Home
>
En Querétaro proponen cambiar el término matrimonio por “unión civil”
En Querétaro proponen cambiar el término matrimonio por “unión civil”
Foto: Valentín Sayavedra.
6 minutos de lectura
En Querétaro proponen cambiar el término matrimonio por “unión civil”
19 de marzo, 2015
Por: Eduardo Rodríguez Soto (@LaloEduardoMx)
Mariana Vega y María Fernanda López (centro) son la primera pareja del mismo sexo que logró casarse en Querétaro mediante un amparo. // Foto:  Valentín Sayavedra.
Mariana Vega y María Fernanda López (centro) son la primera pareja del mismo sexo que logró casarse en Querétaro mediante un amparo. // Foto: Valentín Sayavedra.

Para casarse por la vía legal, María Fernanda López y Mariana Vega tuvieron que afrontar una batalla que duró casi siete meses. Recurrieron a un amparo y esperaron a que un juez federal les diera la razón. Ellas conforman la primera boda entre personas del mismo sexo que en 2014 se realizó en Querétaro, pero a decir del presidente de la Defensoría de Derechos Humanos de esta entidad, el doctor Miguel Nava, que las personas recurran a amparos para acceder a sus derechos es una situación “discriminatoria y violatoria de derechos humanos” y no solo no debe continuar. Él va más allá y propone eliminar de la legislación local el concepto “matrimonio” y sustituirlo por el de “unión civil” como concepto único para todas las parejas que deseen acceder al Estado Civil de casada o casado.

El concepto “matrimonio” en los ordenamientos jurídicos locales es excluyente y discriminatorio para todo tipo de parejas, señala el ombudsman de Querétaro, y destaca que esta figura debe preservarse y protegerse sí, pero en el ámbito de la libertad de culto.

“Es importante llamarle a las figuras jurídicas conforme a lo que son, no conforme a lo que la tradición o las costumbres dejaron. El matrimonio, por su origen etimológico, del latín matrem y monium significa calidad de madre. Un hombre no puede tener calidad de madre. Si vemos la RAE encontramos que matrimonio es el vínculo entre un hombre y una mujer. No hay posibilidad que en el matrimonio se encuentren dos hombres, por ejemplo, o dos mujeres. Por lo tanto, hoy, dentro de la legislación civil este es un vocablo excluyente y contrario al estado laico”.

Antes que abordar el tema de la discriminación por preferencias sexuales, esta propuesta jurídica está basada en la no discriminación por “estado civil”, incluida en el artículo primero de la Constitución como parte de la reforma en materia de Derechos Humanos de julio de 2011.

Así, la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro propone al Congreso local una iniciativa para armonizar el Código Civil y el Código de Procedimientos Civiles de la entidad con las reformas federales y estatales de derechos humanos.

En específico, se plantea que el artículo 137 del Código Civil de Querétaro establezca:

“La Unión Civil es una institución en la que se establece un vínculo jurídico por la unión de dos personas, que, con igualdad de derechos y obligaciones, su objetivo es la realización de una comunidad de vida plena y respetable”.

El artículo 137 del Código Civil actualmente señala:

“El matrimonio es una institución en la que se establece un vínculo jurídico por la unión de un hombre y una mujer, que, con igualdad de derechos y obligaciones, son la base del nacimiento y estabilidad de una familia, así como la realización de una comunidad de vida plena y responsable.”

María Fernanda y Mariana comenzaron la “batalla legal” en el Registro Civil de Querétaro en febrero de 2014. Se presentaron con documentación en mano pero no se los querían recibir. Fue hasta que hablaron con el director del Registro Civil, Leonel Rojo Montes, que les aceptaron sus documentos.

“No nos querían aceptar los papeles. Fue una experiencia entre triste y graciosa. Las secretarias, nerviosas y temblorosas, accedieron a recibirnos los papeles”, narra Fernanda en entrevista con Animal Político.

Cuatro días después la respuesta fue negativa. La ley impide que dos mujeres o que dos hombres puedan casarse en el estado por la vía civil.

El Registro Civil señaló en su momento para el caso de Fernanda y Mariana que “el matrimonio entre dos personas del mismo sexo es una aberración y que era algo antinatural. Se aventó el discurso más retrógrada”.

Iniciaron entonces el recurso de amparo junto con su abogado Saúl Hernández y demandaron al Estado, al poder legislativo local y al Registro Civil municipal. El juez federal resolvió a principios de septiembre de ese mismo año y les concedió el derecho a casarse y, además, puntualizó que las autoridades de Querétaro violaron sus derechos al impedirles la unión conyugal.

“Queríamos tener las mismos derechos que tiene cualquier otra persona. Nuestra lucha no sólo está en el amparo, sino en la apertura.”

Una vez con la resolución de la Suprema Corte el Registro Civil se mostró más que dispuesto. El 4 de octubre siguiente se concretó la primera boda entre personas del mismo sexo en el estado de Querétaro.

Apenas recién casadas, Fernanda y Mariana señalaron en conferencia de prensa:

“Como ciudadanas hicimos valer ya este derecho marcando un parteaguas en la historia de Querétaro, y es que este amparo no solamente nos implica a Mariana y a mí. Con este amparo logramos desde nuestra organización (Aquesex), con nuestras demás compañeras y compañeros, mostrar públicamente y a nivel nacional que se está haciendo un señalamiento al estado de Querétaro por violentar y discriminar no solamente nuestros derechos humanos sino los derechos humanos de cualquier persona que no logre entrar en ese párrafo de un hombre y una mujer”.

Así fue su boda:

Los ‘peros’ en el Congreso

La iniciativa que presenta la Defensoría de Derechos Humanos del estado para sustituir el concepto “matrimonio” por el de “unión civil” en el Congreso de Querétaro no es bien vista. De hecho se trata de una propuesta para armonizar las leyes locales con las reformas federal y estatal en materia de derechos humanos, aunque el plazo para hacerlo venció el 29 de septiembre de 2014, justo el mes en que Fernanda y Mariana recibieron el fallo favorable de un juez federal para poder casarse.

Incluso, recientemente un tribunal en el estado le dio la razón a otra pareja de mujeres que ha pedido su derecho a casarse, pero al no estar armonizada la legislación local se ha visto perjudicada.

Apenas el 6 de marzo pasado el ombudsman de Querétaro, Miguel Nava, fue notificado por las comisiones unidas del Congreso que será invitado para analizar la iniciativa que propuso y, se asegura, el tema será sometido a consulta pública, aunque aún no hay fecha de arranque.

“Quitando los prejuicios, un ser humano por independencia de su condición económica, por su estado de salud, de su estado civil o de su preferencia sexual es igual a todos. Si somos iguales en dignidad existe un Estado de Derecho. Y si existe un Estado de Derecho hoy en nuestro país está obligado a promover, respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos. No veo por qué solamente puedan acceder unos cuántos y otros no”, señala.

A su vez, Guillermo León, asesor de la Defensoría de Derechos Humanos, sostiene que “si no existen normas que sean equitativas para todas y todos, la consecuencia es que tengamos actos de discriminación lo cual no contribuye a que las personas con determinada preferencia sexual se puedan incorporar plenamente a la vida en una sociedad. Y aquí hablamos de la dignidad de las personas. La dignidad de las personas no se consulta, no se discute, no se somete a consulta pública. La dignidad de las personas se garantiza y se protege”.

Desde la organización Aquesex, que aboga por los derechos sexuales y la no discriminación, Fernanda y Mariana esperan a ser invitadas por el Congreso de Querétaro para discutir el tema y refieren que la sociedad civil organizada no ha sido invitada.

“Nuestra pregunta es cómo es que la están organizando y quiénes van a ser esos expertos en el tema. Nuestra respuesta ha sido muy clara, los Derechos Humanos no se someten a consulta, se defienden y se promueven, no tiene que ver si le gusta o no al PAN, al PRI o a la vecina de al lado, tiene que ver con que es un derecho humano y todas las personas tenemos que acceder a él”.

En Querétaro se tiene registrada la unión conyugal de al menos cinco parejas del mismo sexo, todas por la vía del amparo.

El ombudsman de Querétaro, Miguel Nava,  sostiene que el término matrimonio debe preservarse, pero en el ámbito de la libertad de culto, no en el Estado Laico. // Foto: Valentín Sayavedra.
El ombudsman de Querétaro, Miguel Nava, sostiene que el término matrimonio debe preservarse, pero en el ámbito de la libertad de culto, no en el Estado Laico. // Foto: Valentín Sayavedra.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Defensoría de Derechos Humanos Querétaro
María Fernanda López y Mariana Vega
Miguel Nava
Pacto Civil
Primer matrimonio gay en Querétaro
Querétaro
Unión Civil
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image