Home
>
Genero y Diversidad
>
Fotos de Rosalía y Johanna Villalobos: qué es el ‘fake porn’ y por qué es peligroso
Fotos de Rosalía y Johanna Villalobos: qué es el ‘fake porn’ y por qué es peligroso
Fotos: IG @rosalia.vt y @johannavillam
6 minutos de lectura

Fotos de Rosalía y Johanna Villalobos: qué es el ‘fake porn’ y por qué es peligroso

La cantante Rosalía y la periodista costarricense Johanna Villalobos reclamaron en Twitter que fotografías que publicaron en Instagram fueron manipuladas para crear fake porn o porno falso.
29 de mayo, 2023
Por: Luz Rangel

“Usaron mi foto de la playa y con Inteligencia Artificial ‘me quitaron la ropa’”, publicó la periodista Johanna Villalobos en Twitter. “Esas fotos estaban editadas y creaste una falsa narrativa alrededor cuando ni te conozco”, tuiteó la cantante Rosalía. Ambas mujeres levantaron la voz y acusaron que fueron víctimas de fake porn o porno falso.

También puedes leer: La noche ‘motomami’: con C de ‘chingona’ y M de la Rosalía más ‘mexicana’

Villalobos nos relató su testimonio desde Costa Rica y, además, consultamos a especialistas que nos explicaron mejor sobre este tipo de violencia digital que ha afectado, sobre todo, a las mujeres.

“Esto es un tipo de violencia digital, es el uso no consensuado de tu imagen. Creo que por eso es muy pertinente hablar de Inteligencia Artificial con perspectiva de género”, afirma Monserrat López, especialista en derechos digitales en México.

¿Cómo ocurre el fake porn? 

Ya lo dijo Rosalía en su canción, amix: “A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia”. Por eso, vayamos paso a paso en este tema:

Imagina que es Semana Santa, vas de vacaciones a la playa y subes una fotografía en bikini a tu Instagram. En las siguientes semanas notas más interacciones en esa imagen que compartiste y luego, una chica te manda un mensaje para avisarte que esa foto está circulando en chats de WhatsApp y otras redes sociales, pero ¡apareces completamente desnuda!

Eso le pasó a Johanna Villalobos con esta foto que publicó en su Instagram:

“Yo veo la foto y digo: ¿pero qué es esto? Esta no soy yo, ¿verdad? Y le preguntaba ¿quién hizo esta foto? Entonces ella me cuenta que hay un grupo de personas que está haciendo fotografías con Inteligencia Artificial. Mi primera reacción fue sentirme en shock”, nos cuenta la periodista.

Mientras que en el caso de la motomami, el rapero español JC Reyes subió a sus historias de Instagram una imagen de Rosalía mostrando sus pechos, y él los cubrió con dos emojis.

Después aclaró: “A las mujeres estas que me estáis poniendo «qué haces», «qué asco das»… A la chavala sólo se le ve el escote. Respetad, eh. Es Photoshop… Photoshoped”. 

Para más info, consulta: México es muy Motomami🔥: Somos el país que más escucha a Rosalía en YouTube

Ni Johanna ni Rosalía son las únicas que han sido víctimas de fake porn.

En febrero de 2023, Brandon Ewing, blogger de Twitch, hizo una transmisión en vivo donde se veía que estaba abierta una página de porno falso. 

“Por cada persona que dice que no es para tanto, no sabes lo que se siente ver una foto tuya haciendo cosas que nunca has hecho enviada a tu familia”, reaccionó al respecto la streamer QTCinderella en un video.

“¡Es mi cara, pero no es mi cuerpo!”

¿Cómo es que un término como Inteligencia Artificial tiene tanto auge ahora? La clave está en la velocidad con la que está avanzando el desarrollo de esta tecnología, que tiene como objetivo realizar actividades que normalmente requerirían de inteligencia humana para automatizar ciertos procesos.

Hay distintos tipos de algoritmos de Inteligencia Artificial y uno de esos son los que se conocen como deepfakes: fotografías o videos manipulados para sustituir personalidades”, nos explica Monserrat López, co-host del pódcast Hijas de Internet. 

Basta recordar el video en el que Johanna Villalobos insistía en que no era ella quien aparecía desnuda en la imagen. 

“Claramente no soy yo, la Inteligencia Artificial no puede reemplazar a una persona real. Se me ve todo pero no es mi cuerpo, es mi cara, pero no es mi cuerpo”, expresó.

El informe The State of Deepfakes: landscape, threats and impact publicado por Deeptrace Labs en 2019 ya advertía de la pornografía deepfake como un fenómeno mundial que daña, sobre todo, a las mujeres porque la gran mayoría de contenidos son acerca de ellas. 

“La pornografía deepfake es el tipo de deepfake que más se crea y circula en la actualidad. Los efectos nocivos de la pornografía deepfake ya han afectado a un número significativo de mujeres, incluidas celebridades y particulares”, menciona el documento.

“El cuerpo de una mujer no es una mercancía”

Aunque los algoritmos deepfake también existen desde hace años, el auge de la Inteligencia Artificial ha facilitado la creación de contenidos pornográficos (ya sea actos sexuales explícitos o eróticos, como los desnudos) “profundamente falsos”, muchas veces con la intención de perjudicar… o de beneficiarse de esto. 

“Se busca generar este contenido íntimo de una persona porque sigue existiendo estos prejuicios alrededor de la exposición de los cuerpos de las mujeres, porque quieres dañar su reputación, generar un tema de dinero o extorsionar”, enlista Angie Contreras, integrante de la asociación civil feminista Cultivando Género.

Contreras insiste en la importancia de dejar claro que estas imágenes que aluden al contenido íntimo son falsas, porque las personas que aparecen en ellas no son reales, y las fotografías fueron creadas con los fines que ya te mencionamos.

En una transmisión en vivo, JC Reyes dio a entender que la cantante española había sido quien le envió la fotografía, pero en realidad fue un montaje de una publicación que la intérprete de “Bizcochito” hizo en marzo de 2023.

Además, el rapero también adelantó que su próxima canción se llamará “Rosalía

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LA ROSALÍA (@rosalia.vt)

“El cuerpo de una mujer no es propiedad pública, no es una mercancía para tu estrategia de marketing”, respondió la cantante afectada en Twitter.

En el caso de la costarricense Johanna Villalobos, cuando dejó de pensar en cuántos chats de WhatsApp y redes sociales estuvo su fotografía manipulada, se preocupó por limpiar su imagen. 

“He tratado durante 10 años de carrera que tengo acá en Costa Rica, de hacerme una credibilidad, ¿verdad? Como periodista profesional me cuido muchísimo con estas cosas. Aparte me sentí muy avergonzada”, nos dice. 

Casos de Rosalía y Johanna sientan un precedente

Tanto Monserrat López y Angie Contreras coinciden en que los casos de Johanna y Rosalía sientan un precedente para iniciar la conversación y tomar acciones.

“Creo que son discusiones desde la ética de la Inteligencia Artificial que ni siquiera hemos tenido y, ahora que se están violentando cuerpos, pareciera que también vamos para allá. No queremos hablar del tema y lo necesitamos porque ¿qué vamos a hacer cuando acompañemos estos casos?”, menciona Contreras, consultora en temas de comunicación con perspectiva de género y tecnología.

Parte de esa conversación es la regulación y la responsabilidad que tienen las propias plataformas ante el fake porn, a pesar de que estén en pleno desarrollo. Asimismo, determinar cómo este tipo de violencia digital puede tratarse de un delito y mirar más allá de lo punitivo: la reparación del daño, la no repetición y la capacitación para el uso de herramientas tecnológicas. 

“Lo que sí pediría es que de ahora en adelante busquen regular esta situación, porque no voy a ser ni la primera ni la última chica a la que esto le va a pasar”, solicita Johanna en entrevista.

Antes de irte, checa: Así nos educa la pornografía: entre la fantasía y la realidad

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
Imagen BBC
El suicidio de una residente de medicina que generó una ola de denuncias sobre maltrato en facultades de salud en Colombia
6 minutos de lectura

El suceso se conoció la semana pasada y desde entonces se han multiplicado los mensajes que hablan de horarios interminables, maltrato y precariedad en el sector.

24 de julio, 2024
Por: BBC News Mundo
0

“¡Ustedes sí pueden! Ánimo”.

La frase con que la Catalina Gutiérrez Zuluaga se despidió de sus compañeros residentes de medicina de la Universidad Javeriana de Bogotá antes de morir lleva días conmocionando a la opinión pública en Colombia.

El suicidio de Gutiérrez, conocido a fines de la semana pasada, desató una ola de denuncias sobre los supuestos maltratos y precariedades que sufren estudiantes y residentes de medicina en el país sudamericano y que no se tardó en vincular a la tragedia.

“Hay muchas cosas que hemos normalizado, que son difíciles de pensar hasta que pasan estas cosas tan radicales”, le dice a BBC Mundo una exresidente de cirugía de la Javeriana, el prestigioso centro de estudios privado en el centro de la polémica.

“Pero esto pasa en muchas partes”, añade la exresidente pidiendo anonimato.

Desde que se conoció el destino de Gutiérrez, residente de cirugía, la indignación, la condena y el debate sobre la educación en el área de la salud han sido temas recurrentes de conversación entre los colombianos.

Entrada de la Universidad Javeriana en Bogotá.
José Carlos Cueto / BBC News Mundo
La Javeriana es considerada como una de las instituciones educativas más prestigiosas de Colombia.

El presidente Gustavo Petro lo calificó como “muestra de la podredumbre en la política pública, en la política de educación del sistema de salud”.

Y la Asociación Nacional de Internos y Residentes de Colombia comunicó que observa “con preocupación cómo situaciones de maltrato han sido constantes durante el proceso formativo en el pre y postgrado”.

La Javeriana, además de ofrecer condolencias a familiares y allegados de Gutiérrez, reconoció que este acontecimiento les llama a “reflexionar profundamente” sobre “los modos de proceder” en la formación de médicos especialistas.

La tragedia se produce pocos meses después de un caso similar en la región, cuando el suicidio de la interna Catalina Cayazaya en abril generó múltiples denuncias sobre las condiciones de los estudiantes del área de la salud en Chile.

Conmoción

Homenaje a Catalina Gutiérrez en la Universidad Javeriana de Bogotá.
José Carlos Cueto / BBC News Mundo
Decenas de personas se acercaron a la Javeriana a rendir tributo a Gutiérrez.

En la plazoleta de la Javeriana reina un silencio solemne a pesar del ruido del tráfico de la concurrida carrera Séptima donde se encuentra.

Desde la muerte de Gutiérrez, estudiantes y curiosos acuden a brindar respetos a la fallecida en un rincón de este espacio adornado con velas, fotografías y mensajes de apoyo y denuncia.

“Que nuestra vocación no nos cueste la vida”, dice una pancarta.

“Yo no te conocí, Catalina, pero tengo un médico que me recuerda a ti”.

“Mi hermana es médica y odio verla sufrir desde hace más de seis años”, dicen otras dos.

La tragedia de Gutiérrez desempolva el malestar por las condiciones de estudiantes y residentes de medicina del que por muchos años se habló en corrillos y círculos íntimos.

El doctor Carlos Jaramillo, un exresidente de medicina de la Javeriana, dijo en un video publicado en Instagram que muchos callan debido a la alta competitividad y recelos del sector, donde cada año cientos de estudiantes se disputan unas pocas plazas de residencia.

Su testimonio acumula más de 6,5 millones de visualizaciones en esta red social y es solo una muestra de todo lo que se ha compartido en los últimos días.

Denuncias y testimonios

Son decenas quienes, como Jaramillo, hablan en redes sociales de horarios extenuantes, pagas precarias, acosos y humillaciones por parte de docentes y compañeros de residencia.

En esa misma línea, la Asociación de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina de Colombia expresó una “profunda consternación con los hechos que llevaron a la tragedia, el acoso sistemático a los médicos residentes y estudiantes, y el maltrato hacia los mismos por parte de docentes y administrativos”.

También hay relatos de quienes dicen haber arrojado la toalla y renunciado a sus sueños por la dureza del sistema.

La exresidente de cirugía de la Javeriana que habló con BBC Mundo dice que, además de las denuncias de maltratos que están emergiendo, “el entrenamiento es muy duro tanto físico como psicológicamente” en Colombia y otros países.

Cartel de apoyo en el rincón donde se homenajea a Catalina Gutiérrez en la Universidad Javeriana.
José Carlos Cueto / BBC News Mundo
El rincón donde se homenajea a Gutiérrez en la Javeriana está lleno de mensajes de apoyo.

En su caso, también dice haber sufrido y presenciado repetidos episodios de machismo, “con muchas personas cuestionando el hecho de que una mujer quisiera ser cirujana”.

“Muy pocas personas me veían a la par de los hombres. Abiertamente me decían que las mujeres a duras penas podíamos ser pediatras o ginecólogas, pero no cirujanas”, añade.

Esta exresidente acabó optando por abandonar el país y reemprender su carrera en Estados Unidos, una decisión impulsada precisamente por ese machismo que denuncia.

“Desde el comienzo me avisaron de que sería una cuestión de maltrato y aguante. Entramos a las 5:00 am y salimos sin horario. Desde el primer día se viven altos niveles de maltrato”, contó por su parte Jaramillo en su video viral de Instagram.

Decenas de miles de comentarios a su publicación validan su historia y cuentan experiencias similares.

“Hago radiología y mis jornadas son incluso de hasta 36 horas seguidas. El cansancio es tal que a veces no logro comprender qué estoy viendo en las pantallas”, comentó el usuario Daniel Chávez.

“Todos hemos vivido de alguna u otra manera el bullying en las residencias médicas. Es algo normalizado (…). Estoy aterrado de la cantidad de denuncias que me han escrito, pero por primera vez no me siento solo”, dijo el doctor Juan José Márquez, quien también publicó un emotivo video con más de 240.000 visualizaciones a raíz de lo ocurrido.

“El sistema de residencias debe ser modificado estructuralmente de fondo para formar mejores seres humanos”, añadió.

Repercusión política

La indignación por la muerte de Gutiérrez coincide con el estreno de Daniel Rojas Medellín como nuevo ministro de Educación tras la tercera renovación que se produce en el gabinete de Petro desde que es presidente de Colombia.

“Asumo compromiso de revisar prioritariamente e integralmente las condiciones de los estudiantes residentes del área de salud (…). La salud mental no puede ser un asunto marginal en los debates de educación superior”, escribió Rojas en X.

Así, el caso de Gutiérrez adquirió una dimensión política cuando Petro denunció que “la muerte por suicidio y la opresión a una residente solo muestra el impacto neoliberal de un sistema que ya no reconoce el derecho de ser humano”.

Gustavo Petro en 2022.
José Carlos Cueto / BBC News Mundo
El presidente Petro responsabilizó al sistema neoliberal que tanto critica de la tragedia de Gutiérrez.

Asimismo, el ministro de Salud colombiano, Guillermo Alfonso Jaramillo, anunció una convocatoria con distintos gremios y entidades para analizar los sucesos.

“No podemos dejar que pasen situaciones en las que los internos, residentes, estudiantes y médicos en general puedan tener situaciones que no permitan el sano funcionamiento en sus profesiones y desempeño como médicos en las distintas clínicas y hospitales del país”, publicó el Ministerio de Salud de Colombia en su cuenta de X.

La Javeriana asegura que revisará e indagará “sobre la existencia de situaciones que no están en línea” con su “modo de proceder” y tomará las medidas que sean necesarias “para garantizar el bienestar de la Comunidad Javeriana”.

Aunque a la vista de las reacciones de los últimos días, el caso Gutiérrez parece haber dejado al descubierto más bien un problema estructural que ha afectado a generaciones de residentes.

Línea gris.
BBC

Si tú o alguien de tu entorno se encuentra deprimido o en problemas, busca ayuda. Puedes encontrar aquí recursos de apoyo según tu región:

Línea gris.
José Carlos Cueto / BBC News Mundo

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...