Home
>
Las cartas fuertes del PAN <br>a la dirigencia nacional<br>
Las cartas fuertes del PAN <br>a la dirigencia nacional<br>
6 minutos de lectura
Las cartas fuertes del PAN <br>a la dirigencia nacional<br>
03 de diciembre, 2010
Por: Claudia Ramos
@WikiRamos 

Cuartoscuro. Pablo Luna.

El Partido Acción Nacional (PAN) llega “un poco pasmado” a la elección de su nuevo dirigente. Tiene el tiempo encima para posicionar a su candidato a la presidencia de la República, se quedó sin aliado en el Congreso para rescatar lo que queda del gobierno de Felipe Calderón y por si algo hiciera falta, hasta los calderonistas han dejado de jugársela juntos.

El breve respiro que dieron los triunfos electorales en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, obtenidos en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), no le alcanza para balancear un saldo a favor. Los propios candidatos a la dirigencia nacional que contenderán este sábado 4 de diciembre tienen el diagnóstico claro: La militancia está deprimida por los errores en el ejercicio del gobierno, el nulo avance en las reformas prometidas y la mala imagen de México por la violencia resultante de la guerra contra el narcotráfico. La ciudadanía se mantiene lejos mientras más se acercan las posiciones conservadoras a los mandos y actuaciones del partido. Y las divisiones y conflictos arrecian en la lucha por los espacios de poder.

Tarde y a la carrera

De los cinco aspirantes a dirigir el Comité Ejecutivo Nacional, sólo el diputado federal y exsubsecretario de Gobernación, Roberto Gil Zuarth, ha expresado de manera pública la urgencia de convocar ya al proceso interno para elegir candidato a la presidencia de la República.

De los nombres que se mencionan para este cargo, entre ellos la diputada Josefina Vázquez Mota, el senador Santiago Creel, los secretarios de Hacienda, Ernesto Cordero, del Trabajo, Javier Lozano, y de Educación, Alonso Lujambio, y los gobernadores de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, y de Jalisco, Emilio González, sólo Creel ha resaltado la urgencia para que el nuevo CEN remonte este retraso ante la ventaja que ya llevan el PRI y el PRD.

La prisa se centra en el conocimiento que el electorado a nivel nacional ya tiene del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, como candidato del PRI a la presidencia de la República. Por el lado del PRD, Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de hacer campaña desde julio del 2006, por lo que está muy presente entre los votantes. Incluso la precampaña del jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, está en marcha, sin que en el PAN se vea aún una figura clara que les pueda dar batalla a sus opositores.

Y ante la indefinición, el expresidente Vicente Fox ya dijo públicamente que ve con buenos ojos a Peña Nieto, mientras que Calderón no descartó la posibilidad de que su partido postule a un “distinguido integrante de la sociedad civil”.

Ni con quién contar

Por lo que respecta a las promesas de campaña que el presidente Calderón hizo como candidato del PAN, todo parece indicar que seguirán congeladas como iniciativas en el Congreso, ante el alejamiento del PRI como su único aliado.

El rompimiento que inició tras las alianzas electorales entre el PAN y el PRD, durante el proceso electoral del 4 de julio pasado, se reforzó en los últimos días luego de que Calderón calificó de “tragedia” la posibilidad de que el PRI regrese a Los Pinos y urgió a los legisladores a aprobar cuanto antes las iniciativas que ha enviado sobre seguridad pública, régimen político y desarrollo económico.

“Un buen día díganme sí o no”, exigió el presidente durante el acto para evaluar sus cuatro años de gobierno, realizado en el Centro Banamex. Y la respuesta del PRI no se hizo esperar: parece que va a ser no. Dirigentes priistas como Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones pidieron al presidente mantener su “papel neutral” y dejar de hacer “activismo electoral”.

Tan bien que se llevaban

Para redondear el conflicto del PAN como partido en el poder, el grupo compacto que acompañó al presidente desde la precampaña se fracturó ante el proceso interno para  elegir a la nueva dirigencia que deberá garantizar la permanencia del blanquiazul en Los Pinos o  controlar los daños de su regreso a la oposición.

De última hora, cuando todo parecía que el apoyo calderonista lo tenía el excoordinador de los senadores, Gustavo Madero, hizo su aparición el exsubsecretario de Gobernación, Roberto Gil, apoyado por un grupo muy cercano de colaboradores del presidente, entre ellos el exdirigente nacional, Germán Martínez; la ex jefa de la Oficina de la Presidencia, Patricia Flores; el consejero nacional Jorge Manzanera, y la coordinadora de los diputados, Josefina Vázquez Mota.

Su registro fue avalado por Rodolfo Elizondo, ex subsecretario de Turismo; Jordi Herrera, subsecretario de Energía; Julen Rementería, coordinador de Planeación y Centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; los diputados Gloria Luna, Kenia López y Carlos Alberto Pérez, y los alcaldes Ricardo Sheffield y Fernando Larrazabal.

Con Madero se quedaron los secretarios Salvador Vega, de la Función Pública; Francisco Blake, de Gobernación; Juan Molinar, de Comunicaciones y Transportes, y Abelardo Escobar, de la Reforma Agraria; el dirigente nacional del PAN, César Nava, y su vocero, Max Cortázar, y el coordinador de los senadores, José González Morfín.

Al senador le firmaron su registro Luis H. Álvarez, exdirigente nacional; los gobernadores Guillermo Padrés, de Sonora, y Guadalupe Osuna, de Baja California; Rogelio Carbajal, subsecretario de la Función Pública; Maki Esther Ortiz, subsecretaria de Innovación y Salud de la Secretaría de Salud (SSA); Antonio Morales, Procurador del Consumidor, los diputados Mariana Gómez del Campo y Jesús Ramírez, y el senador César Angulo.

Para los calderonistas que apoyan a Madero, empresario de Chihuahua con 11 años de panista, el principal problema de Gil es su reciente militancia, apenas de dos años, además de su juventud. “Lleva poco tiempo y ya se quiere comer el mundo”, confió un miembro de este grupo. “Tiene 32 años ¿dónde está su trabajo? Ya le tocará, si en serio quiere hacer carrera en el partido”.

De acuerdo con información que ha trascendido de integrantes del Consejo Nacional del PAN, habría un presunto acuerdo para que en una segunda vuelta de votación, Cecilia Romero decline su candidatura a favor de Madero y con ello garantice los votos necesarios para que obtenga el triunfo.

Romero, ex comisionada del Instituto Nacional de Migración y 29 años de militancia, es apoyada por los gobernadores de Jalisco, Emilio González; de Morelos, Marco Adame, y de Guanajuato, Juan Manuel Oliva. Su registro fue firmado por la esposa de Luis H. Álvarez, Blanca Magrassi; por el ex gobernador de Querétaro, Ignacio Loyola; el subsecretario de Control de la Función Pública, Rafael Morgan Ríos, y el director de la Conagua, José Luis Luege, entre otros.

En cuarto y quinto lugar, según las cuentas de los equipos de campaña de los candidatos punteros, se encuentran, respectivamente, Francisco Ramírez Acuña y Blanca Judith Díaz Delgado.

Ramírez Acuña, exgobernador de Jalisco, exsecretario de Gobernación y famoso por haber destapado la candidatura de Calderón a la Presidencia, tiene 16 años de militancia y cuenta con el apoyo de los senadores Beatriz Zavala y Santiago Creel; los diputados federales Marcela Torres, Justino Arriaga, Mirna Camacho y Julio Castellanos, y el ex diputado Juan José Rodríguez Prats, entre otros.

Díaz Delgado, senadora por Nuevo León y con 14 años de militancia, es apoyada por los senadores Héctor Pérez, Andrés Galván, Alejandro González Alcocer y María Serrano; las diputadas María Elena Pérez y Laura Estrada; Rosario Castro, coordinadora del Instituto del Federalismo de la Secretaría de Gobernación, y Cecilia Laviada, excoordinadora de delegaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), entre otros.

El nuevo dirigente será elegido este sábado por 388 integrantes del Consejo Nacional del PAN, quienes escucharán las presentaciones de cada candidato para proceder a una primera ronda de votación. Gana quien obtenga dos terceras partes de los votos posibles hasta en cuatro rondas de votación. El domingo se integra el nuevo Comité Ejecutivo Nacional. Ambos procesos se realizan a puerta cerrada, de acuerdo a los estatutos panistas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image