Home
>
Congreso termina el debate energético; envían 21 leyes al Ejecutivo para su promulgación
Congreso termina el debate energético; envían 21 leyes al Ejecutivo para su promulgación
6 minutos de lectura
Congreso termina el debate energético; envían 21 leyes al Ejecutivo para su promulgación
07 de agosto, 2014
Por: Tania L. Montalvo (@tanlmont)
@ManuVPC 
0
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.

[contextly_sidebar id=”8boghR2EtskX66QXkQ20JWxS3ypDJLLC”]El Congreso envío al Ejecutivo el paquete reglamentario de la reforma energética tras concluir en la noche de este miércoles la discusión de las 21 leyes secundarias que permitirán la apertura del sector a la iniciativa privada.

El proceso legislativo terminó tras la aprobación en el Senado del último dictamen del paquete, el cual incluye reformas a las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la General de Deuda Pública. En éste se añadió que el Estado asuma una parte proporcional de la deuda que Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tienen con sus trabajadores en el tema de pensiones y jubilaciones.

En el último día de debate energético, las diferencias entre el bloque del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) que apoyaron el dictamen y los opositores, el Partido del Trabajo (PT) y el de la Revolución Democrática (PRD), se centraron en las propuestas de reforma energética que la izquierda presentó el año pasado.

Según los priistas y panistas, los legisladores de izquierda propusieron en otra iniciativa lo que se lee en estas reformas a la Ley de Deuda Pública pero ahora se oponen —sobre la posibilidad de que el Estado asuma una parte proporcional del pasivo laboral—.

“Se la pasan diciendo que Pemex y CFE son del pueblo de México. Eso sí, menos su deuda, que sólo es de Pemex y de la CFE. Qué rápido se les olvida que una de las iniciativas principales que ustedes suscribieron, que hizo un hombre honorable de la izquierda mexicana, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, era justamente la de solucionar el pasivo laboral de Pemex sin que su planta laboral actual cargara con las consecuencias de ello. En esa, a la letra y al espíritu de la iniciativa de Ley de Pemex, que respondiendo a las propuestas del ingeniero, ustedes presentaron aquí el 20 de agosto del año pasado”, dijo el senador del PRI, David Penchyna.

Legisladores de izquierda reconocieron que en la iniciativa que redactó Cuauhtémoc Cárdenas —fundador del PRD— avalaron hacerse cargo del pasivo laboral, pero argumentaron que en su propuesta se respeta los derechos de los trabajadores.

“¿Qué es lo que dice ese dictamen y que hace totalmente diferente cómo se asume una estrategia frente a los pasivos de Pemex? Uno, que la propuesta de Cárdenas, que es nuestra propuesta, se establecían controles democráticos para resolver el pasivo laboral, iba a ser esta asamblea quien podía resolver el tema, pero lo más importante, y ahí sí me quiero referir a mis compañeros senadores del Partido Revolucionario Institucional, nuestra propuesta nunca, jamás puso un condicionamiento a los derechos adquiridos legítimamente por los trabajadores de Pemex para atender el tema del pasivo laboral. Esta propuesta sí lo hace, esta propuesta es la de la condición, es la del control absoluto por encima de los trabajadores”, explicó el senador perredista Zoé Robledo.

El documento aprobado establece que el gobierno federal podrá pagar la deuda en pensiones y jubilaciones siempre y cuando en un plazo no mayor a un año desde que entre en funciones el dictamen se llegue a un acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y, entre otras cosas, aumente la edad de retiro.

Horas antes, los senadores avalaron el dictamen en lo general y aceptaron otras condiciones como que las dos empresas se sometan a una auditoria y se sometan a un programa de austeridad.

En total, 90 legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) votaron a favor del proyecto de dictamen con las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la General de Deuda Pública, en las que se propone asumir la deuda laboral de Pemex y de CFE.

Destaca que el senador priista y líder de los trabajadores del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, no votó el dictamen por ausencia.

El argumento de los senadores de estos tres partidos es que el apoyo del gobierno federal permitirá que las dos empresas sean más competitivas cuando el sector energético se abra a la iniciativa privada.

“Consideramos que es un acto de responsabilidad asumirlos como pasivos del Estado, pues por décadas Pemex ha sido sometido a un régimen fiscal confiscatorio y ha aportado al gasto nacional cerca de 40 centavos por cada peso, en detrimento de su fortaleza financiera. Por el cambio de su naturaleza jurídica, que tiene que renovarse para enfrentar a la competencia, no podemos permitir que cargue con este lastre”, dijo Pablo Escudero del PVEM.

En contra de estas disposiciones, votaron 27 senadores de izquierda —del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT)—, quienes aseguran que la deuda que ahora pagará el Estado es un reflejo de la corrupción que persiste en la empresa.

“De la corrupción, del despilfarro, del uso de Pemex como botín político, es que ahora su pasivo laboral asciende a 1.2 billones de pesos. Hay que decirlo. Esto no es en defensa de los trabajadores, como mañosamente ustedes han planteado, esto es para que una vez más la ciudadanía pague por sus actos de corrupción, por el enriquecimiento ilícito de unos cuantos. ¿Por qué durante décadas, los funcionarios de PEMEX no hicieron aportaciones al Fondo de Pensiones? Dos billones de pesos hubo en excedentes petroleros el sexenio pasado. ¿Por qué no se fondeó este pasivo?”, dijo el senador perredista Benjamín Robles.

Para protestar en este último día de debate, el grupo parlamentario del PRD posó junto a una imagen a gran escala del expresidente Lázaro Cárdenas —quien encabezó la nacionalización del petróleo en 1938— para colocarla en la Tribuna durante las intervenciones.

Completan la discusión y aprobación del paquete energético

Con este proyecto se completa la reforma que cambiará al sector energético del país después de 76 años de la expropiación petrolera.
En la Cámara de Diputados y de Senadores ya se habían aprobado 19 de las 21 leyes secundarias que se necesitaban para hacer operativa la reforma energética que anunció el presidente, Enrique Peña Nieto, en agosto de 2013.

En la noche del martes, en el Senado se avaló en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, la de Coordinación Fiscal, la Federal de Derechos y la del Fondo Mexicano del Petróleo; en donde se fijaron las reglas para que el Estado reciba y administre sus ingresos por la explotación de petróleo y gas.

Un día antes, esa misma Cámara aprobó los cambios a otros dictámenes energéticos y los envío al Presidente para completar el trabajo que realizaron los diputados.

El último dictamen

Con las reformas que discute el Senado a la ley Federal de Presupuesto este miércoles se agregan artículos transitorios para que el gobierno federal pueda asumir “una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones” que tanto Pemex como la CFE tienen con sus trabajadores.

En la ley ya no se contempla que el Estado asuma todo el pasivo laboral —que incluye sueldos caídos, gastos de salud o créditos de vivienda, entre otros— como se propuso en una primera versión.

Sin embargo, en la redacción que apoyan los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) se establecen condiciones para que el gobierno federal cumpla con una parte proporcional de esa deuda entre las que se encuentran:

-La modificación del contrato colectivo de trabajo en un plazo máximo de un año desde la entrada en vigor del decreto para reducir las obligaciones en el pago de pensiones y jubilaciones y aumentar la edad de retiro.

-La proporción de la deuda que asumirá el gobierno federal será en función de lo que se reduzca tras la modificación del contrato colectivo.

-Las dos empresas deberán implementar un Programa de Austeridad del Gasto y aceptar una auditoría a cargo de la Auditoría Superior de la Federación para fincar responsabilidades por prácticas irregulares; y de ser necesario, iniciar procedimientos en materia de responsabilidad penal.

Con la aprobación de este dictamen el presidente Enrique Peña Nieto tendrá las 21 leyes reglamentarias de la reforma energética que considera como una de las más importantes de su gestión.

Lo único que faltará para completar la apertura del sector a empresas privadas nacionales e internacionales será que Peña Nieto promulgue este paquete legislativo que en el Congreso se discutía desde hace tres meses.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
CFE
Ley de Hidrocarburos
pemex
Reforma Energética
Senado
image