saab.

Mientras degustas la cultura del Medio Oriente de Dearborn, también hay mucho que ver.

En 2005, el Centro Islámico de EE.UU. inauguró una enorme mezquita en Ford Road, a sólo dos millas de la sede de la Ford Motor Company. Además de ser la mezquita más grande de América del Norte, también es la mezquita chiita más antigua de EEUU, con espacio para 1.000 personas en oración.

Da la bienvenida a personas de todas las religiones, y los turistas pueden admirar las cúpulas doradas de la mezquita, los altísimos minaretes y la ornamentada caligrafía islámica en su interior.

En el extremo sur de Dearborn, la Sociedad Musulmana Estadounidense también está abierta a todos y ofrece recorridos turísticos. Construida en 1937 y ampliada a lo largo de los años hasta incluir un auditorio que acoge a conferenciantes invitados los fines de semana, fue la primera mezquita en EE.UU. a la que se le permitió transmitir el adhan a través de un altavoz.

Conservando la cultura árabe estadounidense

El jardín patrimonial del Museo Árabe Americano
Dorothy Hernández
Al-Hadiqa, el nuevo jardín del Museo Nacional Árabe Estadounidense, exhibe plantas históricamente cultivadas en todo el mundo árabe.

La fe es una parte central de la vida de muchos de los residentes árabes-estadounidenses de Dearborn, pero no es toda la historia.

Eso es lo que el Museo Nacional Árabe Estadounidense pretende explicar.

El museo, que se anuncia a sí mismo como “el primer y único museo de su tipo en EE.UU. dedicado a registrar la experiencia árabe-estadounidense”, cuenta las historias de la inmigración de la comunidad y muestra notables contribuciones árabe-estadounidenses a la sociedad del país.

Además de sus galerías principales y eventos anuales, como el Festival de Cine Árabe, el museo también inauguró su jardín patrimonial Al-Hadiqa en 2023.

En la azotea, Shatha Najim, uno de los historiadores comunitarios del museo, señaló plantas en diversas etapas de crecimiento, desde las incipientes vides abrazadas a marcos de alambre hasta las robustas cebollas egipcias que habían sido cosechadas recientemente.

Dijo que el jardín, que abrirá sus puertas el 8 de junio, fue creado en conjunto con las historias que estaba recopilando para la colección de historia oral del museo, muchas de las cuales describen las experiencias de las personas que abandonaron sus países de origen.

“Creo que una de las mejores maneras de conectarse realmente con la patria es a través de las plantas”, dijo. “Plantar alimentos y hierbas de casa, y tenerlos aquí es como establecer un nuevo hogar y un nuevo entorno que sientes que te resulta familiar”.

Najim dijo que estas historias orales pintan una imagen más completa de la vida en EE.UU., ya que a menudo para los árabes estadounidenses, “gran parte de la narrativa la cuentan por nosotros y no para nosotros”. Pero en Dearborn es diferente.

“Estás con personas que están familiarizadas con tu cultura. Tal vez no sean del mismo país, pero comparten muchas similitudes contigo”, dijo. “Todo eso crea una nueva sensación de patria y de existir en un lugar nuevo y de crear un nuevo y hermoso hogar. Tal vez no fue intencional que todos terminaran aquí [pero lo hicimos lo mejor que pudimos]… de ahí las [palabras] ‘ “Árabe estadounidense”. Sentimos conexión con ambas”.

Línea
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
anestesia
imss
servicios de salud
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...