Home
>
¿Quién falló al suspender el subsidio a seguridad?
¿Quién falló al suspender el subsidio a seguridad?
6 minutos de lectura
¿Quién falló al suspender el subsidio a seguridad?
10 de octubre, 2011
Por: Marco Cancino y Mariana Tapia
@WikiRamos 

Las policías municipales enfrentan, además, escasez de recursos, preparación deficiente y, en muchos casos, condiciones laborales poco deseables; como consecuencia, la eficiencia del trabajo de las policías se reduce y la desconfianza de la población aumenta.

El Gobierno Federal, a partir de la creación del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) en marzo del 2007, ha implementado políticas para mejorar la situación de las instituciones de seguridad municipales; entre ellas, cooperación interinstitucional, homologación de reportes, capacitación y subsidios directos. Sin embargo, aumentar las partidas presupuestarias no es suficiente si no se acompaña de un eficaz monitoreo al uso de los recursos (desempeño) y una evaluación de  los resultados alcanzados (impacto), es decir, se debe vigilar la aplicación correcta y estratégica de los mismos.

El caso del Subsidio para la Seguridad Pública de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (SUBSEMUN) refleja la carencia de mecanismos institucionales eficientes para dar cumplimiento a los objetivos de gobierno en materia de seguridad, más allá de sus elementos puramente administrativos.

 

Su Origen

La reforma al artículo 21 constitucional reconoce la responsabilidad compartida entre los distintos órdenes de gobierno de diseñar e instrumentar políticas públicas eficientes y eficaces, en materia de seguridad pública. Sin embargo, la realidad parece anteponerse a las disposiciones constitucionales, ya que no sólo las carencias presupuestarias de los gobiernos municipales, sino la  debilidad institucional existente en muchos de ellos, impide que cumplan dicho mandato.

De entre las debilidades estructurales de las policías municipales destacan: la falta de preparación técnica, legal y operativa de sus elementos; la desigual distribución de las policías municipales en el país (sólo 12 entidades cuentan con policía municipal en todos sus municipios); la escasez de recursos para financiar la operación de sus policías; los bajos salarios (su salario promedio es de 6,200 pesos mensuales); alta rotación y deficientes registros de su personal.

Por lo tanto, la necesidad de crear un instrumento que permitiera mitigar las principales debilidades de las policías municipales y modernizarlas en términos de equipo y capacidades del personal, dio origen al SUBSEMUN.

El subsidio se otorgó por primera vez en 2008 e inició con 150 municipios y delegaciones beneficiarias, distribuyendo un total de 3.88 miles de millones de pesos. Ya en el  2011 el número total de municipios beneficiados por el subsidio representan 220 (Gráficas 1 y 2), que en conjunto reciben un total de 4.05 miles de millones de pesos y según los criterios del propio subsidio, los montos que reciben los municipios oscilan entre los 10 y 95 millones de pesos al año.

Haz click para ampliar
Haz click para ampliar

 

Haz click para ampliar
Haz click para ampliar

 

Como mencionamos antes, los recursos del SUBSEMUN tienen por objeto la profesionalización de los funcionarios y el equipamiento de las instituciones policiacas; en términos específicos, deben utilizarse en:

 

  • Servicio profesional de carrera.
  • Evaluación de  control de confianza.
  • Evaluación de destrezas, conocimientos y desempeño.
  • Capacitación.
  • Además, un porcentaje específico de los recursos deben destinarse  a la homologación salarial de los cuerpos policiales y al menos 10 por ciento en acciones de prevención del delito.

 

La suspensión de la segunda ministración de los recursos del SUBSEMUN a 162 municipios (monto equivalente al 30 por ciento del total anual asignado), en agosto del 2011, provocó una reacción en cascada de las autoridades locales, entre ellos, las de Ciudad Juárez, Chihuahua; Monterrey, Nuevo León, Boca del Río, Veracruz y Reynosa, Tamaulipas), quienes atribuían dicha suspensión a razones partidistas  (en algunos casos) o a la falta de sensibilidad política, en otros, dado que los niveles de inseguridad que vive el país, principalmente en los municipios beneficiados por el subsidio, es justificación suficiente para recibirlos sin ninguna condición adicional.

 

Afirmar que el Gobierno Federal retiró el subsidio por razones políticas carece de precisión; al menos en términos partidistas. Al analizar la relación entre municipios y partido político que lo gobierna (Gráfica 3) podemos observar que la distribución de los municipios por partido político es uniforme y todas las entidades federativas, a excepción de Querétaro, tuvieron uno o más municipios que vieron cancelado su subsidio.

Haz click para ampliar
Haz click para ampliar

A decir del Secretariado Ejecutivo del SNSP (SESNSP), la razón por la que se suspendió la entrega del subsidio fue el incumplimiento por parte de los municipios de uno o más de los siguientes puntos contemplados en las reglas de operación del SUBSEMUN, publicadas el 28 de enero de 2011:

  • Solicitud de envío de recursos
  • Comprobante que acredite el depósito de recursos para coparticipación
  • Acreditación de que al menos 30 por ciento de los recursos federales convenidos han sido comprometidos y/o devengados
  • Tener al corriente los informes de avances físicos y financieros de los proyectos en el sistema de Registro de Información y Seguimiento del Subsidio SUBSEMUN (RISS)
  • Además, los municipios que reciben los recursos por primera vez deben ponerse al corriente con la homologación salarial de sus funcionarios.

 

Al 12 de septiembre, poco más de un mes después del escándalo mediático, el SESNSP, reportaba que de los 220 municipios beneficiarios, 217 se encontraban ya al corriente con la documentación necesaria para recibir sus recursos, en tanto que 2 más solicitaron prórroga y uno declinó el subsidio.

 

La celeridad con que reaccionaron los municipios y con la que el SESNSP publicó la regularización de los mismos, nos obliga a preguntarnos si el incumplimiento fue una omisión accidental (difícil de creer por el número de municipios involucrados) o si se optó por regularizar a todos aquellos municipios con algún nivel de avance, llámese documentación básica, presentación de proyectos o algún avance físico (poco o nada significativo, pero que fuera suficiente como justificación).

La pregunta no es menor si consideramos los objetivos de  los recursos y el hecho de que 140 de los municipios suspendidos incumplieron con los siguientes compromisos (el resto, sólo incumplió con alguno de ellos):

 

  • Esquema de Jerarquización Terciaria
  • Homologación Salarial
  • Implementación del Servicio Profesional de Carrera Policial

 

Debido a que en las reglas de operación del SUBSEMUN, no se contemplan mecanismos de evaluación de resultados, sino solamente los documentos administrativos mencionados previamente, es difícil suponer que políticas como la capacitación policial sean implementadas en la totalidad de los municipios. Desafortunadamente, también es difícil suponer que el SESNSP pueda evaluar la calidad del ejercicio de dichos recursos y, que de hacerlo, pueda retirar el subsidio y evitar que la discusión gire en torno a la manera en que se gasta y no a los montos ejercidos en seguridad pública.

Las policías municipales son un elemento sumamente importante en la cadena de prevención y sanción de los delitos: al ser la policía más cercana a la población y la más familiarizada con la dinámica local, puede tener información sobre delitos o tentativas de los mismos antes de que exista una denuncia formal; del mismo modo, su proximidad con la población puede ser un facilitador de información para la policía ministerial en la etapa de investigación de delitos.

Los policías municipales tienen la función de disuadir los delitos más comunes como el robo de autopartes, los asaltos en las calles, en el transporte público, violencia intrafamiliar, violencia de género y hasta la prevención de riesgos, sin embargo, su debilidad institucional y la contradicción de la estrategia federal de impulsar la desaparición de las policías municipales para dar paso a las policías únicas locales por un lado, y financiar al mismo tiempo el fortalecimiento institucional de las policías municipales parece reducir la probabilidad de éxito del SUBSEMUN y la eficacia del gasto público.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Gasto
policía
seguridad
Subsemun
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image