Home
>
Durante 231 días en 2012 se transmitieron spots de partidos políticos
Durante 231 días  en 2012 se transmitieron spots de partidos políticos
5 minutos de lectura
Durante 231 días en 2012 se transmitieron spots de partidos políticos
07 de junio, 2013
Por: Lilia Saúl Rodríguez (@liliasaul)
@WikiRamos 
0

Los partidos políticos y sus candidatos a la Presidencia tuvieron a su disposición para transmitir spots en radio y en televisión en 2012, el equivalente a casi 231 días o, para mayor precisión, 9 millones 974 mil 880 minutos. La mayoría de esos mensajes fueron de tipo positivo.

Las cifras anteriores se desprenden del estudio “Fortalezas y Debilidades del Sistema Electoral Mexicano (2000-2012). Ideas para una nueva reforma electoral” elaborado por la consultora Integralia, S.C. El documento integra recomendaciones de un panel de expertos convocados por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

[contextly_sidebar id=”80f60e9385027e0ed5144f23395817e3″]A pesar del tiempo con el que contaron los partidos, dice el documento, éstos gastaron millonarios recursos para promoverse en espacios informativos y “continuaron con el clientelismo político”.

El problema, coincidieron los expertos, ya no es el dinero que se gasta, que cada vez es más, sino el origen que en su mayoría es de procedencia dudosa.

“Se pone en riesgo la integridad del sistema democrático porque se ha convertido en germen de corrupción, porque tienen que pagar los favores, ya sea con obra pública, con un contrato. Se incrementa la corrupción no sólo de los partidos, sino también de la corrupción gubernamental. Se sale de los límites”, advirtió Luis Carlos Ugalde, director de Integralia.

Expertos en el sistema electoral mexicano trabajaron durante 18 meses en el diagnóstico presentado este jueves.

Entre los problemas detectados por los expertos destaca el costo creciente de las campañas, la corrupción que se detona por el intercambio de quienes dan dinero a campañas a cambio de un pago futuro, el desvío de recursos públicos y las prácticas tradicionales pero crecientes de clientelismo electoral.

También se detectó el pago de cobertura informativa y la creciente litigiosidad del sistema electoral.

Aunque los expertos detectaron fortalezas principalmente en el IFE, en la forma en cómo opera y garantiza la logística de las elecciones, el resto de los componentes que conforman el sistema electoral mexicano, advirtieron, se encuentra en riesgo.

La presentación del informe corrió a cargo de Ugalde, y de expertos como Eduardo Huchim, Hugo Concha, Mauricio López y del director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Enrique Cárdenas.

Atacar al Clientelismo

Algunas de las recomendaciones que hicieron para atacar los altos costos de las campañas consisten en prohibir las dádivas y prebendas en especie, establecer sanciones a todas las modalidades de clientelismo electoral y prohibir la publicidad oficial de gobierno en todo momento, no sólo durante el periodo electoral.

Gustavo Rivera Loret de Mola, uno de los investigadores que participó en la elaboración del diagnóstico, relató sus hallazgos sobre el clientelismo electoral.

“Un hallazgo es que el clientelismo está más presente en elecciones locales y que a mayor actividad económica exista en una localidad, mayor clientelismo se da, pues hay más disputa por el pastel económico. También se da el clientelismo electoral mientras más cerrada sea la competencia”, detalló Rivera.

En cuanto a las denuncias que se presentan ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE), Rivera Loret de Mola mencionó que sólo el 7% del total de las denuncias resultaron en sentencias condenatorias.

Por ello recomendó que antes que darle autonomía a la Fiscalía, lo que debe hacerse es modificar el Código Penal Federal para incrementar las sanciones o crear un sistema más expedito para que se investiguen las irregularidades denunciadas.

“Entre el 2000 y el 2006 sólo 3 de 76 denuncias presentadas ante la FEPADE se resolvieron”, dijo.

La fiscalización llega tarde

Para fiscalizar mejor los gastos de campaña, expertos como Ricardo Raphael, Jesús Silva-Herzog, Pedro Salazar y María Amparo Casar recomendaron –en el estudio presentado- transitar hacia un modelo de fiscalización enfocado en el gasto y no en el ingreso.

También consideraron que se debe fiscalizar de manera concurrente a las campañas y no sólo a posteriori como ocurre actualmente.

Tener mayor inversión en sistemas de detección de propaganda fija (espectaculares) y mayores auditorías en tiempo real a los eventos públicos de campaña.

Los expertos consideraron que deben evaluarse las implicaciones de anular elecciones cuando se detecte rebase de topes de campaña o financiamiento ilegal de las mismas. Se debe además revisar las modalidades de financiamiento privado y alentar que se legalice y transparente.

Eduardo Huchim resumió la investigación a un solo problema: El dinero. “Hay un costo creciente de las campañas. El vínculo común es el dinero, el uso del dinero en las campañas, uso excesivo, la insuficiente regulación ha propiciado que este uso del dinero pervierta y corrompa a la democracia y tiene que ser atendido de manera acuciosa por la reforma electoral”, explicó.

Mayor equidad y transparencia

En cuanto al tema de equidad y transparencia, los expertos consideran que se debe modificar la fórmula que se emplea para distribuir el financiamiento público entre los partidos, por una más equitativa: en lugar de mantener el esquema 70-30, se podría establecer uno 60-40 o, incluso, 50-50.

También consideran que se deben transparentar los contenidos, procesos y padrones de los programas sociales. Lo mismo para el financiamiento de las encuestas que se difundan de manera pública: requisito que se diga quién pagó y cuánto costó la encuesta.

Otro planteamiento es reducir el número de spots que corresponden a los partidos políticos y transformar un segmento de estos en tiempo para debates entre candidatos.

Hugo Concha, experto en el tema consideró que es necesario que exista una verdadera rendición de cuentas por parte de los partidos políticos.

“El verdadero árbitro de las elecciones es el Tribunal Electoral. El IFE se ha vuelto muy litigioso, pero se deberá pensar hasta dónde se quiere llegar. La rendición de cuentas a partidos políticos hace falta; en la última reforma electoral fue un desastre en esa materia. Se piensa en una Ley de Partidos, pero se debe repensar antes de que la realidad nos gane. Hay que fortalecer, buscar fórmulas para que participe más la ciudadanía”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image