Home
>
Los cabilderos ya no serán “invisibles”
Los cabilderos ya no serán “invisibles”
2 minutos de lectura
Los cabilderos ya no serán “invisibles”
03 de enero, 2011
Por: Redacción Animal Político
@WikiRamos 
Sesión en la Cámara de Diputados. FOTO: Cuartoscuro

Por primera vez en la historia legislativa de México, a los cabilderos -que son quienes gestionan las leyes en la Cámara de Diputados y que, sin embargo, son invisibles en el Congreso- se les fijarán reglas para su control y, por tanto, deberán inscribirse en un registro público.

El 15 de diciembre de 2010 se aprobó el registro público de los cabilderos por disposición del Reglamento de la Cámara de Diputados y entró en vigor el 1 de enero para el periodo de sesiones que inicia en febrero. Los cabilderos de empresas y de organizaciones civiles deberán registrar a sus representantes, su domicilio, así como la relación de comisiones legislativas o áreas de interés en las que desarrollen sus gestiones.

Los cabilderos deberán dejar registro documental de sus actividades en el Palacio Legislativo y tendrán prohibido dar dinero o beneficios en especie a cambio de incidir en un proyecto de ley o reformas a la legislación. No obstante, la autoridad de la Cámara de Diputados puede rechazar la solicitud.

Historia del cabildeo

En 1997, el PRI perdió la mayoría en la Cámara de Diputados y las fuerzas de la oposición decidieron sobre el curso de las leyes en San Lázaro. Ahí fue donde el cabildeo cobró interés en el Congreso.

Por tanto, los legisladores dejaron de responder a los dictados del Ejecutivo y las empresas privadas, cuyos directivos antes iban a Los Pinos y a las oficinas de los secretarios del gabinete federal. Los directivos tuvieron que valerse de las técnicas del “lobbying”, como se le llama en el congreso de Estados Unidos, para proteger sus intereses en la preparación de una ley.

En el cierre de 2010,  las tareas de cabildeo o “lobbying” fueron realizadas por personal de despachos profesionales, contratados por las empresas, tuvieron acreditación para acceder a un palco ex profeso en el salón de sesiones, desde el cual contactaron con los legisladores. Los cabilderos también actuaron en el trabajo en comisiones, donde fueron escuchados en la fase de estudio de temas legislativos.

Con información de El Universal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image