Home
>
PRD busca darle vuelta a la hoja <br> tras la elección
PRD busca darle vuelta a la hoja <br> tras la elección
6 minutos de lectura
PRD busca darle vuelta a la hoja <br> tras la elección
17 de julio, 2012
Por: Brenda Herrera
@WikiRamos 
0
Foto de archivo del Consejo General del PRD.//FOTO: Cuartoscuro

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no hay un ambiente de derrota. Pese a que la desventaja  sobre el triunfador de la elección presidencial se amplió de 0.56% en 2006 a  6.6% en 2012, según los cómputos oficiales, en este partido hay resignación y poca autocrítica.

A diferencia del Partido Acción Nacional (PAN), en el Sol Azteca no hay reparto de culpas, nadie plantea que se debe “refundar” este instituto político ni mucho menos renovar sus órganos de dirección.

Algunos dirigentes perredistas sugieren que su abanderado presidencial, Andrés Manuel López Obrador, no dio para más en estos comicios, pero hasta ahí. En general, todos quieren darle la vuelta a la página a este episodio electoral y ocupar ya los espacios obtenidos en el Congreso de la Unión y en los estados de la República.

El acompañamiento al “Plan de Nacional por la Defensa de la Democracia y la Dignidad de México”, anunciado por López Obrador, es mero discurso. Lo que más desea la cúpula de este partido es que no se repitan las movilizaciones de hace seis años.

No hay razón para cambios, el triunfo es de todos

Tras el descalabro electoral en 2009, la bancada del PRD en la Cámara de Diputados aumentará casi un 40%, al pasar de 60 a 101 curules. Este partido mantendrá casi el mismo número de escaños en la Cámara de Senadores y llegarán al gobierno no sólo en el Distrito Federal, su principal bastión, sino en entidades como Morelos y Tabasco con candidatos que no eran precisamente los más cercanos al tabasqueño.

“El triunfo es de todos”, suelta Jesús Ortega, coordinador de la principal corriente del PRD, Nueva Izquierda (NI), ante voces como la senador del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Monreal, que afirman que gracias a López Obrador la izquierda ganó espacios en esta elección.

El presidente nacional de este instituto político, Jesús Zambrano, presume que la dirigencia entrega buenas cuentas y no hay motivo para pensar en cortar cabezas .

“Me pregunto si hay alguna razón para que no quede en la presidencia nacional del PRD. Yo creo que estamos entregando muy buenas cuentas como partido, como equipo nacional, como dirección y desde luego que tenemos que discutir y es el debate que tenemos que empezar abrir, el papel de la izquierda y del PRD en el país en la nueva coyuntura con esta fuerza tan importante, este impulso tan grande que logramos”, sostiene.

No es el único que opina de esa manera. El pasado jueves, la Comisión Política del PRD respaldó la permanencia de sus integrantes y del Secretariado Nacional, hasta marzo del 2014, cuando vence el periodo para el que fueron electos.

Sólo se alistan para sustituir, a finales de este mes, aquellos dirigentes que  son legisladores electos y que están obligados -según las normas internas del partido-, a dejar sus cargos en la dirección nacional. Entre ellos la secretaria general, Dolores Padierna, los secretarios de Organización, Ángel Cedillo, de Acción Política Electoral, Socorro Ceseñas y  casi media decena de integrantes de la Comisión Política Nacional.

De haber cambios “sustanciales”, estos serían a mediano plazo y obedecerían a un eventual pacto entre el jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y NI con miras al 2018, no por los resultados electorales, deslizan algunos dirigentes.

Advierten además que ambos grupos podrían quedarse con la presidencia y la secretaría general, como intentaron en marzo del 2011. De entrada, se espera que prominentes personajes de NI, como el senador Carlos Navarrete o el propio Zambrano, se integren al gabinete del próximo jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera. El presidente perredista dice que no dejará su encomienda.

¿Refundación… para qué?

Para Jesús Zambrano, el PRD “más que refundarse, debe redimensionarse” y actuar como lo requiere la situación en el país.

“Con independencia de lo que resulte el juicio en el Tribunal Electoral, somos una segunda fuerza y vamos a aprovechar este nuevo impulso que hemos tenido para el bien del país y ahí deberán formar parte Andrés Manuel, Marcelo, Cuauhtémoc Cárdenas y nuestras grandes personalidades”, señala.

En efecto, este partido no se detiene a esperar lo que decida López Obrador en su lucha post electoral. Sus dirigentes se ocupan ahora de los enroques en la Comisión Política y el Secretariado Nacional, de los ajustes al interior de las corrientes, de la agenda legislativa y hasta empiezan los escarceos por las coordinaciones parlamentarias.

Dolores Padierna, secretaria general, sostiene que aún cuando no han logrado la presidencia y es una agenda pendiente, su partido ha dado un salto cualitativo y cuantitativo importante, por ello, opina, debe concentrarse en la agenda que llevará al Congreso de la Unión y a los gobiernos estatales.

“Debemos ser una izquierda que deba sepa ser oposición, una oposición inteligente, con estrategia y sepa cuál es su papel histórico”, apunta.

Entre las pocas voces críticas, Hortensia Aragón, coordinadora de la corriente Foro Nuevo Sol (fundada por la exgobernadora Amalia García y cercana a Marcelo Ebrard),  sostiene que hace falta una discusión seria sobre el papel de la izquierda y los partidos en general.

“Que nos vaya bien no significa que estemos satisfechos…Otros seis años de lo mismo tiene que ver con la falta de posibilidades, de opción para nosotros y eso hay que revisarlo. La gente no nos aceptó con nuestro candidato (presidencial), en términos generales, porque nosotros tenemos que ganar con mucho. No porque yo acepte que haya condiciones equitativas para la contienda, no las hay, pero debimos haber rebasado con mucho”, afirma.

Luis Sánchez, senador electo y dirigente de la segunda corriente más importante de este instituto político: Alternativa Democrática Nacional (ADN), coincide también en que debe hacerse una revisión profunda de la situación del PRD “no puede seguir siendo lo que es hoy, pero esto se circunscribe en una crisis de partidos…tienen que cambiar y modificar sus formas de hacer política”.

Nadie quiere plantón

En el Sol Azteca nadie quiere plantón ni mucho menos una reedición del 2006, cuando no sólo desconocieron al gobierno federal sino cancelaron cualquier posibilidad de diálogo, por lo menos durante los primeros años de la actual administración.

“Todos conocimos los efectos del plantón, no fueron positivos para el PRD, para la causa de la izquierda en su conjunto, también de nuestros errores hemos aprendido. Hoy nadie está planteando algo así”, dice Luis Sánchez, al tiempo que reconoce que no fue una buena decisión haberse quedado al margen en las discusiones en el Congreso.

En tanto, Hortensia Aragón opina que no hay condiciones para repetir la estrategia poselectoral del 2006, “segundas partes no son iguales”, agrega.

Más de un dirigente cruza los dedos para que el plan de defensa de López Obrador quede en meras “asambleas informativas”. Ayer mismo el aspirante presidencial señaló que ese plan estará encaminado a “informar” sobre lo que ocurrió el 1 de julio con la compra de voto y las violaciones al artículo 41 de la Constitución.

AMLO, Morena y el DÍA

Dolores Padierna, afirma que López Obrador seguirá siendo un activo importante para el perredismo. Considera que es una mera especulación que vaya abandonar el partido y cree uno propio con su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Otros dirigentes, que prefieren no ser citados, afirman que “Morena evidenció su fracaso en la pasada elección” y suponen que el ex jefe de gobierno capitalino, buscará influir de nueva cuenta en las decisiones del PRD. En ese escenario, anticipan, el tabasqueño encontrará resistencia pues las corrientes menos afines y hasta antagónicas como Nueva Izquierda tienen mayoría en los órganos de dirección del partido y en el Congreso de la Unión.

Con más cargos y espacios en el gobierno, los perredistas están convencidos que los partidos de izquierda debe seguir juntos pero no revueltos.

Hoy, nadie invoca ni el partido frente, ni al partido único al que hizo alusión Manuel Camacho Solís, coordinador del Diálogo por la Reconstrucción de México (DIA), cuando signaron el convenio de coalición electoral entre PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC).

“Somos tres partidos diferentes, cada uno tiene que tener su logotipo, cada uno tiene su propia autonomía pero se habla de tener unidad en las tres izquierdas, es unidad programática, unidad de acción, unidad para los temas estratégicos”, deja en claro la aún secretaria general del PRD.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Cúpula
elecciones
prd
image