Home
>
Malas compras: gobierno ha pagado insumos con sobreprecio durante la pandemia de COVID
Malas compras: gobierno ha pagado insumos con sobreprecio durante la pandemia de COVID
Cuartoscuro
5 minutos de lectura
Malas compras: gobierno ha pagado insumos con sobreprecio durante la pandemia de COVID
29 de julio, 2020
Por: Contenido Animal Político

La mayoría de las compras realizadas por distintas dependencias federales de México para atender la emergencia sanitaria por COVID-19 carecen de información y algunas otras fueron hechas a sobreprecio.

Así lo revela el informe ¿Compras de emergencia o compras de pánico? elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Las dependencias analizadas por el IMCO fueron: la Secretaría de Salud; el IMSS; ISSSTE; el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi); la Secretaría de Marina (Semar), y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Todas facultadas para hacer compras de emergencia ante situaciones como la pandemia por COVID.

Aunque en este tipo de compras los controles y mecanismos de vigilancia “se relajan” para priorizar la rapidez de las adquisiciones, las dependencias están obligadas a transparentar todos los gastos que hagan.

Lee: Hay dos ofertas por el avión presidencial, una incluye pago con equipo médico, dice AMLO

Sin embargo, según el informe del IMCO, más de mil 100 millones de pesos gastados por el gobierno a través de las secretarías e institutos “no cuentan con información suficiente para identificar los bienes y servicios adquiridos, las cantidades requeridas y los precios unitarios”.

Incluso, la mayoría de las compras analizadas incumplen con los requisitos mínimos de transparencia establecidos en la ley.

Compras a sobreprecio

El informe señala que el ISSSTE y la Sedena “han adquirido equipo médico especializado por parte de empresas cuyas operaciones son ajenas al sector salud”.

La información detallada brindada por el ISSSTE evidenció que este instituto “ha pagado hasta seis veces más que el IMSS por equipamiento médico similar”.

Según el informe, en mayo el ISSSTE compró 98 monitores de signos vitales a la empresa Conduit Life S.A. de C.V. por casi 53 millones 900 mil pesos. El costo unitario de cada equipo fue de 550 mil pesos.

Mientras que el IMSS, meses antes, compró un equipo médico similar a un precio unitario de 93 mil 910 pesos.

El IMCO resalta que aunque ambas instituciones buscaban adquirir los mismos monitores de signos vitales “el ISSSTE pagó casi seis veces más por un equipo que cumple con las mismas funciones”.

Adicionalmente, en mayo y junio, el ISSSTE compró 120 carros rojos para reanimación por un precio unitario de 430 mil pesos. Por su parte, el IMSS adquirió el mismo equipo a un precio unitario de 319 mil pesos, es decir 34% más baratos.

La diferencia de precio se dio “a pesar de que el ISSSTE compró un total de 120 aparatos y el IMSS tan solo ocho”, revela el informe.

Otra irregularidad detectada es que el ISSTE adjudicó contratos “para adquirir equipo especializado de salud a empresas con giros completamente ajenos al sector”.

Lee: Instituto de Rehabilitación opera con cobros excesivos, sin equipo médico y goteras, denuncia personal

El IMCO refiere que en mayo, el ISSSTE “adjudicó directamente” la compra de 114 bombas de infusión intravenosa (equipo de especialidad médica y quirúrgica) por 7 millones 635 mil pesos a una empresa de seguridad llamada Vanguardia en Integración de Seguridad.

Dicha empresa, según la investigación del IMCO, se dedica a la seguridad física, control de accesos, intrusión, automatización e incendios. Y tiene dos contratos previamente registrados en Compranet para la adquisición de equipo de telecomunicaciones y el mantenimiento de sistemas CCTV en 2012.

Opacidad en la información

Por ejemplo, en el caso del IMSS, el 26% del monto adjudicado directamente por el Instituto en 2020 “carece de un fundamento legal que avale su ejecución”.

En meses recientes, el IMSS ha gastado más de 700 millones de pesos y sin embargo no cuenta con documentación que permita identificar los bienes y servicios adquiridos con dicho monto.

Por otro lado, el IMSS reportó al IMCO que en enero, los servicios científicos y técnicos integrales representaron el mayor gasto realizado bajo emergencia, con 800 mdp. Para febrero el mayor gastó se hizo en medicamentos.

Hasta marzo, ya en medio de la pandemia, el IMSS destinó mil millones de pesos en equipo médico (cubrebocas, guantes, batas y material quirúrgico), “cuando en los dos meses anteriores no se realizó ninguna compra de emergencia”.

Según el IMCO, a partir de marzo, existe un cambio claro en cuanto a los contratos y adquisición de equipo e insumos médicos por parte del IMSS para la atención de la COVID-19.

En lo que corresponde al Insabi, el IMCO señala que no hay un solo registro público disponible sobre las compras y adquisiciones que realizó el instituto.

“La distribución de millones de piezas de material y equipo médico, así como la ejecución de programas de inversión de más de 9 mil millones de pesos se han realizado en total opacidad”, se lee en el informe.

La única información que se tiene, gracias a conferencias y boletines informativos, es que el Insabi ha comprado insumos como cubrebocas, guantes, ventiladores y medicamentos. Pero los precios, proveedores, procedimiento y contratos adjudicados son una incógnita.

Lee: Pandemia exhibió falta de solidaridad en el mundo, lucro con equipo médico llegó a niveles vergonzosos: AMLO

Una situación parecida ocurre con la Sedena y la Semar, dependencias que brindan apoyo ante la emergencia sanitaria a través del Plan DN-III-E y el Plan Marina.

En marzo, la Sedena dispuso de más de 4 mil mdp a través de un convenio con el Insabi para el mantenimiento, restauración o construcción de hospitales, compra de insumos médicos y contratación de personal médico.

A la fecha, solo existe información de dos compras realizadas por la Sedena bajo excepción de emergencia por un monto de 2 millones 992 mil pesos. Sin embargo, en Compranet “no está disponible la información del contrato ni de ningún otro documento que detalle las condiciones de esta compra”.

En el caso de la Semar también ha hecho compras por más de 4 mdp sin que se hayan transparentado los detalles de la adquisición.

Ahorro en gastos

Por otro lado el IMCO encontró que el gasto ejercido por las dependencias de salud “es significativamente menor en comparación con el de 2019”.

De enero a junio, el IMSS ha gastado un total de 47 mil 673 millones 346 mil 583 pesos en procesos de compra. Cifra que representa 13 mil millones de pesos menos que en el mismo periodo de 2019, en el que el IMSS gastó 61 mil 3 millones 797 mil 481 pesos.

El ISSSTE publicó de enero a junio de 2020 3 mil 262 compras por un monto de 5 mil millones 597 mil pesos. En el mismo lapso de 2019, el Instituto gastó 16 mil millones de pesos más, un total de 21 mil 601 millones 762 mil 191 pesos.

Finalmente, la Secretaría de Salud federal es la dependencia de salud que menos dinero ha gastado para atender la pandemia por COVID-19.

El informe del IMCO detalla que la dependencia federal “se ha limitado a la coordinación y comunicación, ya que el volumen de compras ha sido considerablemente bajo”.

En los primeros seis meses de 2020, Salud ha realizado solo 117 procesos de compra, “lo que representa un monto total de 332 millones 751 mil 41 pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
compras
equipo médico
IMCO
imss
issste
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
Imagen BBC