Home
>
“Sí estaba jugando, pero seguía la sesión”: Layda Sansores
“Sí estaba jugando, pero seguía la sesión”: Layda Sansores
9 minutos de lectura

“Sí estaba jugando, pero seguía la sesión”: Layda Sansores

26 de octubre, 2012
Por: Francisco Sandoval Alarcón (@MrTerremoto)
@WikiRamos 

En la mañana del jueves habló de un supuesto “espionaje” en su contra. Dijo que solicitaría al Senado los videos de seguridad de la Cámara y que le pediría a un experto que analizara las imágenes para saber si se trataba de una filtración.

Por la tarde, al ser entrevistada por Animal Político, reconoció que se trató de un “error” de su parte y pidió una disculpa pública por su actitud.

Comentó que ahora que sabía que el video donde aparece jugando en plena discusión de la Reforma Laboral  fue tomado por Animal Político y retomado por la mayoría de los medios, sólo pediría las imágenes de seguridad del Senado para identificar a los legisladores que no estaban poniendo atención ese día.

Layda Sansores, senadora del Movimiento Ciudadano, reconoció su “error”.

Lo hizo en el mismo lugar desde donde fue grabada el lunes: En el palco izquierdo del tercer piso destinado a la prensa, donde terminó por reconocer que no se trató de una estrategia de espionaje en su contra, pero aún así se dijo molesta por el trato que la prensa le dio al video.

Respeto el trabajo de Animal Político, me encanta mucho, son aguerridos y respetables. No me preocupa que (el video) ustedes lo hayan sacado, lo que me preocupa es el uso que le va dando la Cámara (de Senadores)”, comentó la Senadora, en casi media hora que duró la entrevista y que a continuación se presenta.

-¿Qué tendría que decir sobre lo ocurrido en la sesión del martes?-

Que se saca fuera de contexto porque ustedes son como muy serios. Nosotros siempre los seguimos y siempre muestran la verdad.

Lo que me preocupa es que esto y a lo mejor no fue culpa de ustedes, es que desde la Cámara lo tomaron como una estrategia en la que yo me preguntó cuál es su fin y cuáles son los instrumentos que usan.

-Pero cuál estrategia, yo la grabé con mi cámara porque me llamó mucho la atención lo que estaba ocurriendo. Yo me di cuenta que en ese momento existía mucho desorden en el salón-

Pero no era sólo mío. Yo nunca me paré. No comí, no tomé agua, no fuí al baño.

-Pero senadora estamos hablando que fue casi una hora la que estuvo jugando con el iPad. La pude ver todo ese tiempo y tengo 3 videos que grabé en ese lapso-

No fue una hora.

-Yo la tengo grabada Senadora. Si gusta le muestro las imágenes de mi cámara-

Estaba yo en el tedio de no saber qué hacer. Había tuiteado toda la parte emotiva, emocionante, de lo que estaba pasando, informando a los campechanos. Y como no había nada que hacer.

Estaba muy cansada porque llevábamos desde las 8 de la mañana en el Senado, pero de eso no se habla.

Pero además el debate que no es debate, porque esto ya estaba decidido, es un show. Para qué sirve el debate, no sirve para nada, nada más para cubrir un ritual.

Entonces llega un momento, abro y cierro (el iPad), pero se me acaba la batería.

-Pero yo la vi muy activa en el juego-

Pero una parte es el juego y la otra los tuiters (sic) que yo mandaba.

-El video que subí dura poco más de 1 minuto, pero tengo aquí en mi cámara más videos…

Revísalos.

-Ya los revisé Senadora-

Todos son juegos o tuits. Yo estaba tuiteando la sesión, es tal tema, son tantos votantes. Eso qué quiere decir, que puede regresar a la cámara. Yo estaba explicándole a la gente, no estaba jugando. Estaba yo en eso y se me acaba la batería.

Pero como quiera que sea yo acepto que es un error.

-Le aclaro que yo no tengo ningún fin o estrategia más que un interés periodístico-

El problema no es de ustedes.

El problema fue el uso que le dio la Cámara.

Pero además, por qué (Joaquín) López Dóriga no saca a Mariana (Gómez del Campo). Porque yo no sé qué sea peor. Porque yo ahí desde mi sillita aburrida haces lo que puedes.

Pero lo que me preocupa es que tu cámara llegue a tomar hasta las letras. Invades de alguna manera. Yo me siento invadida.

-Pero no eran letras Senadora, era un juego llamado Diamond-

No era Diamond ni siquiera.

-Cuál era entonces-

Unas mariposas. Voy a ver a mi nieta el miércoles, entonces es lo que juega y lo estaba viendo para yo poder jugar con ella. Estoy aprendiéndole. Me quedaba viéndolo, para saber qué se puede hacer tratando de anticiparlo.

Pero era un acto en el que yo estoy tuiteando y de repente aparece el juego que ella misma bajó.

Entonces me quedé entretenida en eso, pero también estaba en una cuestión de mucha impotencia porque yo siempre me he cuestionado para qué sirven los debates y si es una forma de protesta para tratar de decir: sabes qué, es más interesante hacer esto.

Si estaba jugando, pero seguía la sesión. Siempre levantaba la mano, escuchaba al orador. Pero sabes qué, lo bueno de estos jueguitos es que son muy lentos y puedes oír al orador y seguir con tu jueguito.

Nunca perdí la sesión. Porque pareciera que no me importan los trabajadores, cuando yo estuve presente, y comienza a investigar, los días que vinieron los trabajadores (al Senado a presentar sus posturas sobre la reforma).

Yo siempre veía a los de la Comisión (del trabajo) y sólo a 2 priistas. Los del PRI nunca escucharon a los trabajadores.

-Pero ahora que sabe que fui yo el que tomó el video, usted sigue pensando que esto fue un espionaje del Senado y seguirá insistiendo en pedir los videos-

Los voy a pedir para saber qué estaba pasando realmente en ese momento, porque había un desorden generalizado. Porque hubo senadoras que se perdieron la discusión para irse a besar con su pareja o para contar chistes.

Yo al menos no perdía la atención de lo que estaba pasando, porque sobre todo uno viene de días de cansancio. Porque yo sí me eché hasta la media noche  todas las intervenciones.

Ese día salí desde las 5 de la mañana para poder llegar a tiempo. Pero además me había echado toda la semana las intervenciones de trabajadores y líderes sindicales.  Entonces eso (el video), es como a uno sacarlo de contexto.

Pero lo que me preocupa es que haya cámaras que van directo a las teclas. Ustedes podrían tomar fotografías de lo que yo escribo.

-Pero eso habría que reclamárselo al arquitecto de este edificio. Así fue construido-

Pero hasta qué grado, porque a lo mejor tú puedes ver que estoy jugando.

Pero además a ti se te dejaron pasar y a los del Reforma no los dejaron pasar de este lado. Hay 5 periodistas que me dijeron que les cerraron la puerta.

-Le puedo asegurar Senadora que estaban dejando pasar a todos. No hubo restricciones-

Ya van 5 periodistas, que son gente seria, que me dicen que cerraron esa puerta. Entonces yo quiero hablar con el de resguardo.

-Me considero un periodista serio y le puedo asegurar que jamás cerraron esa puerta-

Exacto, pero aquí hay distinciones. Hay reporteros que sí pasan y otros que no pasan.

-Pero a ver Senadora hay gente que está descontenta porque usted estaba jugando en un debate tan importante. Qué les diría, porque hay un sector molesto. Usted seguramente ya ha leído los comentarios en redes sociales-

Lo que creo es que se saca de contexto y ya los dije es un error y pido una disculpa al orador, pero además estaban diciendo puras sandeces.

-Pero en una de las intervenciones en las que usted jugaba,  el orador era el senador Mario Delgado del PRD-

No, el que dice eso era Ortiz.

-Grabé otro video en donde el orador es Mario Delgado del PRD y usted está jugando-

Puede ser Mario, pero esa es la parte en donde ya no estábamos en la transparencia (sindical). Lo que sabemos es que había una aplanadora y ya sabíamos todo lo que se iba a votar.

Yo lo que digo: Mi disculpa al orador o a los oradores, pero ojalá también pida una disculpa la derecha porque hay de juegos a juegos y lo que está haciendo la derecha es poner este velo.

Lo mío fue jugar unos minutos este juego 30, 50 minutos o los que quieran, pero lo que ellos están haciendo es un juego contra la clase trabajadora. Para que se cancele su destino como obreros y es una provocación que pone en riesgo la paz social.

Yo me disculpo, pero también que se disculpen ellos porque eso es lo grave. Porque yo no sé hasta dónde son esos límites éticos y que a veces no depende de ustedes, porque ustedes sacan una nota que viene siendo como amarillista en la que se dice está jugando, pero porque no sacan el besito. Lo sacaron ustedes, pero no lo sacó (Joaquín) López Dóriga.

Ustedes cumplen y pasan todo, pero la siguiente etapa es dónde yo digo cuál es la estrategia de la Cámara.

Porque los del PRI se tardaron hora y media para llegar a la sesión y cuando llegaron fue para exigir que volvieran a poner la pantalla, cuándo se ha visto esto.

Pero además por qué (Joaquín) López Doriga me da un minuto a mí y no le da un segundo a Mariana (Gómez). Eso es a lo que yo voy.

Aquí lo que cabe es analizar también si estos debates tienen sentido. Por qué ese desorden generalizado. Unos están parados, otros besándose, otros (leyendo) novela. Por qué, porque sabemos que no nos sirve para nada. El debate ya viene cocinado desde Washington. Las iniciativas se cocinan desde afuera o se cocinan desde la guarida de Enrique Peña o desde Los Pinos.

Entonces hay que revisar  si valen la pena los debates. Son escenografías, son rituales muy largos.

-Cuál sería la alternativa-

Que se ofrezcan los posicionamientos. Decir porque vamos a votar a favor o en contra, pero ya esto de las reservas todos sabemos el final de la historia. Entonces cómo ya todos lo conocen ya no hay interés.

-Pero en esta discusión, al menos en los temas de democracia y transparencia sindical, el PAN, PRD, PT, MC, tenían el 52% de los votos-

Por eso no me moví en ningún momento. No me falló ninguna votación de manita. Eso era lo importante, la votación.

Yo si estuve en las comisiones, conocía todo puntualmente. En qué consistía la propuesta, porque si me tomé la molestia de conocer el tema y no soy de la comisión (del trabajo).

Yo no tengo fracción, soy una y recibo a la gente, voy a la comisión, recibo a los líderes sindicales. Lo que no se resalta es que los priístas son 52 y sólo 2 estuvieron en esas reuniones. Entonces ellos pueden estar más frescos, pero aún sí llegaron una hora y media tarde.

Esto (lo del video) es un momento de distracción. Yo casi nunca abro la computadora, poco contesto el teléfono, quiero estar acá, disfruto y vivo el momento y quiero estar concentrada.

Pero se dio una impresión de que no tenía interés cuando fui de las que más participaron.

-Usted habla de amarillismo, de sesgos. A que se refiere específicamente-

Cuando me  refiero al sesgo, es a lo sesgado de la Cámara (de Senadores). Los usó. Usó lo que ustedes hicieron.

Excélsior lo saca y copia. No lo retuitea. Copia como si ellos hubieran sacado lo mismo (de información), porque es idéntico lo que saca Excélsior. Y de ahí  López Doriga le da un minuto.

Estoy acostumbrada a eso, pero lo que estoy defendiendo es que esto es parte de una estrategia de vendettas políticas, no les gusta y vamos a molestar como para reducirte porque vienen temas muy fuertes. Yo he estado viendo temas de transparencia.

No te vayas a confundir, yo respeto el trabajo de Animal Político, me encanta mucho, son aguerridos y respetables. No me preocupa que ustedes lo hayan sacado, lo que me preocupa es el uso que le va dando la Cámara y ahí hay que aclarar que sí estuve jugando, pero nunca me paré de mi asiento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
ipad
laboral
reforma
sansores
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
Imagen BBC