Home
>
¿Abrazos o balazos? Colectivo lanza campaña para que senado vote contra la Guardia Nacional
¿Abrazos o balazos? Colectivo lanza campaña para que senado vote contra la Guardia Nacional
5 minutos de lectura
¿Abrazos o balazos? Colectivo lanza campaña para que senado vote contra la Guardia Nacional
18 de febrero, 2019
Por: Redacción Animal Político
@nandodeOca 
0

“Queremos abrazos, no balazos”: con este eslogan, que fue una frase emblemática del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador durante su campaña electoral, el colectivo Seguridad Sin Guerra lanzó una estrategia en redes sociales para pedir a legisladores que voten en contra de la reforma que crea la Guardia Nacional, propuesta por el Gobierno.

La estrategia pide a los ciudadanos que “presionen” a los senadores mandándoles tuits y correos electrónicos, instándoles a votar en contra del proyecto de dictamen que se discute en el Senado, el cual, tal como lo publicó Animal Político, recorta varias disposiciones y condiciones que figuran en la minuta aprobada por los diputados en enero pasado, y que, además, regresa la colaboración explícita del Ejército en la Guardia.

En la web de Seguridad Sin Guerra, colectivo que agrupa 300 organizaciones civiles y activistas en contra de la militarización de la seguridad pública, aparece la lista de los senadores que, hasta ahora, se han manifestado a favor, en contra, o que aún no tienen un posicionamiento definido del proyecto de Guardia Nacional,

La cuenta de Twitter aparece junto al nombre del legislador o legisladora y al dar clic se genera un mensaje que varía dependiendo de su postura individual o de bancada.

Por ejemplo, si el senador mostró una postura favorable al nuevo proyecto de seguridad interior, uno de los tuits ya redactados en automático que se le envía es: “Votar por la #GuardiaNacional es votar una estrategia que ha dejado más de 213 mil homicidios dolosos. Senador, ¿de qué lado de la historia está?”.

Otro tuit es: “Senador, estamos a tiempo de dotar de conceptos reales de pacificación y vía civil a la estrategia de seguridad que adopte nuestro país. La militarización no es la solución. ¿Abrazos o balazos?”.  

En cambio, si el legislador ha mostrado públicamente su postura contraria a la Guardia Nacional, el tuit es: “Senador, gracias por defender nuestras instituciones civiles. Existen alternativas para construir una Guardia Civil Nacional que no dependa de las fuerzas militares”.

Mientras que, en el caso de los indecisos, el tuit dice: “Senador, ¿de qué lado de la historia quieres estar? ¿Del que entregó las instituciones a los militares? ¿O del que fortaleció las instituciones civiles para terminar con la violencia en México?”.

Además de los tuits, en la web del colectivo están las direcciones del correo electrónico institucional de cada legislador.

La campaña, lanzada el domingo 17 de febrero, logró que en menos de 24 horas más de 3 mil 536 personas mandaran un email a los senadores pidiéndoles votar en contra de la Guardia Nacional.

‘Un círculo vicioso’

José Guevara, director de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), y vocero del colectivo Seguridad Sin Guerra, explicó en entrevista con Animal Político que, además de esta campaña para “presionar” a los senadores a través de redes sociales, también lanzaron videos en Youtube.

En una de las piezas más recientes, la escritora Elena Poniatowska presta su voz para un video en el que exponen cifras de los últimos años de la llamada ‘guerra contra el narco’, a partir de la cual, en 2006, el Ejército y las fuerzas armadas mexicanas comenzaron a realizar labores ‘policiacas’.

“El número de homicidios dolosos subió de 10 mil 253, en 2007, a 25 mil 339 en 2017. Esto quiere que se pasó de 28 personas asesinadas diariamente en 2007, a 69 personas asesinadas. Y en 2018, la cifra subió a 88 personas asesinadas cada día”, relata Poniatowska en el video, que también señala que entre 1990 y 2006, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos recibió 462 quejas en contra de las fuerzas armadas por tortura y tratos cueles, mientras que de 2007 a 2017 sumaron 5 mil 606 casos.

“Hay una gran diferencia entre tener policías o militares encargados de la seguridad. El militar está entrenado para hacer la guerra. Mientras que el policía lo está para detener y poner a disposición del sistema de justicia a personas que presumiblemente cometieron un delito para ser procesadas y, en su caso, sancionadas”, añade el video, en el que se recuerda que, en septiembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia declaró que la participación de militares en las tareas que le corresponden a las policías es inconstitucional.

“A pesar de la decisión de la Corte, el actual gobierno está proponiendo la creación de una Guardia Nacional militarizada, que le otorga aún más poder al Ejército”, recalca la narración de Elena Poniatowska.


Sobre la participación de la escritora en los videos, José Guevara señaló que es “simbólico” que haya prestado su voz para un tema tan polémico.

“Es muy simbólico que una persona tan cercana, o que pareciera muy afín al gobierno (de López Obrador), haya prestado su voz para un tema tan complejo. Y a mí lo que me deja ver es que no todos en Morena piensan igual que el presidente”, dijo el vocero del colectivo Seguridad Sin Guerra.  

Por otra parte, cuestionado sobre qué pasos emprendería el colectivo de aprobarse en el senado el dictamen de proyecto de la nueva Guardia Nacional, Guevara anunció que emprenderían acciones legales para frenarlo mediante juicios de amparo ante la justicia mexicana. E, incluso, adelantó que acudirán a instancias internacionales de justicia, como la Corte Penal Internacional.

Propuesta: Guardia sin militares

Además de las iniciativas en redes sociales, el colectivo Seguridad Sin Guerra presentó el pasado 7 de febrero una propuesta en el Senado avalada por algunos legisladores de oposición, entre ellos Emilio Álvarez Icaza, que también reforma la constitución para crear la Guardia Nacional. Sin embargo, elimina cualquier componente militar de la misma, tanto en su operación, como en su conformación.

Entre los cambios propuestos en esta iniciativa se encuentra, por ejemplo, modificar el artículo 21 constitucional para definir a la Guardia Nacional como una “institución policial de carácter y dirección civil”, adscrita a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que actúe con respeto a los derechos humanos y con perspectiva de género.

A diferencia de la minuta aprobada en Cámara de Diputados, y que fue aprobada en Comisiones Unidas del Senado, el colectivo también propone que se elimine la injerencia de la Defensa Nacional en el reclutamiento y formación de los elementos.

La propuesta también contempla que se elimine cualquier alusión al fuero militar en la Guardia y que los elementos de Policía Militar y Policía Naval que se incorporen a ella sean dados de baja de esas corporaciones militares.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image