Home
>
8 preguntas no contestadas en el caso Irán-Zetas, según <i>The Guardian</i>
8 preguntas no contestadas en el caso Irán-Zetas, según <i>The Guardian</i>
5 minutos de lectura
8 preguntas no contestadas en el caso Irán-Zetas, según <i>The Guardian</i>
14 de octubre, 2011
Por: Omar Granados (@ogranados1)
@WikiRamos 
0
Ayatola Ali Jamenei. Foto: The Guardian/AFP.

Este jueves, el editor sobre diplomacia del diario británico The Guardian, Julian Borger, publicó una serie de preguntas que en su opinión quedan por resolver después del caso Irán-Zetas.

Se ha repetido en muchas instancias  sobre narcotráfico mexicano que es improbable que Los Zetas hayan entrado en esta conspiración, pero por otro lado, este especialista en el Medio Oriente,  diplomacia y seguridad, cuestiona la posibilidad de que las fuerzas armadas iraníes hayan iniciado un ataque contra el embajador de Arabia Saudita en EU.

Para quien también fuera corresponsal en el Medio Oriente para The Guardian, la versión de Estados Unidos sobre la conspiración descubierta contra el embajador de Arabia Saudita en aquel país tiene tintes hollywoodenses y no encaja con los métodos conocidos de las Guardias Revolucionarias de Irán. Sin embargo, los cien mil dólares que se habrían enviado para pagar el atentado tenían la intención de asegurarse que el asesinato se llevara al cabo. Washington está tomando el caso de forma muy seria, lo suficiente para crear acusaciones sin precedentes contra Irán y amenazar con un aislamiento mayor contra el país árabe. Sin embargo, esta trama tiene demasiados puntos débiles…

Después de haber presentado las dudas sobre la parte mexicana, Animal Político te presenta los cabos sueltos en la parte iraní de esta trama.

Guardias revolucionarios iranís. Foto: AP.

1.- Parece muy improbable que el líder supremo de Irán, el Ayatola Ali Jamenei, aprobara tan descarada conspiración, con consecuencias tan impredecibles, pues, en efecto, el suceso significaría ir a la guerra contra los tres enemigos más grandes que tienen. Los conceptos del régimen de 23 años de Jamenei han sido precaución y estabilidad, ha intentado, no siempre con éxito, calibrar el programa nuclear para evitar la unión del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán. El país bajo su mano ha trabajado muy duro para evitar los impactos de las sanciones en su contra. En general, las cosas han ido bien para Teherán en su relación con EU y Arabia Saudita, mientras a estos países les ha ido mal con la Primavera Árabe y el reconocimiento de Palestina. Así que ¿por qué Jamenei y el régimen iraní arriesgarían todo lo anterior por una conspiración tan bizarra?

2.- El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, tiene poca influencia sobre los Quds (los guardias de las fuerzas armadas iraníes) y está actualmente ocupado en lo que sucede en Teherán por su ofensiva de carisma al liberar a dos excursionistas estadounidenses arrestados por espionaje después de dos años en la cárcel. Además, el presidente iraní hizo una nueva propuesta para un nuevo acuerdo sobre uranio el mes pasado. Por lo tanto, Ahmadinejad está en un tenso enfrentamiento con Jamenei  y en el pasado ha apoyado acuerdos con el occidente. Por lo tanto, la pregunta es  ¿arriesgaría Ahmadinejad su posición precaria para apoyar una conspiración y tendría el poder de orquestar tal aventura sin el conocimiento o el apoyo del supremo líder de Irán?

3.- El cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria del régimen persa, las fuerzas Quds, han ido muy lejos para asegurarse  que sus huellas no sean encontradas en ataques en el exterior. Casi siempre opera a través de lugartenientes o aliados conocidos como Hezbolá y las milicias chiitas iraquíes a las que la Guardia Revolucionaria de Irán han entrenado en muchos casos. A pesar de los años de investigaciones, hay una sospecha sin pruebas aún de la implicación de Irán en el atentado con bomba en la embajada de EU en Beirut en 1983 y en el ataque de 1966 a las torres Khobar en Arabia Saudita. Finalmente, en este último intento de ataque, los Quds habrían estado buscando a Los Zetas y con un vendedor de autos iraní-americano como intermediario. La duda que surge es ¿por qué los Quds ahora lanzan su profesionalismo y sus precauciones a la basura?

4.- La evidencia clave por la que la supuesta conspiración era real son los cien mil dólares transferidos por un giro. Este traspaso vino de una cuenta de banco extranjera, la cual no podría estar en un banco iraní debido a las leyes actuales de prohibición del gobierno estadounidense, por lo que el dinero debe venir de un tercer país, pero ¿cuál?  y ¿cómo pueden las autoridades de EU estar seguros que estas cuentas de banco extranjeras estaban bajo el control de la Guardia Revolucionaria iraní?

5.- El intermediario en la operación, el vendedor de autos, Arbabsiar, alardeó que su primo, quien se dice que instigó la conspiración, “trabajaba para el gobierno de Irán, pero desde el extranjero.” Uno de los abogados de Arbabsiar, Golam Shakuri, era supuestamente un coronel de las fuerzas de élite (Quds) trabajando para su primo. La pregunta en este caso, sería ¿quién es este primo y qué tan seguro está EU de que se trata de un miembro de alto nivel de la élite de la Guardia Revolucionaria?

6.- El primo de Arbabsiar y otro miembro de alto nivel del grupo de élite Quds, le dijeron al hoy detenido que la cabeza de este grupo, Qassem Suleimani, aprobó la conspiración y que eventualmente se reuniría a Arbabsiar, pero ¿hay alguna prueba que este funcionario esté implicado?

7.- Podría la supuesta conspiración ser el trabajo de una célula extremista dentro de las Quds? En tal caso, la unidad está mucho más fragmentada de lo que se pensaba previamente y podríamos ver próximamente a altos mandos de la Guardia Revolucionaria salir de sus puestos. Hay un precedente de tales fracturas: En 1999, el viceministro de inteligencia, Saeed Emami, fue arrestaso y acusado por llevar a cabo una serie de asesinatos de intelectuales sin autoridad o permiso oficial. También fue acusado por tratar de traficar misiles a Bruselas para atacar a la OTAN. ¿Podría ser otro caso de una célula fragmentada en las guardias revolucionarias?

8.- ¿Podría la supuesta conspiración ser una provocación  de una agencia de inteligencia de un tercer país que buscaría iniciar un conflicto entre Irán y sus enemigos? En tal caso, Arbabsiar está concientemente ha mentido en sus interrogatorios o está siendo usado por su primo y sus aliados, quienes trabajan para el supuesto tercer país en discordia. Si este fuera el caso, ¿cómo identificó correctamente Arbabsiar a los oficiales de alto nivel de los Quds, cuya identidad no es ampliamente conocida?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
complot
conspiracion
Irán
Zetas
image