Home
>
La impugnación del PRI en <br>Guerrero:<i>Patadas de ahogado</i>
La impugnación del PRI en <br>Guerrero:<i>Patadas de ahogado</i>
4 minutos de lectura
La impugnación del PRI en <br>Guerrero:<i>Patadas de ahogado</i>
06 de febrero, 2011
Por: Dulce Ramos
@WikiRamos 

Manuel Añorve quiere impugnar la elección en la que fue derrotado el domingo pasado. ¿Tendrá en cuenta que en la última década sólo dos elecciones estatales han sido invalidadas por los tribunales? Sólo su equipo lo sabe. Lo cierto es que senadores del PRI, partido ancla de la coalición ‘Tiempos mejores para Guerrero’, dejaron ver su intención desde el día de la derrota.

Con ocho días de plazo, tanto el PRI como el Partido Verde Ecologista de México y el Partido Nueva Alianza –compañeros en la coalición— tendrían que presentar su inconformidad a más tardar este lunes; de lo contrario, la derrota sería irreversible.
De entrada, los números no le favorecen al Alcalde con licencia de Acapulco. Son 158 mil 182 votos los que lo separan del ganador, Ángel Aguirre.
La noche de los comicios, cuando los resultados preliminares marcaron la desventaja de los priistas, Añorve pidió a  los partidos que fueran ellos los encargados de analizar las pruebas para una eventual impugnación. Junto a él, los senadores Fernando Castro Trenti y Carlos Jiménez Maciel, respaldaron al candidato.
Añorve y el tricolor señalaron que la coalición ‘Guerrero nos une’ (PRD, PT y Convergencia), incurrió en actos dolosos” y desató una “guerra sucia” antes y durante la contienda. Para buena parte de la opinión pública, una impugnación sería el equivalente a dar ‘patadas de ahogado’ ante la abrumadora diferencia de votos, pero los expertos en materia electoral, prefieren la cautela.
Las opciones del PRI
El primer paso para hacer proyecciones sobre el futuro de esta elección, será conocer el recurso que presenten los compañeros de Añorve y, para ello, el tiempo apremia. Rodrigo Morales, exconsejero del Instituto Federal Electoral, considera que dada la ventaja con la que Aguirre resultó ganador, recurrir a invalidar casillas y a nuevos conteos será inútil para ‘Tiempos mejores para Guerrero’.
“En todas las elecciones, mientras más distancia haya entre el primero y el segundo lugar se vuelve más complicado que se revierta el resultado por la vía jurisdiccional”, dice.
Otra de las opciones de Añorve sería acreditar frente al Tribunal estatal irregularidades graves en el 20% de las casillas, pero Morales lo considera sumamente complicado. “Yo no recuerdo un caso de una elección que se haya anulado bajo ese supuesto”, aclara.
Si bien el robo de urnas o la violencia en las casillas no estuvieron presentes el domingo pasado, no se puede decir lo mismo de otras irregularidades. Luis Escobar, experto en políticas y administración pública del Tecnológico de Monterrey, señala que el uso de recursos públicos y el caso omiso a los topes de campaña estuvieron presentes en ambas coaliciones. Así que si el PRI recurre a esos argumentos, más le valdría poner sus ‘barbas a remojar’.
“Todos lo sabemos. Hubo un dispendio de recursos públicos de ambos lados, de gobiernos estatales del PRI y de gobiernos de izquierda, concretamente del Distrito Federal y, al parecer, Michoacán”, apunta Escobar.
El largo camino de la anulación
Conseguir la anulación de una elección no ha sido fácil en la historia reciente. La última fue la de 2003 en Colima.
En aquel estado, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló los comicios por uso de recursos públicos por parte del entonces Gobernador priista Fernando Moreno Peña, para ‘empujar’ la candidatura de Gustavo Vázquez Montes. Sin embargo, con todo y elecciones extraordinarias, el PRI saló vencedor.
Lo mismo ocurrió en Tabasco en 2000. Roberto Madrazo Pintado, entonces jefe del ejecutivo local, fue señalado por actuar en favor de su ‘gallo’, el priista Manuel Andrade. El PRD, que en ese entonces contendió con César Raúl Ojeda, recurrió a las instancias judiciales para denunciar compra de votos, disparidad en los tiempos otorgados en los medios de comunicación y otras triquiñuelas. Dos días antes de que Andrade tomara posesión, el TEPJF anuló la elección, aunque, igual que en Colima, el PRI se alzó con la victoria a pesar de la elección extraordinaria.
Hasta el momento, el PRI ha sido cuidadoso en que el dato de sus asesores en la impugnación no se conozca, así que es difícil saber qué contendrán los alegatos a presentarse a más tardar mañana.
Los expertos creen que impugnar, no sólo sería una pérdida de tiempo para el PRI. Escobar, por ejemplo, cree en la posibilidad de que mañana, los priistas abandonarán sus intenciones y optarán por reconocer la derrota.
Para ellos, lo más grave de la elección en Guerrero no son ni las ‘patadas de ahogado’ de Añorve ni que, Aguirre, un priista ‘disfrazado’ de opositor hayan ganado la elección. Lo más grave son las evidentes irregularidades que anticiparían la tónica de lo que, vaticinan, ocurrirá en los comicios de este año. Concretamente, en el Estado de México. O peor aun. En la elección presidencial de 2012.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image