Home
>
El <i>transformismo</i> del PRD
El <i>transformismo</i> del PRD
3 minutos de lectura
El <i>transformismo</i> del PRD
08 de febrero, 2011
Por: Dulce Ramos.
@WikiRamos 
0

En Rusia hay una palabra para denominar a los políticos que saltan de un partido a otro; les llaman “balalaikines”. En México, según la ciencia política, se les llama “transformistas” y son síntoma, explican expertos, de las democracias jóvenes.

Desde el inicio del sexenio, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha recurrido a  figuras “con arrastre”, pero con una formación política hecha en otras filas. Un caso de transformismo.

Juan Sabines Guerrero, gobernador de Chiapas; Narciso Agúndez, en Baja California Sur; incluso el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard tienen en su haber militancia en otro partido.

Desde que inició el sexenio de Felipe Calderón, los perredistas que ostentan poderes locales se han formado en el PRI, a excepción de Leonel Godoy: Si bien el gobernador de Michoacán pasó por el tricolor, su historia como perredista se remonta a los orígenes del partido. En 1988 dejó el PRI para sumarse al Frente Democrático Nacional, ‘padre’ del PRD.

¿Qué ocurre en los partidos políticos? ¿Por qué el maridaje ideología-candidato ya no parece ser un requisito para entrar en una contienda?

“El transformismo consiste en que los partidos y las personas adoptan posiciones absolutamente pragmáticas, guiados por un criterio utilitarista de maximizar los beneficios y minimizar las pérdidas”, explica para Animal Político José Fernández Santillán, doctor en historia de las ideas políticas y profesor en el Tecnológico de Monterrey.

“El fenómeno – agrega-  es síntoma de enfermedad en las democracias jóvenes y ocurre cuando partidos y políticos atienden al pragmatismo, a la inmediatez y al oportunismo.”

A esos propósitos, por ejemplo, parece haber obedecido el rápido salto de Ángel Aguirre —virtual gobernador electo de Guerrero— a las filas de la izquierda: Entre 1996 y 1999, el político fue gobernador del estado bajo el cobijo del PRI, pero cuando el año pasado no encontró la puerta abierta para postularse rompió con el partido. La renuncia ocurrió en agosto de 2010, cinco meses antes de la elección.

Más rápido fue el salto de Juan Sabines Guerrero: El 25 de abril de 2006, poco menos de cuatro meses antes de elección a gobernador en Chiapas, cambió la ‘camiseta’ tricolor por la amarilla del ‘Sol Azteca’.

Partidos oportunistas, políticos oportunistas

El transformismo parece ser la tónica electoral de estos los últimos años: “Para que haya políticos oportunistas, debe haber partidos iguales”, dice Fernández Santillán.

Los que han cambiado de ‘camiseta’ con  antelación a Ángel Aguirre para sumarse al PRD, fueron Marcelo Ebrard, quien en 1997 dejó el PRI, para sumarse las filas del Partido Centro Democrático (PCD), fundado por Manuel Camacho Solis y de ahí, a su actual militancia.

Le sigue Gabino Cué, que se deslindó de los priistas en 2010 para unirse  a Convergencia. Aunque cabe decir que para el catedrático, la historia del oaxaqueño es distinta, pues se ha enfrentado a la represión priista y a una larga militancia en la oposición, de acuerdo con sus datos biográficos.

Más transformista ha sido Narciso Agúndez, gobernador de Baja California Sur. En su  carrera política ha tenido credenciales del PRI, del PAN, del PT y del PRD.

Sobre los daños

A primera vista, parece que los partidos son los que pagan las consecuencias del ‘reciclaje’, pero el daño es más profundo: “Las consecuencias las paga la ciudadanía y sobre todo una democracia endeble. Manipulada desde centros de poder muy conscientes de sus intereses”, expresa Fernández Santillán.

Los políticos en México, reconoce el experto, están dejando de lado la autocontención, es decir, que “se han olvidado de comportamientos éticos y con el único fin de ganar, optan por la rapiña política”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image