Home
>
Policías de Chilpancingo, acusados de desaparecer a líder estatal de gastrónomos
Policías de Chilpancingo, acusados de desaparecer a líder estatal de gastrónomos
6 minutos de lectura
Policías de Chilpancingo, acusados de desaparecer a líder estatal de gastrónomos
03 de marzo, 2014
Por: Paris Martínez (@paris_martinez)
@WikiRamos 
0

[contextly_sidebar id=”d4bd0f603f097d3e6159ba15849f5e17″]Dentro de cinco días, el próximo 8 de marzo, se cumplirán seis meses desde que el joven Xiuhtletl Abarca Olea fue desaparecido en Guerrero. Xiuh, como lo llama su madre, es chef de profesión y, al momento de ser raptado, era presidente estatal de la Asociación Culinaria de México.

Xiuh desapareció el 8 de septiembre de 2013 en la capital del estado, Chilpancingo, localidad a la que había acudido para reunirse con autoridades estatales, de las cuales buscaba obtener respaldo para distintos proyectos sobre difusión de la cultura culinaria mexicana. Este encuentro no llegó a darse, pues una noche antes, luego de confirmar su arribo a Chilpancingo, y siendo alrededor de las 21:00 horas, Xiutetl desapareció.

“Ya van a ser seis meses y las autoridades no han hecho nada, están en cero -acusa Sara, su mamá-, así que nosotros, su papá y yo, hemos intentamos investigar, con nuestros limitados recursos, porque queremos encontrar a Xiuh, pero la primera dificultad con que nos enfrentamos es que la gente en Chilpancingo no quiere hablar, porque es de todos conocido que Chilpancingo es tierra de narcos. Y aunque la gente tiene miedo, recabamos información confiable que señala la participación de policías municipales en la desaparición de nuestro hijo”.

En la capital del estado, continuó, “todos saben que la Policía Municipal desaparece a la gente, que la raptan y luego la entregan a los malandros, y ya de esas víctimas no se sabe más.”

Foto 1

Capital perforada

Apenas la semana pasada, los 174 agentes que integran la Policía Municipal de Chilpancingo fueron acuartelados y, aunque no fueron declarados formalmente suspendidos de su labor, sí fueron suplantados en sus funciones por un contingente de policías federales y estatales que, indefinidamente, mantendrá el control de la seguridad pública en capital guerrerense.

El objetivo de este acuartelamiento, según afirmó el alcalde de Chilpancingo, el priista Mario Moreno Arcos, es someter a los agentes municipales a un proceso de “profesionalización”, así como practicarles exámenes de confianza, de los cuales depende su permanencia en la corporación.

Sin embargo, afirmó la madre de Xiuhtetl, “lo que se debe hacer es investigar a esos policías, no acuartelarlos para que reciban cursos, ni tampoco deben despedirlos si no pasan el examen de confianza. Lo que deben hacer las autoridades es arraigarlos e investigar su implicación en las recientes desapariciones en Chilpancingo, su responsabilidad en la proliferación de fosas clandestinas, así como su papel en la protección al crimen organizado que opera en la capital de Guerrero.”

Las denuncias sobre la subordinación de las autoridades municipales a los dictados del crimen organizado, de hecho, enmarcaron el reciente atentado sufrido por el líder empresarial Pioquinto Damián Hurtado, quien a finales de enero fue baleado, junto con su familia, momentos después de participar en una protesta ciudadana, en la que aseguró que el alcalde priista Mario Moreno Arcos es cómplice del cobro de extorsiones a empresarios de Chilpancingo.

En la capital del estado, dijo Pioquinto, “hay secuestros y (Mario Moreno Arcos) no se da cuenta; además, él entregó al crimen organizado la Feria de Navidad y Año Nuevo, el palenque de gallos, así como el control de todo el sistema de transporte público municipal”, a grado tal que en la capital de Guerrero comienza a ser de uso común el concepto “narcotaxi” para referirse a las unidades no regularizadas.

Horas después de formular esta acusación contra el alcalde priista de Chilpancingo, el líder empresarial fue atacado con armas de alto poder, agresión de la que salió ileso, pero en la que su hijo resultó herido y su nuera perdió la vida.

Según los registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Chilpancingo es la segunda ciudad guerrerense con mayor incidencia delictiva, únicamente superada por Acapulco.

Tan sólo durante 2013, por ejemplo, en la capital de Guerrero se cometieron 164 asesinatos y 41 secuestros, y aún cuando en los últimos tres años la incidencia delictiva estatal ha disminuido ligera pero progresivamente, en la capital de Guerrero la tendencia es inversa y, durante el último trienio, en Chilpancingo se ha experimentado un aumento constante en el número de delitos.

Otro ejemplo de la violencia del crimen organizado en la capital del estado es el asesinato de Cresencio de la Cruz Hernández, secretario de Acuerdos del Tribunal Superior de Justicia de Guerrero, ocurrido el 30 de enero de 2014.

En lo que va del año, asimismo, en la capital del estado han sido detectadas tres fosas clandestinas en las que fueron encontrados, al menos, siete cadáveres. A ellos, además, se suman otros 32 cadáveres inhumados ilegalmente en el municipio guerrerense de Taxco, localizados el pasado 10 de febrero.

El 25 de marzo de 2013, una fosa más, con tres cadáveres, fue detectada en el sur de Chilpancingo, y el 20 de noviembre de 2012 fue encontrado otra fosa clandestina en el municipio de Eduardo Neri, con 10 cuerpos, todos de personas oriundas de Chilpancingo.

En todo el estado, además, el Sistema Nacional de Seguridad Pública reconoce la existencia de 428 casos de desaparición forzada, siendo mujeres 133 de las víctimas, y hombres las restante 295… en este registro oficial, sin embargo, las autoridades no incluyen el caso de Xiuhtetl Abarca Olea.

Epílogo: El plato amargo…

En cinco días, el próximo 8 de marzo, serán ya seis los meses en la búsqueda de Xiuh. Seis meses en el que “nada más sobrevivo”, dice Sara. “Esta es una labor en la que sólo estamos mi esposo y yo, aunque el único que ha podido viajar a Chilpancingo es mi marido, yo no puedo, no logro concebir el ir a esa ciudad y no ver a Xiuh… estamos solos nosotros dos, porque no permitimos que otros familiares se involucren en la búsqueda, por su seguridad, y por otra parte, la verdad es que se han ido los amigos.”

En septiembre de 2013, recuerda Sara, tan pronto como se perdió el rastro de su hijo, ella buscó la ayuda de la Asociación Culinaria de México, de la cual Xiuh no sólo era miembro, sino que presidía la dirección del “Capítulo Guerrero” de dicha agrupación gastronómica, la cual, además, es parte de la World Association of Chefs Societies (WACS).

El nombramiento y la toma de protesta de Xiuh tuvo lugar un mes antes de que este joven, de 31 años, desapareciera en Chilpancingo, acto protocolario que fue encabezado por Margarita Vin, presidenta nacional de la Asociación Culinaria de México y quien, en la actualidad, es candidata a la dirección contintental de la WACS.

La respuesta no llegó sino hasta diciembre. “Nos llamó un asistente de la señora Margarita Vin, nosotros no le pedimos dinero ni nada por el estilo, le pedimos una sola cosa: que nos ayudaran a hacer presión ante la PGR, para que se ofrezca una recompensa a quien aporte información sobre el paradero de Xiuh, les pedimos que enviaran un oficio en refuerzo de la petición que nosotros ya le habíamos formulado a las autoridades federales, y el señor se comprometió a que lo harían, pero nunca hicieron nada. Desde diciembre del año pasado, la Asociación Culinaria de México no ha vuelto a buscarnos ni ha hecho nada por apoyarnos.”

Toma de protesta de Xiuhtetl (izquierda), como presidente de la directiva estatal de la Asociación Culinaria de México en Guerrero. A la izquierda, Margarita Vin, dirigente nacional de la agrupación. //Foto: Cortesía.
Toma de protesta de Xiuhtetl (izquierda), como presidente de la directiva estatal de la Asociación Culinaria de México en Guerrero. A la izquierda, Margarita Vin, dirigente nacional de la agrupación. //Foto: Cortesía.

En la PGR, además, la petición de que se emita una recompensa para impulsar la búsqueda de Xiuh, no ha fructificado. “No sé qué más hacer –dice Sara–, cómo presionar, cómo hacer para que la PGR emita esta recompensa, la negligencia de las autoridades no le deja a uno ninguna alternativa, esto es muy desesperante y muy doloroso, pero tenemos que vivir con esperanza.”

En noviembre de 2013, tres semanas después de que Xiuh fuera desaparecido, Sara hizo suyas las palabras de la poeta estadounidense Mary Elizabeth Frye.

“No te acerques a mi tumba sollozando, / No estoy allí; no duermo ahí. / Soy como mil vientos que soplan. / Soy como un diamante en la nieve, brillando. / Soy la luz del sol sobre el grano dorado. / Soy la lluvia gentil del otoño esperado. / Cuando tú despiertas en la tranquila mañana / Soy la bandada de pájaros que trina. / Soy también las estrellas que titilan, / mientras la noche cae en tu ventana. / Por eso, no te acerques a mi tumba sollozando. / No estoy allí. Yo no morí.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
desaparecidos
gastrónomo
Guerrero
Xiuhtletl Abarca Olea
image