Home
>
Tras 53 días sin clases, jefes de familia mandan a la CNTE “a buscar otras escuelas”
Tras 53 días sin clases, jefes de familia mandan a la CNTE “a buscar otras escuelas”
5 minutos de lectura
Tras 53 días sin clases, jefes de familia mandan a la CNTE “a buscar otras escuelas”
14 de octubre, 2013
Por: Nayeli Roldán
@WikiRamos 
Madres de familia custodian la primaria Monte Albán, para impedir una toma sorpresiva por parte de profesores de la sección 22 de la CNTE. //Foto: Nayeli Roldán.
Madres de familia custodian la primaria Monte Albán, para impedir una toma sorpresiva por parte de profesores de la sección 22 de la CNTE. //Foto: Nayeli Roldán.

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca.-  Los pobladores de Santa Cruz Xococotlán, Oaxaca dicen tener palabra. Hace 43 días convencieron a maestros de la sección 59 del SNTE de dar clases en la primaria Monte Albán. A cambio, se comprometieron a no permitir el regreso de los 23 profesores de la sección 22 de la CNTE una vez que concluyeran su paro de labores iniciado el 19 de agosto.

El día llegó. La disidencia magisterial anunció su regreso a las aulas para hoy lunes 14 de octubre, pero José Antonio, uno de los padres, lanza la advertencia: “mejor que se busquen otro lugar donde trabajar. Estamos firmes en la decisión de que aquí se queda la sección 59. La sección 22 ya no tiene cabida en esta escuela”.

[contextly_sidebar id=”68efccb63db79654cfa7cfa5d188bc1f”]Más de 70 mil profesores regresarán este lunes a clases tras un paro de labores de 53 días que afectó a 1.3 millones de estudiantes de nivel básico. El gobierno estatal entregará las quincenas retenidas que equivalen a mil 500 millones de pesos más un bono por inicio del ciclo escolar 2013-2014.

La primaria Monte Albán es la primera de 146 escuelas donde padres de familia buscaron a los docentes de la minoritaria sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. “Es la primera vez (que hacemos esto) durante tantos años que hemos estado esperando a los maestros. Vienen paros, vienen marchas y en el momento que ellos se van, deciden y dejan las escuelas. Ellos son los que secuestran la educación de nuestros hijos. Nosotros lo único que estamos peleando es el derecho a la educación”, dice Concepción María.

Por eso, ante el temor de que los disidentes pretendan entrar por la fuerza para retomar el control mantienen guardias las 24 horas. Incluso, la policía estatal hace rondines entre los caminos de terracería que llevan al centro escolar, justo en la parte alta del cerro de Santa Cruz.

La noche del domingo, horas antes de que inicie el ciclo escolar, recibieron la visita de funcionarios locales que intentaron dialogar para solucionar el conflicto. Melquiades Carreño, subdirector de Educación del poblado se presentó como mediador para acordar un encuentro entre representantes de la sección 22 y los padres de familia. No tuvo éxito. Por más de una hora solo recibió reclamos y explicaciones de la decisión.

“Su movimiento (CNTE) tiene más de 30 años, que lo único que ha logrado es hundir al estado de Oaxaca en el penúltimo lugar de aprovechamiento escolar. ¿Vamos a permitir que sigan otros 10 años así? Ya no, en esta escuela ya no”, dice Martín Luna, jefe de familia.

Ilse Quiróz, madre de un alumno, denuncia incluso que la semana pasada, en una de sus asambleas se presentó Virgilio López, como coordinador de módulos de desarrollo sustentable, quien amenazó con el retito de los vales para uniformes y zapatos por no reconocer a la sección 22. También, dice, circulan folletos en los que alertan sobre el retiro del programa oportunidades o seguro popular si no desisten en la idea de apoyar “a los charros”. La CNTE dice que “sus bloqueos y marchas son para nosotros y que los que estamos aquí somos ignorantes porque no sabemos por qué están haciendo ellos sus movilizaciones. Cuando en el pliego petitorio de la sección 22, que me acabo de leer de cabo a rabo, no habla de ninguno de esos programas federales”, dice Ilse en la puerta de la escuela, donde se desarrolla el encuentro.

La comunidad de padres y madres de la primaria Monte Albán fue una de las primeras en movilizarse para buscar profesores, ante el paro de la CNTE. //Foto: Nayeli Roldán.
La comunidad de padres y madres de la primaria Monte Albán fue una de las primeras en movilizarse para buscar profesores, ante el paro de la CNTE. //Foto: Nayeli Roldán.

Sergio Pablo, otro padre, afirma no tener miedo de algún enfrentamiento. Aunque advierte que existe el rumor de un supuesto desalojo por parte del Frente Popular Revolucionario, organización  que apoya a la disidencia. “Sabemos en lo que nos metimos porque conocemos a esa gente, pero aquí vamos a seguir defendiendo la escuela”, dice mientras otros más caminan con palos en mano por el patio de la escuela que solo la alumbra un farol de la calle.

El apoyo a los 15 maestros que están laborando desde hace más de un mes es por reciprocidad, explica José Antonio. Su hijo cursa el segundo grado, pero en primero no aprendió a leer y “aún así me lo pasaron de año”, pero en lo que va de curso, ya puede deletrear y hacer sumas. “A nuestros hijos se les va a dar el calendario escolar completo. Sin paros, sin marchas, sin asambleas en horas de clases”.  

Más padres se dicen orgullosos de que por primera vez en esa escuela, se imparten clases de computación, inglés y educación artística y no piensan renunciar a ello. “Ahorita vienen a que les paguen las quincenas atrasadas, pero todavía hay camiones que los están llevando a la Ciudad de México. ¿Eso qué significa? Que en cualquier momento dejan tiradas las clases otra vez y ya no lo vamos a aguantar”, agrega Abel Cruz.

CNTE reconoce focos rojos 

La toma de 100 escuelas fue una de las razones por las que la disidencia magisterial decidió regresar a clases. Incluso, en la cobertura de las mesas de negociaciones, Animal Político conoció que entre las demandas expuestas en la Secretaría de Gobernación, estuvo la desaparición de la sección 59 del SNTE, por lo que se instaló una mesa de negociación con el dirigencia del Sindicato, Juan Díaz de la Torre; sin embargo, no se concretó ningún compromiso al respecto.

Aunque el gobierno del estado, junto con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y la sección 22 acordaron crear una comisión tripartita para evitar confrontaciones entre la disidencia y la sección 59 con los padres de familia, existen focos rojos para el regreso a clases en 15 municipios.

Los de mayor preocupación son San Lorenzo Cacaotepec, San Agustín de la Juntas, Zimatlán de Álvarez, Etla y Tlacolula, donde se mantuvieron asambleas este fin de semana entre los padres de familia.

La dirigencia reconoce que la “culpa” de que los padres de familia “se hayan puesto en su contra” sobre todo en la zona conurbada, es que, a diferencia de las comunidades rurales, los profesores “no dan más tiempo de los establecidos, no hay interacción con ellos, no se involucran y eso no ayuda”, afirman agremiados de la CNTE consultados por esta reportera en la víspera del arranque del ciclo escolar.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Clases
CNTE
escuela
Oaxaca
regreso a clases
Sección 22
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
Imagen BBC