Home
>
Sin presupuesto público, refugios atendieron a 14% más mujeres víctimas en 5 meses; cada hora recibieron una llamada de auxilio
Sin presupuesto público, refugios atendieron a 14% más mujeres víctimas en 5 meses; cada hora recibieron una llamada de auxilio
5 minutos de lectura
Sin presupuesto público, refugios atendieron a 14% más mujeres víctimas en 5 meses; cada hora recibieron una llamada de auxilio
04 de julio, 2022
Por: Eréndira Aquino
@ere_aquino 
0

Pese a no haber recibido las transferencias del presupuesto público asignado para su operación, durante los cinco primeros meses de 2022, la Red Nacional de Refugios (RNR) albergó a casi 11 mil 120 mujeres, niñas y niños sobrevivientes de violencias machistas, lo que representó un incremento del 14% en comparación con el mismo periodo de 2021. Además, apoyó vía telefónica a otras 15 mil 987 personas, 18% más de las que se atendieron el año pasado.

Según estimaciones de la red, cada hora una mujer llamó por teléfono para pedir auxilio por distintos tipos de violencia machista en su contra.

Aún hoy, habiendo concluido el primer semestre del año, de acuerdo con la RNR, algunos refugios y Centros de Atención Externa para mujeres víctimas de violencia continúan sin recibir recursos, “en un contexto de emergencia nacional donde más de 11 mujeres, niñas y adolescentes son asesinadas al día, y más de siete son desaparecidas”.

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) asegura que ya se firmaron todos los convenios con los refugios, por lo que aquellos que aún no han recibido la transferencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) lo harán en los siguientes días.

Aunque ningún refugio tuvo que cerrar sus puertas por no contar con dinero, Wendy Figueroa, directora de la RNR, afirma en entrevista que para operar varios centros han tenido que pedir préstamos que generan intereses y sigue habiendo personal que labora sin remuneración. Además, en algunos casos, tuvieron que posponer traslados de mujeres e infancias víctimas que requerían cambiar de estado para reiniciar sus vidas lejos de sus agresores.

“Dicho escenario pareciera ser invisibilizado por parte de los gobiernos, pareciera que no se logra comprender la necesidad de tener espacios seguros, ni la importancia del compromiso que tiene el Estado de cumplir con los instrumentos nacionales e internacionales en materia de protección de los derechos humanos de las mujeres e infancias y, por ende, de ejercer el presupuesto etiquetado en tiempo y forma, no a cuentagotas”, señala Figueroa.

De acuerdo con la directora de la RNR, las primeras transferencias con recursos para los refugios llegaron apenas el pasado 9 de junio. Incluso en esos casos, a las dificultades de operar con dinero prestado y sin sueldo para los trabajadores se sumó el reto de ejercer el presupuesto asignado para cinco meses en unos días, lo que “podría interpretarse como falta de capacidad de ejercicio por parte de las organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil, cuando en realidad es por los tiempos”.

Lee más: Refugios para mujeres en la incertidumbre: Solo 7 de los 75 centros recibieron los recursos para operar

Un espacio seguro para mujeres sobrevivientes

Entre enero y mayo de 2022, en México se iniciaron 385 carpetas de investigación por el delito de feminicidio y 110 mil 138 por violencia familiar. En el caso de este último delito, en cinco meses se registró un aumento del 56%, al pasar de 17 mil 384 casos a 27 mil 108.

A este panorama de violencia se suma la de índole sexual, que según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el mismo periodo también ha ido en aumento en todo el país: el abuso sexual subió 186.7%; el acoso, 273%; el hostigamiento, 227.8%; la violación simple, 166.46%, y la violación equiparada, 152.2%.

De las mujeres que se atendieron en los refugios durante los primeros meses del año, el 24% refirió haber sido víctima de violencia física, 38% de tipo psicológico, 30% reportó haber vivido agresiones sexuales, económicas y patrimoniales, mientras 8% reconoció que fue víctima de todos los tipos de violencia.

Entre las personas se que atendieron, 127 mujeres dijeron haber vivido violencia feminicida, es decir, cuatro de cada 100 llegaron a los refugios porque intentaron asesinarlas por motivos de género.

El 33% de los casos atendidos se dio en la Ciudad de México y el Estado de México, encabezando las solicitudes de apoyo, seguidos de Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

Sobre las personas que agredieron a las víctimas, el 67% de las mujeres dijo que tenían algún vínculo afectivo con ellas: 43% fueron parejas actuales, 23% esposos y 1% exparejas.

Tres de cada 10 mujeres sobrevivientes que se comunicaron con la RNR para pedir ayuda tienen hijas e hijos, de los cuales el 56% dijo haber sufrido violencia física y emocional, principalmente por parte de su padre.

En el 21% de los casos, según los reportes de las mujeres víctimas, los agresores cuentan con vínculos militares o políticos, 15% tienen relación con grupos criminales y el 27% de ellos posee armas de fuego.

Para la RNR, estos datos dan cuenta de la importancia que tiene el trabajo que realizan los refugios, que cuentan con instalaciones en las que las mujeres sobrevivientes, sus hijas e hijos encuentran un lugar seguro, y en el que reciben atención especializada en temas de salud emocional y física y de generación de oportunidades para que retomen su vida.

En palabras de la directora de la Red, “los refugios restituyen los derechos humanos de las mujeres y de las infancias, previenen feminicidios y son un mecanismo eficaz y articulado de acompañamiento para todas esas mujeres que han sido ignoradas por un Estado y una sociedad omisa e indiferente ante las violencias que ponen en riesgo sus vidas”.

Por ello, insiste en que, aun cuando algunos centros que forman parte de la RNR ya han recibido recursos, se exige a las autoridades “garantizar la vida y dignidad de todas las mujeres, niñas y adolescentes, y les demandamos que contemplen a las mujeres como eje de incidencia en su agenda, que arranquen al patriarcado y la impunidad de las instituciones de los tres órdenes de gobierno, porque requerimos de acciones diarias, materializadas en realidades y no solo enunciadas en discursos”.

“No podemos brindar atención integral a las mujeres que están en búsqueda de un lugar seguro con discursos demagógicos y buenas intenciones, ni con procesos burocráticos que aletargan la entrega de presupuestos. Lo personal es político y la economía lo es también”, subraya Figueroa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
mujeres
presupuesto
violencia de género
image