Home
>
Diputados aprueban que asambleístas trabajen 46 días más
Diputados aprueban que asambleístas trabajen 46 días más
5 minutos de lectura
Diputados aprueban que asambleístas trabajen 46 días más
24 de abril, 2014
Por: mzepeda
@ 
0
Sesión de la ALDF. FOTO: Cuartoscuro.
Sesión de la ALDF. FOTO: Cuartoscuro.

Con el propósito de ampliar el periodo de sesiones de la Asamblea Legislativa des Distrito Federal (ALDF) y aumentar su productividad, la Cámara de Diputados aprobó, con 407 votos a favor, tres en contra y 24 abstenciones, reformas al Artículo 39 del Estatuto del Gobierno del Distrito Federal.

Con esos cambios, el periodo ordinario de sesiones de la ALDF se amplía 46 días, el primero de ellos se llevará a cabo del 5 de septiembre al 20 de diciembre, en lugar del 17 de septiembre, como ocurría hasta ahora.

El documento avalado por el Pleno, aclara que estas fechas se aplican, excepto cuando el jefe de Gobierno del Distrito Federal inicie su encargo, ya que en tal caso las sesiones podrán extenderse hasta el 31 de diciembre de ese mismo año.

También se contempla que el segundo periodo ordinario de sesiones sea del 1 de febrero al 30 de abril, en lugar del 15 de marzo, como se hace en la actualidad.

En sus artículos transitorios precisa que en un plazo no mayor a seis meses, a partir de la entrada en vigor de esas disposiciones, la ALDF llevará a cabo reformas necesarias a su marco normativo para realizar las modificaciones correspondientes.

Al fijar la postura de la Comisión del Distrito Federal, la diputada Laura Barrera Fortoul aclaró que ese dictamen es resultado del consenso sobre dos iniciativas que se presentaron para reformar el Artículo 39 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, para ampliar los periodos de sesiones de la Asamblea Legislativa.

Explicó que dicho cambio responde a una propuesta enviada por el propio órgano legislativo de la ciudad de México y de los diputados Carlos Augusto Morales López y Miguel Alonso Raya.

Ambas iniciativas, tienen el objeto de modificar la duración de los periodos de sesiones ordinarias de cada año legislativo en la ALDF, de esta manera se propone que el primer periodo inicie el 5 de septiembre y concluya el 20 de diciembre.

Para el segundo periodo, se propone que inicie el primero de febrero y concluya el 30 de abril.

Barrera Fortoul destacó que el espíritu de los proyectos es aumentar la productividad del órgano encargado de la función legislativa en el Distrito Federal.

La intención es que los periodos de sesiones de la Asamblea Legislativa coincidan en la mayor medida posible con los periodos del Congreso de la Unión, y también se pretende que al tener más tiempo para legislar, el debate será más intenso y de mejor calidad.

Con la presente reforma, ahora legislarán 46 días más, lo que representa 39 por ciento más de actividad parlamentaria.

La representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afirmó que con ello se mejora la calidad del trabajo legislativo y se dota a los ciudadanos del Distrito Federal de un gobierno mejor.

Al fijar la postura del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Augusto Morales López señaló que la eficiencia del trabajo en cualquier órgano legislativo está marcado por factores cuantitativos y cualitativos, no se mide únicamente por el número de propuestas que se presentan ni por cuántas de ellas son aprobadas o rechazadas.

Agregó que mide, o se debe medir, esencialmente por el valor o aporte que implica la creación de normas o las reformas a las ya existentes que beneficien a la sociedad.

Por esa razón nos parece indispensable que el periodo en el que se desarrollan esas actividades sea suficiente para el desempeño de tan importante labor, aseveró.

Consideró que la ALDF, a pesar de ser el órgano legislativo más joven de México, ha sabido estar a la altura de las circunstancias que exige la conformación de un marco jurídico que atienda las principales demandas y necesidades de los habitantes de una urbe como la ciudad capital.

Sostuvo que de la Asamblea Legislativa ha emanado leyes de vanguardia que han colocado a la ciudad de México a la par de otras metrópolis de gran importancia en el mundo, normas que por cierto se han instrumentado posteriormente a nivel federal, o en distintos congresos locales, las cuales han beneficiado a los mexicanos, más allá de las fronteras del Distrito Federal.

Pese a esos logros, esta instancia es la que menos días naturales de sesión tenía en el año legislativo, eran sólo 52 días naturales de sesión que, comparados con los congresos de Chiapas, que tiene 160 días; Campeche, 172; Veracruz, 177, o Morelos, que tiene 271 días de sesiones naturales, vemos que el periodo que se ejerce en la ALDF es muy corto para la trascendencia de las labores de ese órgano legislativo.

Los periodos de sesiones actuales eran insuficientes, toda vez que en el primero de ellos, los dos primeros meses se ocupan para la glosa del jefe de Gobierno y el mes y medio restante para la discusión del Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos de la Ciudad de México.

En el segundo, agregó, comparecen ante el pleno los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de Justicia y de la Comisión de Derechos Humanos, dejando un muy reducido tiempo para discutir y desarrollar la agenda legislativa cotidiana.

Por otra parte, y nombre del PRI, hizo uso de la tribuna el diputado Arnoldo Ochoa González, para exponer que la ciudadanía reclama que los procesos democráticos que tanto nos cuestan se traduzcan en resultados concretos.

Lo anterior, subrayó, cobra especial importancia si se toma en cuenta que una de las principales demandas de la sociedad es el mejoramiento del trabajo legislativo que realizan los representantes populares.

Expuso que la ALDF es uno de los organismos que menos veces sesiona al año, lo que ha traído consigo una revisión de su propio régimen de gobierno, a fin de proponer la ampliación de los días de sesiones.

Afirmó que la ampliación de los periodos ordinarios no garantiza mayor productividad de los cuerpos legislativos, pues la aprobación de leyes, decretos y puntos de acuerdo requiere no sólo tiempo, sino de voluntad política y de visión de Estado.

A nombre del Partido Acción Nacional, la diputada Margarita Saldaña Hernández señaló que ojalá la reforma política del Distrito Federal, de la que tanto se ha hablado y se dice que pronto estará en la Cámara de Diputados, no solamente hable de más autonomía y libertad para la ALDF o para el gobierno capitalino, sino que también venga acompañada de más libertad y autonomía para las delegaciones.

Consideró que hay temas importantes del Distrito Federal que se deben tomar en cuenta, que ya no deben ser materia de la Cámara de Diputados, y entre ellas está la autonomía administrativa y financiera de las delegaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image