Home
>
Peña Nieto agradece <br> “segunda oportunidad”
Peña Nieto agradece <br> “segunda oportunidad”
8 minutos de lectura
Peña Nieto agradece <br> “segunda oportunidad”
02 de julio, 2012
Por: Omar Sánchez de Tagle (@Osdtagle) y Alejandro Sánchez
@WikiRamos 

Tras conocer los resultados preliminares del Instituto Federal Electoral que le dan una ventaja por cerca de ocho puntos sobre su más cercano contendiente, el candidato del PRI a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto aseguró que “los mexicanos le han dado al partido una segunda oportunidad, misma que se tiene que aprovechar”.

Reunido con militantes y simpatizantes en el auditorio Plutarco Elías Calles ubicado en la sede Nacional del PRI, Peña Nieto dijo que es momento de hacer un pacto de reconciliación nacional, que permita tener una mejor democracia, “la unidad de los mexicanos es indispensable, es hora de dejar de lado nuestras diferencias y por el contrario privilegiar las coincidencias”.

Fue así que el candidato de la Coalición Compromiso por México anunció su triunfó, basado dijo,  en la información oficial del IFE, pues para salir no solo espero el mensaje de Leonardo Valdés presidente de dicho instituto sino también del primer mandatario Felipe Calderón e incluso del candidato del PRD Andrés Manuel López Obrador.

“Asumo con emoción, con gran compromiso y plena responsabilidad, el mandato que los mexicanos me han otorgado este día”, dijo.

Durante su discurso Enrique Peña fue enfático en mencionar sobre la necesidad de mantener la unidad entre los mexicanos y llamó a los que no votaron por él a confiar en su mandato, “a quienes votaron por otras opciones les aseguro que gobernaré con todos y para todos. Tengan la certeza de que me esforzaré al máximo, para dar respuesta a sus legítimas demandas.

“Les invito con franqueza a que dejemos atrás las diferencias y tensiones propias de esta contienda electoral y de cualquier otra; más allá de los colores o siglas partidistas, más allá de preferencias personales, hay algo que nos une a todos, que nos hermana: nuestro amor por México”.

Fue así que durante su discurso no olvido señalar el papel de los jóvenes en la contienda electoral de quienes dijo comprende sur reclamos, “escucho a los estudiantes, pero también a los que no pudieron continuar su formación, a los que no encuentran un empleo, a los que trabajan muy duro para sacar adelante a sus familias”.

Por otra parte Peña anunció que estableció  comunicación con los candidatos a gobernador y a Jefe de Gobierno del Distrito Federal, que también han sido favorecidos por el voto ciudadano, “para expresarles mi interés de que colaboremos, como un solo equipo, trabajando todos por México”.

 

Acuerda transición con Calderón

Enrique Peña Nieto habló por teléfono con Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno electo en la ciudad de México, desde antes que Andrés Manuel López Obrador se negara a reconocer el triunfo del candidato presidencial de la coalición Unidos por México. “He establecido comunicación con los candidatos a gobernador y a Jefe de Gobierno del Distrito Federal, que también han sido favorecidos por el voto ciudadano, para expresarles mi interés de que colaboremos, como un solo equipo, trabajando todos por México”, dijo el priista.

El mexiquense había sido cauteloso antes de declararse ganador a pesar de que todas las encuestas le daban el triunfo en la contienda presidencial de este domingo. Dejó que Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri salieran a aceptar la derrota. Pero el que más le importaba era Andrés Manuel López Obrador, quien fue el tercero en aparecer y decir: “No todo está dicho”. Sin embargo, minutos después de López Obrador, apareció Peña Nieto y ventiló la conversación que había tenido con Mancera, el candidato de la izquierda mejor posicionado de todos los tiempos en el DF.

En ese lapso de seis horas, entre el cierre de casillas y su aparición pública, Peña Nieto además recibió la llamada del presidente Felipe Calderón con quien pactó la transición de gobierno. “Aprecio el gesto de su reciente llamada de felicitación, que ratifica su convicción y respeto por nuestra democracia”, dijo en tono conciliador. Todo esto lo contó un feliz ex gobernador del Estado de México en el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional del PRI, cuando ya nadie podía objetar su triunfo, pues el propio Calderón y Leonardo Valdéz, presidente nacional del IFE lo habían declarado presidente electo del país.

Por eso salió hasta antes de la media noche al auditorio, a donde lo acompañó buena parte de su familia: mamá, hermanos, esposa e hijos y donde no hubo cupo para cientos de personas. Hasta candidatos se quedaron fuera, en la explanada y estacionamiento donde el cantante Julio Preciado y su Banda Sinaloense del Pacífico habían tocado buena parte de la noche de este domingo.

La banda musical retomó los acordes en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI que hace 12 años fueron silenciados cuando Francisco Labastida Ochoa perdió ante Vicente Fox, candidato presidencial del PAN, quien puso fin a 71 años ininterrumpidos del PRI, y cuyo mariachi contratado para los festejos abandonó la sede con todo pagado y sin tocar una sola pieza.

“Hoy el licenciado Peña Nieto gana la Presidencia y con ello el Revolucionario Institucional vuelve a Los Pinos”. El encargado de decir la esperada frase en el partido no fue ningún priista, fue el cantante Julio Preciado mucho antes de que Peña Nieto diera su discurso y cuando las encuestas pululaban con algarabía dentro de las instalaciones.

****

Mientras transcurren las horas y las encuestas de salida que dan el triunfo a Peña Nieto siguen apareciendo en programas especiales de televisión, cuyas pantallas fueron repartidas en toda la sede del partido, viejos periodistas que en 2000 cubrieron el proceso electoral del PRI, recuerdan la tarde del 2 de julio en que los mariachis contratados para los “festejos” de Francisco Labastida comenzaron a salir en fila india por avenida Insurgentes sin haber sacado siquiera sus instrumentos.

“Antes de las dos de la tarde se supo que el candidato Labastida había perdido las elecciones. Primero se fueron los mariachis y a eso de las tres ni siquiera había vayas metálica, hasta las vayas metálicas habían recogido”, contó uno de los periodistas que ha cubierto los últimos cuatro procesos presidenciales desde la sede del Revolucionario Institucional.

El funeral, sin embargo, duró toda la tarde y noche  2 de julio de 200. A las 11 de la noche, Labastida Ochoa, con cara desencajada salió a reconocer su derrota con unmensaje claro y contudente: “las tendencias de la elección presidencial no son favorables a mi partido ni a mi candidatura. Tales resultados deben llevar al partido, a los cuadros y a sus dirigentes a la reflexión para darle nueva vida y vigor al partido. No debe permitir el partido que México retroceda”.

Aquella fatídica noche, se puso el himno nacional y fue quien entono las primeras estrofas. La primera en entonarlo fue María de los Ángeles Moreno. Y la siguieron otros priistas antes una explanada del PRI que lucía vacía. En cambio anoche, faltaba espacio, priistas afiliados desde hace 15 años, por ejemplo, no pudieron entrar.

En los festejos del PRI de anoche que marcan el regreso del PRI al poder tampoco estuvieron esos añejos cuadros como María de los Ángeles, Francisco Labastida, Arturo Montiel, Ulises Ruiz, José Murat, ni ex gobernadores del Estado de México u otros estados, a excepción de Jesús Murillo Karam, uno de los hombres cercanos a Enrique Peña Nieto.

“Somos una nueva generación, no hay regreso al pasado. Mi gobierno tendrá puesta su visión en el futuro, en el México de grandeza y esperanza que todos queremos y anhelamos. Vamos a construir la democracia de resultados que merecen los mexicanos, a partir de un gobierno eficaz, honesto, transparente y que rinda cuentas”, aseguró Peña Nieto antes y después de mencionar todos sus planes para encabezar el nuevo sexenio y con un  rostro que detonó los estragos de los meses de precampaña y campaña por la ojeras marcadas, las bolsas de los ojos inflamadas y mas canas en la sien.

Sin embargo, los gritos de: “¡Presidente, Presidente, Presidente¡”, al aparecer parecen inyectarle energía y fuerzas antes de que él mismo declare el fin del proceso electoral.

****

Lo que este domingo vivió el PRI tampoco tiene comparación con lo sucedido hace seis años, cuando ni siquiera -dice un distinguido priista- en casa de Roberto Madrazo, candidato presidencial, pensaban que pudiera ganar a Felipe Calderón o López Obrador. La escasa fé depositada en este tabasqueño del tricolor no se equivocó, Madrazo se fue, y con él todo su partido en el Congreso, al tercer lugar.

El de este domingo se asemeja al de los viejos años de bonanza en el Revolucionario Institucional. Contingentes de petroleros y ferrocarrileros se acercan a la sede nacional con tambores. También hay matracas, silbatos y espantasuegras.

Las calles aledañas han tenidos que ser tomas y cercadas por la seguridad del propio partido, policías de la SSP debajo de la lluvia sólo observan la logística asumida por este partido.

Todos los petroleros y ferrocarriles avanzan en fila india, desde la calle hacía la zona de estacionamientos, donde ensayaran sus porra y vivas durante unas dos horas, antes de que por primera vez la avanzada de Peña Nieto se asome públicamente después de que el IFE cerró las casillas.

Los que salen a escena son Pedro Joaquín Coldwell, Miguel Osorio Chong, Eduardo Sánchez y Beatriz Paredes, presidente nacional del partido, secretario de operación, vocero del PRI y candidata al gobierno del DF. “Es para desmentir a Jesús Zambrano”, acusó Pedro Joaquín luego de que el presidente nacional del PRD ha dado a conocer supuestas cifras que le favorecen a Andrés Manuel. Y cede la palabra a Paredes, quien acepta su derrota.

La priista ya no volverá a aparecer en toda la noche. “Soy una demócrata. Cuando se compite o se gana o se pierde. Y las tendencias en el DF no me son favorables”. dijo cabizbaja. Pero un colaborador cercano, comentará después que ella fue la que trazó o una operación especial a partir de tomar la dirigencia nacional del PRI en las circunstancias en que la dejó Madrazo y que al acabar su periodo había recuperado fuerza y poder al ganar gubernaturas estatales y posicionar nuevos cuadros como Peña Nieto y Aristóteles Sandoval en Jalisco, quien ayer recuperó la entidad  después de 18 años de gobiernos del PAN.

****

Aunque desde antes de los 10 años Peña Nieto dejó de vivir en Atlacomulco, antes de los 35 de edad matriculó su credencial del IFE allí para candidatearse como diputado local. Ayer regresó a votar y ya no volvió sólo, como hace tres años, esta vez apareció del brazo de su nueva esposa Ángelica Rivera, quien después de votar en la ciudad de México toda su vida cambió su residencia a Atlacomulco.

Después de votar, Antonieta Mendoza Nieto, prima del candidato dijo que este domingo se sabría si  se cumpliría o no  el adagio de Francisca Castro Montiel, vidente del pueblo, que en 1940 reunió a un grupo de políticos del municipio y les reveló: “Seis gobernadores saldrán de este pueblo. Y de este grupo compacto uno llegará a la Presidencia de la República”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Nieto
Oportunidad
peña
Segunda
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image