Home
>
Breves de una Boda Real
Breves de una Boda Real
3 minutos de lectura
Breves de una Boda Real
29 de abril, 2011
Por: Alberto Tavira Álvarez (@BetoTavira)
@WikiRamos 

Sí, sabemos que quizá la vorágine de información en torno a la #BodaReal ya te cansó, y que en algunos lados la cobertura ha pasado de interesante a excesiva. Por eso en Animal Político quisimos darte un recuento pequeño de lo que no hay que perderse.

> El rojo le gustó para casarse. El príncipe Guillermo, nieto de la Reina Isabel II de Inglaterra, llegó hoy por la mañana a su boda con Catherine Middleton enfundado con el uniforme de coronel de la Guardia Irlandesa del Ejército británico, que consiste en guerrera roja con bordados dorados, pantalón negro y banda azul. También portaba la insignia de la estrella de ocho puntas de la Orden de San Patricio. Cuando tuvo a su futura esposa frente a él le dijo: “Estás tan guapa ¡Bellísima!”.

>  Por su parte, Catherine, mejor conocida como Kate, deslumbró a los mil 900 invitados que fueron testigos del enlace en la Abadía de Westminster, pues reveló el secreto mejor guardado de la boda: el vestido de novia, el cual consistió en un diseño de Sarah Burton para la casa Alexander McQueen y en el que destacaron los encajes en los brazos y el cuello en “V”.  La tiara ‘halo’ Cartier fue cortesía de la Reina.

>  Alrededor de 2 millones de personas en todo el mundo pudieron observar en vivo, a través de la televisión, internet y redes sociales, cuando los novios dijeron el “Sí, Acepto”, frente al Arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, jefe espiritual de la Iglesia anglicana quien, en breve pero emotiva ceremonia, los declaró marido y mujer. Sólo él le puso argolla de matrimonio a ella.

>  La melodía con la que la futura esposa del príncipe Guillermo desfiló por la alfombra roja del brazo de su padre, Michael Middleton, fue “I Was Glad”, de Charles Parry.

>  El príncipe Enrique o Harry, como se le quiera llamar al hermano menor de Guillermo, fue el padrino de la boda y con quien el novio llegó a la ceremonia religiosa a bordo de un Bentley.

>  Carlos Windsor, príncipe de Gales y papá del novio, llegó acompañado de su segunda esposa, Camila Parker Bowles, duquesa de Cornualles quien, dicho sea de paso, fue la amante de Carlos mientras estaba casado con Diana Spencer (q.e.p.d.).

>  La Reina Isabel II, la invitada más importante de la boda, llegó vestida por completo de amarillo, hizo su arribo con su consorte, el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo y para dar paso a su ingreso a la Abadía se tocó la Marcha de Los pájaros de Charles Hubert Hastings Parry.

>  A partir de ahora Guillermo y Catalina ostentan el título de Duques de Cambridge, cargo que como regalo de bodas les otorgó la Reina Isabel.

>  Luego de la ceremonia los recién casados salieron de la Abadía, de la mano y súper sonrientes, y abordaron un carruaje descubierto que los llevó rumbo al Palacio de Buckingham donde en estos momentos se está llevando a cabo la recepción.

>  Con dos besotes, en público, Guillermo y Catalina marcaron el inicio de este cuento de hadas que apenas se comienza a escribir.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
boda
real
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image